RESFRIADOS QUE SE COMPLICAN

RESFRIADOS QUE SE COMPLICAN

Son inmensas las bondades que vienen con las lluvias. Pero también, con esas mismas lluvias llegan perjuicios. Y uno de éstos tiene que ver con la salud.

03 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Son inmensas las bondades que vienen con las lluvias. Pero también, con esas mismas lluvias llegan perjuicios. Y uno de éstos tiene que ver con la salud.

Se observa en la época invernal desatada en el país: resfriados, problemas respiratorios y de bronquios, asma, y una impresionante proliferación de virus. Respecto a éstos, habría que aclarar que suelen ser virus no bautizados (N.N.) a los que se les achacan una cadena de dolencias cuyos síntomas no están incluidos en los manuales cotidianos de salud: diarreas y disturbios estomacales, malestar y dolores generalizados del cuerpo, seudo resfriados y gripas sin fiebre.

El hecho es que un buen porcentaje de la población colombiana sufre de una u otra dolencia, cualquiera de ellas atribuida a los fríos y la humedad que acompañan las lluvias. Los mismos médicos alergistas y pediatras lanzan la llamada de atención: estas son épocas que precisan una mayor precaución para evitar las complicaciones propias de los resfriados y alergias.

Lo que explican los especialistas es que, más que las lluvias, es la humedad la que produce daños mayores, de manera especial en niños y en adultos mayores. Si bien existe la vacuna contra la influenza, y los médicos recomiendan su aplicación, esta no constituye por sí sola un medio suficiente de prevención. Para ello, las recomendaciones son variadas (ver recuadro) y se deben aplicar tanto en el hogar como en los lugares de trabajo y estudio.

La situación tiene que ver tanto con los médicos especialistas como con los expertos del Ideam. En efecto, un estudio adelantado por el ingeniero en meteorología, Jairo García, recalca que, durante las épocas invernales de este año, se verán incrementadas tanto las afecciones alérgicas de tipo respiratorio como las enfermedades vectoriales, tales como el dengue y la malaria. La opinión de García se basa en el hecho de que, en este 2004, y debido a la intensidad de las lluvias, los niveles de humedad relativa han sobrepasado la cifra de 75 por ciento. El índice adecuado de humedad, propio del territorio nacional, no suele sobrepasar el 70 por ciento.

Según sus observaciones, el ingeniero García recalca que, a los nuevos brotes de enfermedades vectoriales les anteceden entre 9 y 14 semanas de precipitaciones fluviales y alta humedad. Aunque el riesgo está en todo el territorio nacional, ciudades como Florencia, Quibdó y Buenaventura pueden verse especialmente vulnerables a las afecciones respiratorias y vectoriales.

***.

Evitar complicaciones.

En sí, los resfriados y las gripas pueden no significar un peligro grande. Basta de pocos días de cuidado en casa, evitar las lluvias y el agua fría o las corrientes de aire, hidratarse con suficientes líquidos para que los malestares desaparezcan.

El peligro está en la complicación de cualquier resfriado. Descuidos -fáciles de evitar- pueden llevar al agravamiento de una enfermedad inicialmente simple. Los doctores Eduardo de Zubiría, alergólogo, y Alfonso Castellanos, pediatra, citan, entre las complicaciones, infecciones respiratorias agudas, enfermedades crónicas de las vías respiratorias, bronquitis, bronconeumonía y asma. Con frecuencia, y con mayor razón si se trata de niños menores de cinco años o de personas mayores de 60, estas enfermedades pueden exigir una hospitalización.

También un simple resfriado puede degenerar en enfermedades crónicas o de consecuencias y tratamientos complejos. Se mencionan la sinusitis, otitis, faringitis.

En esta gama de trastornos, los médicos advierten que las enfermedades virales pueden verse agravadas cuando se presenta un alto componente alérgico. Es lo que sucede, por ejemplo, con el asma, con casos de rinitis y hasta con la sinusitis, o con otras varias complicaciones respiratorias. A este respecto, el pediatra Castellanos informa que, durante las épocas de invierno, siete de cada diez niños enfermos son atendidos por complicaciones respiratorias, mientras que tres de cada diez deben ser atendidos por reacciones alérgicas. Los menores de 3 años están presentando anualmente entre 12 y 15 episodios de gripa. Se recalca que las complicaciones respiratorias agravadas por la alergia obligan a la hospitalización diaria de dos a tres niños.

Para el doctor de Zubiría, en Colombia, las enfermedades alérgicas en general, y de manera especial las que llevan a complicaciones respiratorias, se incrementaron en un 300 por ciento en los últimos años. De acuerdo con sus estudios, un 22 por ciento de la población sufre de rinitis alérgicas mientras que entre el 10 y el 12 por ciento sufre de asma. Estos índices, dice el especialista, concuerdan con los cambios globales de clima.

Sin embargo, a pesar de los altos índices de enfermedades respiratorias, existe entre la población un gran desconocimiento de las medidas apropiadas para enfrentarlas, y por ello se presentan complicaciones ocasionadas por los descuidos y la falta de previsión.

La situación es más delicada, como lo explican los médicos, por cuanto este grupo de enfermedades, aparentemente simples, no hacen parte del Plan Obligatorio de Salud POS. Como lo expresa de Zubiría, en la mayoría de los casos ni siquiera son diagnosticadas y solo se les atiende cuando llegan a los servicios de salud con complicaciones.

***.

Precauciones.

En vista de que la época invernal está prevista en Bogotá hasta junio, y en distintas regiones del país durará varios meses más, los médicos invitan a los padres de familia y adultos en general a cuidarse.

Las medidas de precaución tienen que ver con el hogar y los lugares de trabajo:.

Eliminar las fuentes y excesos de humedad. Estos ambientes propician una mayor propagación de ácaros y hongos.

Ventilar las habitaciones en las horas de buen tiempo y mantenerlas calientes cuando vienen las horas de lluvia.

Limpiar el polvo y evitar la acumulación de enseres en los armarios, cajones y depósitos.

Utilizar absorbentes especiales para eliminar la humedad.

Evitar el exceso de plantas de interiores pequeños pues incrementan los niveles de humedad ambiental.

Precauciones con niños y personas mayores:.

Arroparlos bien pero sin excesos. Cubrirlos demasiado los expone a un riesgo mayor de resfriarse.

Lo mismo debe aconsejarse en cuanto se refiere a la ropa de cama.

Es conveniente mantener las habitaciones aireadas. De noche, se puede guardar una ventana apenas abierta para la ventilación.

En caso de mojarse por la lluvia, procurar que cambien sus ropas lo más pronto posible. Esto incluye, por supuesto, medias y zapatos.

Los caldos de pollo (recetas de las abuelas) son excelentes para hidratar, calentar y ahuyentar los resfriados.

También se les deben ofrecer alimentos calientes que les proporcionen energías. Entre éstos, se resaltan el agua de panela y el chocolate.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.