UN DIARIO DE SUPERVIVENCIA

UN DIARIO DE SUPERVIVENCIA

Crecer no es fácil y Santiago González, el adolescente que protagoniza Manual de Pelea, de Andrés Burgos, y publicada por Editorial Norma, lo sabe bien desde sus primeros pasos en un colegio católico.

11 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Crecer no es fácil y Santiago González, el adolescente que protagoniza Manual de Pelea, de Andrés Burgos, y publicada por Editorial Norma, lo sabe bien desde sus primeros pasos en un colegio católico.

Ahora que está en octavo y llegan las niñas, las ganas de crecer, pero siguen las de jugar; de ser hombre, pero también niño, la cosa se complica.

Y se pone peor cuando hay que mantener un status decente en medio del curso, porque tal vez no se pueda o no se quiera ser el duro de la clase, pero que ni por equivocación un compañero llegue a pensar que se es el más estúpido.

En esas se pasa Santiago, esquivando las peleas a puño limpio que puedan hacerlo descender en el Ranking de popularidad entre sus condiscípulos y buscando aprender a ser muchacho. Con el agravante de vivir en Medellín permeada por el narcotráfico.

Burgos, comunicador social de Medellín (vive en Atlanta, Estados Unidos), más amigo de los guiones y el cine, la televisión que del periodismo, tomó sus recuerdos y los combinó con ficción para conformar su historia.

Un punto a su favor: la novela, a diferencia de otras que cuenta la Medellín de los 80 desde los barrios bajos y la masacre, le da voz a los jóvenes de clase media.

Para qué escribir a los 30 años?.

Por gusto. Aquí nadie lee. Lo que pasa es que esto es lo que sé hacer. Yo cuento el cuento. Vivir de esto no sé si se va a poder. Eso sería un golazo, pero no sé si me alcance.

Es la primera novela luego de varios cuentos Cómo ve eso de ser escritor ?.

Ser escritor de provincia es muy difícl por la falta de difusión. Si no está en Bogotá es muy difícil existir como escritor joven. Uno ve que otros que viven allá sí existen pero uno no. Pero uno es terco y sale con el libro bajo el brazo, porque si otros han podido por qué uno no?.

Por qué una historia de adolescencia?.

Era la que quería contar. Yo conozco el tema, sé de eso. Los 80 se han visto siempre desde la pornomiseria, desde los narcos o desde lo muy popular, pero pocos han contado cómo fue crecer en la clase media con un vecino mafioso a media cuadra.

Cambió mucho la vida?.

Es que con la llegada del narcotráfico, de pronto se nos acabaron las peleas a puños porque las cosas podían ir más allá de que te dieran en la jeta . También fue una oportunidad de hablar de los colegios católicos que no fueron ajenos a todo eso.

Y ahora que sigue?.

Seguir escribiendo y mantener el nivel. Es algo difícil, pero espero seguir publicando.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.