EXPLOSIÓN EN CÁRCEL DE VILLAHERMOSA

EXPLOSIÓN EN CÁRCEL DE VILLAHERMOSA

Cinco muertos y 22 heridos dejó ayer un confuso incidente en el patio 2 de la cárcel de Villahermosa, en el oriente de la capital del Valle.

12 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Cinco muertos y 22 heridos dejó ayer un confuso incidente en el patio 2 de la cárcel de Villahermosa, en el oriente de la capital del Valle.

El mayor José Fernando Prada, director del penal, dijo que a las 9:15 de la mañana explotó una granada que al parecer era manipulada por algunos de los internos. El ingreso del artefacto, según el oficial, pudo registrarse durante una de las visitas.

La explosión se presentó en uno de los pasillos al lado de una mesa de billar. En ese patio permanecen 680 internos, la mayoría sindicados o condenados por delitos sociales y de rebelión.

Según el oficial del Inpec, al parecer el recluso que manipulaba el artefacto murió en el lugar, mientras cuatro de los internos fallecieron cuando recibían atención médica.

Los internos muertos fueron identificados como Edward Chamorro, Diego Ibarguen Cuero, Freddy Muñoz Bolívar, Jorge Iván Dosmac y Luis Pastor Oviedo.

Al Hospital Universitario del Valle fueron remitidos Hernando Guanca Perlaza, César Gámez, Luis Enrique Aedo, Heriberto Tabares, Juan Carlos Molano, Héctor Fabio Restrepo, John César Cerón y Carlos Camacho Olaya.

Laureano Quintero, director médico del HUV, dijo que dos de los pacientes fueron sometidos a cirugía por la gravedad de sus heridas.

En la sala interna de Villahermosa permanecían Miller Cardona Garcés, Denis Mosquera, Carlos Eduardo Castaño, Jhony Olaya, Christian José Caicedo, Hermes González Mina, Dúver Herrera Alegría, Héctor Fabio Sandoval, José Rogelio Muñoz, Fernando Perdomo, Henry Chamorro, Gaviria Jesús Weimar, Juan Ramos y Pablo César Reyes.

En las afueras del establecimiento se aglomeraron desde temprano numerosos familiares de los internos en espera de información. Las versiones de un intento de fuga o de un motín hicieron más dramática la espera de mujeres, algunas embarazadas, que pedían claridad en los hechos.

El comandante de la Policía Metropolitana, coronel Mario Gutiérrez, dijo que uniformados llegaron al penal a reforzar la seguridad mientras personal del Inpec realizaba una inspección para asegurarse de que no hubiera armamento o artefactos que agravaran las cosas.

Al mediodía de ayer la situación estaba controlada. El Grupo de Apoyo de la Defensa Civil envió dos ambulancias para la atención inicial y el traslado de los heridos.

Algunos allegados de internos indicaron que la cárcel perdió un proceso de convivencia porque fueron trasladados en diciembre pasado varios presos que participaban en una mesa de concertación. Hasta fines del 2003 solo se reportaba un homicidio a lo largo de un año y medio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.