LA SUPERBANCARIA DEBE RECIBIR LAS QUEJAS FINANCIERAS

LA SUPERBANCARIA DEBE RECIBIR LAS QUEJAS FINANCIERAS

La Superintendencia Bancaria está obligada a recibir las reclamaciones y quejas que los clientes tengan sobre las entidades financieras y no exigir como requisito previo que el usuario haya acudido ante el defensor del cliente de la respectiva institución.

10 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

La Superintendencia Bancaria está obligada a recibir las reclamaciones y quejas que los clientes tengan sobre las entidades financieras y no exigir como requisito previo que el usuario haya acudido ante el defensor del cliente de la respectiva institución.

Un fallo de la Corte Constitucional sobre la figura del Defensor del Clientes eliminó un trámite que se había establecido para acudir ante esta instancia de vigilancia y control.

La Ley 795 de 2003 había señalado que los clientes deberían acudir primero al defensor del cliente de cada institución financiera antes de pasar su reclamación a la Superbancaria.

El fallo de la Corte eliminó lo que se conoce como requisito de procedibilidad que se había establecido.

Quien demandó la norma consideró que se inventaron una etapa que no tenía que crearse para acudir ante la Superbancaria y con ello se limitó el derecho de petición que establece la Constitución.

La Superintendencia Bancaria mediante circular externa advirtió que aunque el requisito de procedibilidad quedó sin efecto desde el 19 de enero, cuando se notificó el fallo, las quejas que ya habían sido formuladas ante los defensores deben seguir su trámite.

"En ese orden de ideas, las defensorías del cliente financiero de cada una de las entidades sujetas a vigilancia y control de esta Superintendencia, deben continuar adelantando el trámite de aquellas quejas sobre las cuales avocaron conocimiento con anterioridad al 20 de enero del presente año, así como de las que se les radiquen o presenten con posterioridad, en los términos que para el efecto prevé la Ley".

En todo caso, la Superbancaria no podrá rechazar las quejas que individualmente le lleguen de los clientes, aduciendo que primero debe acudirse al respectivo defensor.

***.

No son jueces.

Es importante aclarar que el defensor del cliente no es juez, ni árbitro. Es un veedor del manejo de las quejas.

Las decisiones que éste tome no obligan a la institución. Son de obligatorio cumplimiento para la entidad sólo si así lo disponen sus reglamentos internos.

Los clientes podrán acudir al defensor del cliente de cada entidad cuando crea que la institución no le ha prestado adecuadamente un servicio.

O cuando considere que está incumpliendo con sus servicios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.