NOSTALGIA DE IBAGUÉ

NOSTALGIA DE IBAGUÉ

Si la fantasía es un lugar en el que llueve, como lo afirmó Dante Alighieri en la Divina Comedia y lo corroboró Italo Calvino en sus Seis propuestas para el próximo milenio, el recuerdo, como imagen mental de tiempos idos, es un paisaje neblinoso y yerto. Cuánta pena y dolor causa la nostalgia de lo que se ha amado y hoy ya no se encuentra. Si en Sus versos dijo el Tuerto López, refiriéndose a su amada Cartagena:heroica en los años coloniales,/ cuando tus hijos, águilas caudales,/ no eran una caterva de vencejos./ Qué pudiéramos decir de esta Ibagué -también de rancia estirpe colonial- y hoy desgreñada, mustia y sometida a la indolencia de los politiqueros?

07 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Si la fantasía es un lugar en el que llueve, como lo afirmó Dante Alighieri en la Divina Comedia y lo corroboró Italo Calvino en sus Seis propuestas para el próximo milenio, el recuerdo, como imagen mental de tiempos idos, es un paisaje neblinoso y yerto. Cuánta pena y dolor causa la nostalgia de lo que se ha amado y hoy ya no se encuentra.

Si en Sus versos dijo el Tuerto López, refiriéndose a su amada Cartagena:heroica en los años coloniales,/ cuando tus hijos, águilas caudales,/ no eran una caterva de vencejos./ Qué pudiéramos decir de esta Ibagué -también de rancia estirpe colonial- y hoy desgreñada, mustia y sometida a la indolencia de los politiqueros?.

Ibagué es una ciudad sucia, desordenada y ruinosa, con unos gobernantes que, en su mayoría, han buscado ocuparse solamente de las repartijas burocráticas y de entrar a saco sobre sus erarios. Fundada en el año de 1550, no conserva ninguna construcción o pieza arquitectónica que recuerde su historia colonial. Tampoco preservó las bellas edificaciones de épocas más recientes, como las de la arquitectura republicana o, siquiera, las de mediados del siglo XX. Una supuesta intención de , llevó a la pérdida de innumerables monumentos arquitectónicos y culturales, y con ello al olvido y a la carencia de identidad y pertenencia.

Pero no se trata sólo del aspecto físico de una ciudad que pareciera soportar los terribles estragos de una guerra; también nos referimos a la apatía y a la indiferencia de sus habitantes, a esa actitud de impasibilidad y abandono que personaliza a los ibaguereños.

El rencor y el olvido marcan el carácter de nuestros compatriotas. Sentimos envidia cainita por el desarrollo y el merecimiento de otros pueblos, pero nada se hace por preservar los referentes culturales de nuestra identidad. Por ejemplo, no hay registro, ni historiografía, ni evocación alguna, acerca del itinerario de las personalidades históricas que han pasado o vivido en estos lares: nada sabemos de la estadía del sabio José Celestino Mutis, del tránsito de Barón Alexander von Humboldt, tampoco se recuerda al pintor Gaspar de Figueroa, ni el paso de Bolívar, ni las acciones insurreccionales de José Antonio Galán en esta región. No se recuerda a Emiro Kastos, a Jorge Isaacs, a José Eustasio Rivera, a Porfirio Barba Jacob o a Vargas Vila viviendo en Ibagué. Ya se olvidó a Martín Pomala y Germán Pardo García es un desconocido. En cambio sí, conforme a efímeros liderazgos clientelistas, los barrios, las escuelas, los colegios, las casas culturales...son signados con los nombres de necios gamonales y caciques.

Todo este despojo, irrespeto y abandono, no logra mermar el efecto que sentimos por esta vieja villa y, tomando prestados los versos de Borges, podemos afirmar, en todo caso, que nos une el amor sino el espanto; / Será por eso que la quiero tanto.

* Director Centro Cultural Universidad del Tolima

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.