GOOGLE DESAFÍA A WALL STREET

GOOGLE DESAFÍA A WALL STREET

Los pequeños genios que crearon Google quieren mantener un férreo control sobre el futuro del motor de búsqueda en Internet más afamado del mundo y advirtieron a Wall Street que no se someterán a la dictadura del desempeño a corto plazo.

03 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Los pequeños genios que crearon Google quieren mantener un férreo control sobre el futuro del motor de búsqueda en Internet más afamado del mundo y advirtieron a Wall Street que no se someterán a la dictadura del desempeño a corto plazo.

La joven empresa californiana, que anunció su intención de embolsar más de 2.700 millones de dólares al ofrecer sus acciones al público, quiere pese a ello poder conservar su capacidad de innovación y de toma de riesgo, aunque eso pueda disgustar a los inversionistas.

Como lo decidieron Coca-Cola y MacDonald s hace un año, los directivos de Google rechazaron dar a los analistas las previsiones de cifras de resultados trimestrales y anuales.

Tener "un equipo de dirección distraído por una serie de objetivos a corto plazo sería tan inútil como hacer subir a la balanza cada media hora a alguien que está a dieta", afirma Larry Page, de 31 años, que creó Google en 1998 junto a un compañero de la universidad, Sergey Brin, de 30 años.

El tono de su carta a los futuros accionistas es incisivo, casi pretencioso.

"Google no es una empresa convencional y no tiene la intención de convertirse en eso", afirma en el preámbulo. El millonario Warren Buffett también está citado dirigiéndose a sus propios accionistas: "no endulzaremos los resultados" para que respondan a las expectativas.

En cuanto a la publicidad en medio de la dura competencia entre los grandes de Internet (Yahoo!, Microsoft, AOL), "haremos mejoras que pueden afectar las ganancias tanto en un sentido como en el otro", advirtió.

"Comenzamos esas mejoras inmediatamente, incluso si una postergación en el tiempo podría conducir a resultados financieros más dulces ", dice el texto.

Los jóvenes genios de la universidad de Stanford parecen no querer alinearse con las costumbres de las altas finanzas de Nueva York, y sobre todo no quieren arriesgarse a sufrir tropiezos como los de Bernie Ebbers (ex presidente de WorldCom) o Dennis Kozlowski (Tyco), cuyos fraudes saltaron a las primeras páginas de los periódicos y generaron resonados escándalos en 2001-2002.

La "presión externa", que conlleva según ellos las previsiones de resultados, "a veces ha empujado a las empresas a manipular sus resultados financieros para hacer un trimestre ", afirman Page y Brin.

***.

Modelo empresarial.

Algunos analistas son escépticos y critican sobre todo los límites impuestos al poder de decisión de los accionistas.

Niki Scevak, del centro de estudio Jupiter Research, recuerda que Google decidió separar sus acciones en dos categorías y proponer al público aquéllas con menor derecho a voto.

Los directivos de Google y las firmas de capital de riesgo que apoyaron a la empresa financieramente desde 1999 tendrán "una minoría de acciones pero la mayoría del poder de voto" para todas las decisiones, sobre todo la nominación de administradores, declaró Scevak.

"Esto no es un buen ejemplo en términos de administración de una empresa", advirtió.

"Este tipo de estructura accionaria nació en las viejas empresas de medios de comunicación" conducidas por las familias que querían conservar el control de la empresa, dijo un analista citando los ejemplos del New York Times o del conglomerado News Corp., del magnate australiano-estadounidense Rupert Murdoch.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.