FIN A ESCRITURA VERTICAL

FIN A ESCRITURA VERTICAL

El Parlamento taiwanés aprobó una ley por la que todos los documentos oficiales deben escribirse horizontalmente y de izquierda a derecha, lo que pone punto final a miles de años de escritura vertical en líneas que avanzan de derecha a izquierda.

06 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El Parlamento taiwanés aprobó una ley por la que todos los documentos oficiales deben escribirse horizontalmente y de izquierda a derecha, lo que pone punto final a miles de años de escritura vertical en líneas que avanzan de derecha a izquierda.

En la actualidad, los rótulos y materiales impresos en Taiwán están escritos en todas las combinaciones de direcciones posibles, con escritura vertical y horizontal, de izquierda a derecha y de derecha a izquierda.

Los documentos oficiales taiwaneses seguían la milenaria tradición china de escribir los caracteres en líneas verticales de arriba abajo y comenzando en la parte superior derecha de la página.

China abandonó este formato después de la llegada al poder del Partido Comunista, que también simplificó los caracteres, con lo que Taiwán se convirtió en el único depositario de la escritura tradicional china.

La isla seguirá conservando los caracteres tradicionales, frente a los simplificados empleados en China.

Esta modernización se justifica por los imperativos del uso de los ordenadores y por la necesidad de insertar textos en lenguas de alfabeto romano, lo que se hacía muy difícil con el formato clásico.

La reforma, a pesar de su aparente sencillez, ha tenido oposición entre un buen número de escritores, impresores y educadores, que temen que el cambio suponga una pérdida del legado cultural tradicional.

El Gobierno preparó en mayo de 2003 el proyecto de ley sobre el formato de escritura de los documentos oficiales, que ha tardado un año en aprobarse.

El formato de escritura horizontal de izquierda a derecha en los documentos oficiales también deberá seguirse en las escuelas y en los materiales impresos.

El sistema de escritura chino tuvo sus comienzos hacia el 3000 antes de Cristo, y su invención se atribuye al legendario emperador chino Fu-Shi.

El sistema de escritura chino ha variado relativamente poco en su larga existencia y el actual se denomina escritura literaria (Li Shu), surgida hacia el siglo VI antes de Cristo.

En un principio se escribió sobre huesos de animales o conchas de tortuga, en los que se practicaba un orificio, que se calentaba hasta que se formaban grietas que eran utilizadas para la adivinación.

El chino es el único de los sistemas de escritura importantes del mundo que mantiene como unidad básica el pictograma, aunque no todos los caracteres chinos son representaciones pintadas de objetos concretos.

Los caracteres chinos reúnen sonido, significado e imagen visual, y están compuestos de radicales. Aunque el número de caracteres chinos asciende en teoría a casi 50.000, sólo unos 5.000 son de uso frecuente, y los elementos radicales de los que se componen todos los caracteres son tan sólo 214.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.