BANCA EXTRANJERA, MÁS CAUTA PARA PRESTAR

BANCA EXTRANJERA, MÁS CAUTA PARA PRESTAR

Los bancos extranjeros actúan con más cautela en la evaluación y gestión del riesgo pero no difieren significativamente de los nacionales en la eficiencia de sus operaciones en América Latina. VER TABLA Banca extranjera.

03 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Los bancos extranjeros actúan con más cautela en la evaluación y gestión del riesgo pero no difieren significativamente de los nacionales en la eficiencia de sus operaciones en América Latina.

VER TABLA Banca extranjera.

Así lo revela un estudio llamado Comportamiento paradójico de la banca extranjera en América Latina, publicado en la Revista de la Cepal (Comisión Económica para América Latina).

El estudio realizado por Graciela Moguillansky, Rogerio Studart y Sebastián Vergara, recuerda que desde la década de los 90 la presencia de la banca extranjera en América Latina creció notablemente.

La estabilidad macroeconómica y las reformas, en particular la liberalización del mercado de capitales y la liberalización financiera, crearon condiciones atractivas para los bancos que buscaban economías de escala y crecimiento en todo el mundo.

Al mismo tiempo, los gobiernos esperaban que su llegada proporcionara una solución a la necesidad de aumentar el capital que participaba en el sistema y representara una garantía frente al riesgo sistémico, señala la publicación.

La competencia generada por la llegada de la banca internacional activó los esfuerzos de los bancos nacionales por reducir costos y aumentar la rentabilidad, para mantenerse en el mercado.

No obstante, continúa la publicación, con pocas excepciones - entre las que se cuenta Chile- , la reducción de costos generada por el progreso tecnológico no supuso servicios financieros más baratos para las empresas o los particulares.

Lo que es peor, según el estudio, tampoco mejoró el acceso de las empresas al crédito.

En materia de utilidades, hasta 2001, cuando estalló la crisis argentina, los bancos extranjeros crecieron hasta ganar cuotasá importantes de los sistemas bancarios nacionales que iban desde el 34 por ciento en Colombia al 90 por ciento en México.

Su rentabilidad fue creciendo y extendieron su participación al mercado de capitales, sobre todo a la gestión de los fondos de pensiones.

Los costos tenían diversos orígenes, como la inestabilidad de la región y su vulnerabilidad ante las conmociones externas y las crisis monetarias. En algunos casos, como en Brasil, los bancos extranjeros subestimaron la competencia nacional, dice el estudio.

Según los autores, los bancos extranjeros "no han tenido una repercusión importante: son más cautos que los nacionales en el otorgamiento de créditos y su respuesta a las crisis es claramente pro cíclica, todo lo cual intensifica los efectos de la restricción monetaria".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.