ACUSAN A SOLDADOS DE TORTURAR A CAMPESINOS

ACUSAN A SOLDADOS DE TORTURAR A CAMPESINOS

Abel Cantor nunca olvidará el Día del Idioma del 2004. Ese viernes 23 de abril, según lo denunció ante la Sexta Brigada del Ejército y la Defensoría del Pueblo, soldados que se hicieron pasar por guerrilleros llegaron hasta su finca, en Cunday (Tolima), y lo torturaron para que revelara el paradero de una supuesta caleta con 100 millones de dólares.

12 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Abel Cantor nunca olvidará el Día del Idioma del 2004. Ese viernes 23 de abril, según lo denunció ante la Sexta Brigada del Ejército y la Defensoría del Pueblo, soldados que se hicieron pasar por guerrilleros llegaron hasta su finca, en Cunday (Tolima), y lo torturaron para que revelara el paradero de una supuesta caleta con 100 millones de dólares.

Según el campesino, unos 10 hombres con pasamontañas, uniformes camuflados y fusiles Galil, acompañados por un sujeto de civil, botas de caucho, maletín a la espalda y escopeta, tocaron violentamente a su puerta cerca de las 9 p.m. de ese día.

Dijeron que eran de la guerrilla y que estaban ahí para que les dijéramos dónde estaba la caleta de 100 millones de dólares que yo cuidaba -cuenta él-. Les respondí que no sabía nada. Entonces me llevaron al establo; a mi hermano, hacia las porquerizas, y a don Marcos (un trabajador de 57 años), al baño .

Cantor afirma que lo tiraron al suelo y lo ataron de pies y manos. Les decía que no teníamos plata, que investigaran en el pueblo cuentapero me daban patadas y puños, y me golpeaban con las armas. De repente, uno sacó una aguja y me chuzó por todas partes, mientras otro me decía que me iba a quitar las uñas con unos alicates .

A uno de sus torturadores se le escapó un matemos a ese perro, mi cabo . La sospecha que el labriego empezó a tener en ese momento se confirmó a las 2 a.m. del sábado 24 de abril, cuando los uniformados se fueron y pudo reunirse con su hermano.

El le contó que se le habían orinado encima y que en un momento en que lo dejaron solo pudo soltarse y ver a sus atacantes en el patio, sin capucha. Uno de ellos era el mismo que el día anterior le había pedido la cédula en el pueblo -refiere don Abel-. No se trataba de guerrilla, sino de soldados acantonados en Tres Esquinas (corregimiento de Cunday) Cantor declaró que los presuntos militares se llevaron un celular y 90.000 pesos en efectivo, y que dañaron una moto modelo 94 que Francisco utilizaba para ir al pueblo a mercar.

Al día siguiente, Abel decidió irse a Ibagué junto con su mamá, la señora que los ayuda en la finca y las tres hijas de esta. También viajó con ellos don Marcos, después de narrar que varias veces le metieron la cabeza en una tina llena de agua con detergente y que resultó lesionado de una costilla por los golpes.

Mi hermano me llamó desde el pueblo el domingo y me informó que un soldado lo buscó y le dijo que no los fuera a denunciar, que sus compañeros estaban llevados de la traba (drogados) , asegura Cantor.

El general Lelio Fadul Suárez, comandante de la Sexta Brigada del Ejército, reconoció que está en marcha una investigación penal y disciplinaria a partir de las afirmaciones de don Abel.

Por su parte, el coronel Germán Morantes, comandante de la Brigada Móvil No. 8, que opera en esa zona de Tolima, señaló que el proceso está en curso en el Juzgado 70 de Instrucción Penal y Militar, que en los próximos días dará a conocer los resultados de las pesquisas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.