CASAS EN ALERTA ROJA

CASAS EN ALERTA ROJA

Para las 206 familias que habitan en el conjunto residencial Parque del Sol II, ubicado en la carrera cuarta con calle 13, en el oriente de Soacha, el sueño de vivir en casa propia se ha convertido con los años en una pesadilla: hoy sus viviendas se están cayendo a pedacitos.

08 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Para las 206 familias que habitan en el conjunto residencial Parque del Sol II, ubicado en la carrera cuarta con calle 13, en el oriente de Soacha, el sueño de vivir en casa propia se ha convertido con los años en una pesadilla: hoy sus viviendas se están cayendo a pedacitos.

Seis de las casas ya fueron evacuadas por sus dueños porque están a punto de derrumbarse, mientras que las restantes presentan grietas en techos, paredes, pisos e irónicamente en los muros antisísmicos que fueron instalados por la constructora encargada de las obras, denominada Sudema. Algunas fisuras alcanzan hasta los 10 centímetros, mientras que otras ya han derrumbado paredes completas. Nadie se preocupa por resanarlas, porque más tardan en arreglarlas que estas en volver a aparecer.

El temor por un temblor de tierra o por un aguacero no deja dormir tranquilos a sus dueños, quienes son conscientes de que están viviendo en casas con la estabilidad de un castillo de naipes.

Conceptos de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), de la Oficina de Prevención y Atención de Desastres de Cundinamarca y de una firma independiente llamada Alfonso Uribe y Cia., demuestra que la preocupación de sus habitantes y los problemas del barrio no son infundados.

Expertos de la corporación reconocieron que la zona es de alto riesgo y presenta problemas latentes de estabilidadponen en riesgo la vida de la comunidady de los 300 niños que la habitan, algunos de los cuales permanecen la mayor parte del día en una guardería del lugar.

El estudio de suelos de Alfonso Uribe y Cia comprobó además que las casas, de 52 metros cuadrados y dos plantas, están construidas sobre recebo, que a su vez están apoyados sobre rellenos arcillosos que no son compactos. Las vigas de cimentación proporcionan muy poca rigidez que no controlan los movimientos de las casas y no están capacitados para soportarlas.

De acuerdo con la versión de algunos de los habitantes, el lote donde fue construida la urbanización Parque del Sol II fue un antiguo basurero. Esto lo han comprobado porque cada vez que van a sembrar una planta, y hacen excavaciones de menos de un metro, encuentran pantalones viejos, botellas, lastas, papeles y otros desperdicios.

Pero adicionalmente a la posibilidad de un derrumbe de las viviendas, se suman otros inconvenientes comprobados por el Juzgado Segundo Civil del Circuito de Soacha y la Dirección de Apoyo a la Justicia de la misma localidad, como el frecuente taponamiento del alcantarillado de la zona. Por eso, en varias ocasiones las aguas negras han inundado las casas, que resisten además filtraciones de aguas lluvias, humedad en los techos del primer piso ocasionada por las aguas del baño del segundo piso.

Así mismo, en los alrededores de las casas y las áreas comunes, existen hundimientos en las vías de acceso, en los andenes y taponamientos en los desagues.

Cada casa de Parque del Sol II costó 24 millones de pesos. La cuota inicial era de 7 millones, que cada uno de los damnificados obtuvo después de sacar los ahorros de toda la vida o solicitando subsidios a cajas de compensación. Los restantes 17 millones les fueron financiados por Davivienda a 15 años. Algunas casas han pasado a manos de esta corporación en vista de que sus dueños han dejado de pagar desmotivados por su pésimo estado. Incluso, una vez desocupadas y a pesar de que no son aptas para ser habitadas, Davivienda las ha puesto en venta nuevamente, como lo pudo comprobar el semanario en una visita efectuada en el sector.

Esmeralda Ossa junto a otras líderes y amas de casa del sector, apoyadas por la Procuraduría seccional, están exigiendo una reubicación a través de una acción popular que ya fue admitida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.nos vamos a rendir, porque aún soñamos que nuestros hijos puedan crecer en una casa que no esté rota dijo Ossa.

Estafados.

A las dificultades que presentan las casas de la urbanización Parque del Sol II se suman la estafa de la que fueron víctimas sus propietarios.

Ninguna de las atracciones prometidas por la constructora y por Davivienda, entre las que figuraban zonas verdes, una media torta para la presentación de actos culturales y una biblioteca dotada, han sido construidas.

A todo lo anterior se suma que los damnificados tampoco le han podido reclamar a la firma constructora denominada Sudema, que pasó a llamarse Devinco, la cual fue disuelta hace cinco años según consta en un certificado de Cámara y Comercio. Adicionalmente, los integrantes de la junta directiva, identificados como Carlos Eduardo Garavito, Carlos Ernesto Guevara y Angel Miguel Rueda, no han respondido a pesar de haber sido requeridos judicialmente.

Por su parte, Davivienda, según explicó la entidad a través de un comunicado, no se hace responsable de los daños y seguirá reclamando el dinero de la financiación que efectuó a cada uno de los habitantes del conjunto. Por su parte, la recolección de la cartera está cargo de la oficina ubicada en la Avenida primero de Mayo con calle 37, en Bogotá.

Esmeralda Ossa, habitante de la urbanización, explicó que a pesar de lo anterior, ellas podrían dejar de pagar las cuotas ante el deterioro de las viviendas, hecho que no ha sido confirmado por la entidad bancaria.

XLa licencia de construcción del proyecto Parque del Sol II fue entregada por la oficina de planeación del municipio en julio de 1996, la cual justificó el hecho explicando que los planos y es estudio de suelos presentado por la constructora eran adecuados. Por el momento, agregaron sus voceros, se limitarán a esperar la decisión del Tribunal Administrativo, porque si existieron irregularidades, estas no fueron cometidas en la actual administración.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.