EFECTO CHINO GOLPEA EN COLOMBIA

EFECTO CHINO GOLPEA EN COLOMBIA

La chatarra, desde hace unos seis meses para acá, dejó de serlo en el sentido estricto de la palabra. Ahora es una de las materias primas más apetecidas por la industria metalúrgica colombiana que recicla de estos desechos aluminio, hierro, acero y cobre. Un kilo de residuos de este último material, por ejemplo, que costaba a finales del año pasado 2.500 pesos, hoy vale 5.500. (VER TABLA: ALGUNAS EMPRESAS AFECTADAS POR EL DESABASTECIMIENTO DE CHATARRA)

10 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

La chatarra, desde hace unos seis meses para acá, dejó de serlo en el sentido estricto de la palabra. Ahora es una de las materias primas más apetecidas por la industria metalúrgica colombiana que recicla de estos desechos aluminio, hierro, acero y cobre. Un kilo de residuos de este último material, por ejemplo, que costaba a finales del año pasado 2.500 pesos, hoy vale 5.500.

(VER TABLA: ALGUNAS EMPRESAS AFECTADAS POR EL DESABASTECIMIENTO DE CHATARRA).

La principal razón del incremento es que el cobre está escaso, pues llegaron al país comercializadores internacionales que están exportando toda la chatarra que encuentran a China, donde el mismo kilo lo compran a 8.000 pesos o más. Igual sucede con los desechos de aluminio, estaño y plomo que han alcanzado incrementos del 150 por ciento en el mercado nacional, según cifras de la Andi y Acopi.

De ahí que las exportaciones de chatarra a la China se hayan disparado en los últimos tres años. En el 2000, Colombia le vendió 8.000 toneladas de desechos de cobre, mientras que en el 2003 esta cifra ascendió a 11.657 toneladas, que valen 16,6 millones de dólares. El año pasado también se le exportaron 13 602.000 toneladas de desecho de aluminio (15 millones de dólares) y 738.00 toneladas de desecho de plomo (322.000 dólares).

Crece demanda.

China se convirtió en el principal importador de materias primas debido al proceso de expansión que está experimentando su economía, que crece a un ritmo promedio de 8,2 por ciento anual. El país asiático está llevando a cabo megaproyectos como hidroeléctricas, siderúrgicas, puertos, ciudadelas industriales, aeropuertos, vías y puentes.

Sin embargo, esta exportación indiscriminada está dejando sin materia prima a pequeñas y medianas empresas metalúrgicas y de fundición del país que fabrican el 80 por ciento de las partes y repuestos para la gran industria como accesorios eléctricos, chumaceras, bujes, carros, bombas, calderas, motores y maquinaria agrícola, tubería de acero y láminas.

Un sondeo de la Cámara de Fedemetales de la Andi entre 20 empresas del Valle que se surten de chatarra metálica (que representa el 70 por ciento de la materia prima de sus productos), estableció que ante el desabastecimiento están trabajando con el 60 por ciento de su capacidad instalada y sus costos de producción se incrementaron en un 40 por ciento en el último año (ver gráfico). Sus nóminas también se redujeron en 20 por ciento.

El mismo estudio concluye que si no se regula la exportación de chatarra, como ya hicieron otros países como Venezuela y Brasil, centenares de empresas van a desaparecer y con ellas sus puestos de trabajo.

Otra consecuencia de la escasez es lo que han denominado la criminalización del negocio , pues se están robando las redes de aluminio de las conexiones primarias de energía para ofrecerlas en el mercado de la fundición.

Suben los fletes.

Debido a la demanda de acero por parte de China, que pasó de importar 80 millones de toneladas en 1995 a 220 millones el año pasado, el precio internacional de este mineral se disparó en un 90 por ciento.

Esto ha ocasionado, por un lado, que las siderúrgicas que producen hierro y acero en el país ajusten sus precios hasta en un 40 por ciento, como lo reconoció un ejecutivo de Acerías Paz del Río, compañía que reportó utilidades en el 2003 por 40.000 millones de pesos, en buena parte por este motivo. Y, por el otro, que se encarezcan los costos de la construcción que utiliza acero nacional e importado y hierro.

Camilo Silva, de Camacol (gremio que agrupa a los constructores), sostuvo que el impacto ha sido grande, sobre todo en la vivienda de interés social donde el costo se incrementó en un punto porcentual.

Pero un constructor que pidió mantener en reserva su nombre, sostuvo que el cuento chino está siendo utilizado como pretexto por las siderúrgicas para clavar a los constructores que ya tenían prevendidos sus proyectos. Están especulando y por eso son (las siderúrgicas) las que mayores utilidades obtuvieron en el primer trimestre de este año , dijo. Explicó que por este motivo los proyectos de la firma se encarecieron en 400 millones de pesos este año.

Un servicio que también se ha encarecido por el efecto chino es el transporte marítimo, por la gran demanda de buques para llevar materias primas al país asiático. Edgar Tangarife, gerente de Logística de General Motors, confirmó que el costo de los fletes desde Brasil a Colombia, por ejemplo, subió 60 por ciento, mientras que desde el lejano oriente, como Japón y Corea, se incrementaron 25 por ciento, porque allá hay más oferta de transbordadores.

Además del incremento en el flete se redujeron las frecuencias. De Brasil salía un buque semanal hacia Colombia y ahora sale uno cada diez días, lo que impacta en el costo del inventario. Con alguna frecuencia ocurre que sobrevenden el buque y de 80 contenedores reservados solo nos embarcan 60 dijo. Para Tangarife el incremento de los fletes y de las materias primas de las empresas que fabrican partes para carros en Colombia terminarán impactando, tarde o temprano, el precio de los mismos.

En otro sector donde se prevén incrementos es en el papel. Según Rodrigo Salazar, presidente de la Federación de Cooperativas de Impresores y de Papeleros de Colombia, por los crecientes pedidos de China el precio de algunas categorías ha crecido entre 6 y 8 por ciento. Por eso no descarta incrementos en papeles tanto nacionales como importados en esmaltados y bond.

Los analistas coinciden en que el fenómeno se prolongará por varios años más, pues se prevé que en una década China tendrá en el mundo el mismo peso económico de Estados Unidos, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), presentado este fin de semana en Bogotá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.