EL APORTE A LOS FONDOS DE PENSIONES Y EL PATRIMONIO

EL APORTE A LOS FONDOS DE PENSIONES Y EL PATRIMONIO

El patrimonio bruto está constituido por el total de los bienes y derechos apreciables en dinero poseídos por el contribuyente.

03 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El patrimonio bruto está constituido por el total de los bienes y derechos apreciables en dinero poseídos por el contribuyente.

Los saldos a 31 de diciembre en un fondo de pensiones y en el fondo de cesantías de una persona natural asalariada obligada a declarar, se consideran patrimonio?.

RESPUESTA:.

El patrimonio bruto está constituido por el total de los bienes y derechos apreciables en dinero poseídos por el contribuyente en el último día del año o período gravable, entendiéndose por derechos apreciables en dinero aquellos susceptibles de ser utilizados en cualquier forma para la obtención de una renta.

Para responder a su pregunta, en lo referente a las pensiones, debemos observar si son aportes voluntarios u obligatorios.

Si son aportes voluntarios, los mismos forman parte del patrimonio del contribuyente, toda vez que su titular puede disponer de ellos en cualquier momento y usarlos en cualquier forma para obtener una renta.

Tratándose de aportes obligatorios, los mismos no son considerados patrimonio, ya que estas sumas no son un derecho del que se pueda disponer libremente, pues depende de que el trabajador cumpla los requisitos de edad y tiempo de cotización para que pueda acceder a la prestación periódica, cuando estos aportes se efectúen al sistema de prima media con prestación definida, o cuando el capital acumulado en su cuenta de ahorro individual le permita obtener la pensión mensual superior al 110 por ciento del salario mínimo, para el caso del régimen de ahorro individual con solidaridad.

Tratándose de cesantías, estas no hacen parte del patrimonio del beneficiario, pues si bien este auxilio es percibido en razón a un vínculo laboral, el trabajador no podrá disponer de aquellas en cualquier momento, sino en caso de terminación del contrato de trabajo o cuando se solicite el pago parcial en los casos autorizados por ley, como son para adquisición, mejora o liberación de bienes destinados a vivienda y para financiar los estudios en entidades de educación superior.

PREGUNTA:.

Una sociedad nacional le paga a una sociedad extranjera sin domicilio en Colombia una comisión por impulsar las ventas en el exterior de los bienes producidos en Colombia. Debe la sociedad nacional practicarle a la sociedad extranjera una retención en la fuente a título de impuesto a la renta y de remesas?.

RESPUESTA:.

De acuerdo con el artículo 12 del Estatuto Tributario, las sociedades extranjeras son gravadas únicamente sobre sus rentas de fuente nacional.

De conformidad con el artículo 24 del Estatuto Tributario, se consideran ingresos de fuente nacional, entre otros, los provenientes de la prestación de servicios dentro del territorio colombiano, de manera permanente o transitoria.

Precisa la misma norma que los ingresos de fuente nacional incluyen, entre otros, las rentas de trabajo tales como comisiones, cuando el trabajo o la actividad se desarrollen dentro del país.

La comisión es una especie de mandato por el cual se encomienda a una persona que se dedica profesionalmente a ello, la ejecución de uno o varios negocios en nombre propio, pero por cuenta ajena, según las voces del Concepto Unificado 1 de 1982 de la Dirección de Impuestos Nacionales.

De lo anterior se colige, que las rentas correspondientes a comisiones realizadas por una compañía extranjera por fuera del territorio colombiano no corresponden a ingresos de fuente nacional y, por tanto, no están gravadas con impuesto a la renta en Colombia.

En cuanto al impuesto de remesas, este se causa por la transferencia al exterior de rentas obtenidas en Colombia, cualquiera que sea el beneficiario de la renta o el beneficiario de la transferencia, según lo previsto en el artículo 319 del Estatuto Tributario.

La sociedad extranjera no obtuvo rentas en Colombia, por cuanto las actividades derivadas de la comisión se realizaron por fuera del territorio nacional.

Por consiguiente, la compañía extranjera, beneficiaria del pago por comisión, no está sujeta al impuesto complementario de remesas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.