OBSTÁCULOS PARA EL LIBRE COMERCIO

OBSTÁCULOS PARA EL LIBRE COMERCIO

Una de las grandes contradicciones del actual proceso de globalización es la existencia y el incremento de restricciones a la movilidad de personas a través de las fronteras nacionales. Salvo en el caso de procesos de verdadera integración económica, como el de la Unión Europea, todas las negociaciones del llamado libre comercio se limitan a promover el libre flujo de capitales y a buscar el acceso sin limitaciones de los bienes y servicios importados a los mercados nacionales, y no cuestionan ni tratan de modificar los numerosos obstáculos que imponen algunos países a la movilidad de personas.

03 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Una de las grandes contradicciones del actual proceso de globalización es la existencia y el incremento de restricciones a la movilidad de personas a través de las fronteras nacionales. Salvo en el caso de procesos de verdadera integración económica, como el de la Unión Europea, todas las negociaciones del llamado "libre comercio" se limitan a promover el libre flujo de capitales y a buscar el acceso sin limitaciones de los bienes y servicios importados a los mercados nacionales, y no cuestionan ni tratan de modificar los numerosos obstáculos que imponen algunos países a la movilidad de personas.

Para los colombianos este es un tema particularmente sensible, pues por cuenta de la mala imagen que tenemos estamos sujetos a una especie de segregación internacional, siendo contados los países donde podemos ingresar sin visa. Más aún, los trámites y requisitos para obtener las visas de algunos países cada vez son más complejos y costosos, llegando a extremos absurdos como la exigencia de pruebas genéticas de paternidad para conceder el visado a un niño.

En medio de esta parafernalia de exigencias hay dos de reciente imposición, una por los Estados Unidos y otra por Ecuador, que queremos mencionar con la esperanza que el Gobierno tome cartas en el asunto y logre su pronta eliminación.

En el caso de los Estados Unidos es conocido, que como reacción a los atentados terroristas del 11 de septiembre, este país impuso una serie de condiciones para otorgar permisos de entrada a los ciudadanos de muchos otros países. No queremos discutir aquí la eficacia de este conjunto de formalidades, que no evitan la entrada ilegal de miles de inmigrantes, sino señalar una particularmente perjudicial para los solicitantes y que no contribuye en nada a los propósitos del gobierno norteamericano.

Se trata de la retención del pasaporte del interesado en la visa durante los 30 días hábiles que se demora el consulado en tramitar la visa. Durante este período el ciudadano colombiano queda totalmente imposibilitado para salir del país, con todos los perjuicios que esta limitación le genera, en particular si se trata de empresarios y comerciantes que deben viajar con frecuencia en razón de sus negocios. Con la tecnología actual carece de explicación lógica que el consulado norteamericano requiera tanto tiempo para decidir sobre una visa, especialmente se si trata de una renovación, pero si aún así desean tomarse tantos días, por lo menos deben devolverle el pasaporte al solicitante durante ese período.

Ecuador, por su parte, ratificó recientemente su decisión de exigir el "pasado judicial" a todos los colombianos que deseen ingresar a su territorio. Se trata de un requisito exorbitante e injustificado que va a reducir notoriamente el flujo de colombianos hacía el vecino del sur, por las enormes dificultades prácticas de obtener dicho documento. Requisito además inútil porque quienes podrían ser detenidos por tener antecedentes judiciales continuarán ingresando a Ecuador de manera ilegal o con documentos falsos.

Ojalá el Gobierno nacional trate de negociar el levantamiento de estas barreras artificiales con el mismo empeño y celeridad que muestra para negociar los tratados de Libre Comercio, o por lo menos incluya los temas de movilidad de personas dentro de esas negociaciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.