PREPÁRESE PARA EL EMBARAZO

PREPÁRESE PARA EL EMBARAZO

La consigna de los expertos en mamás es la misma: sin excepción, toda mujer que planee tener hijos debe asistir primero a consulta preconcepcional. Solo así pueden detectarse y prevenirse la mayoría de los riesgos y enfermedades que afectan a la madre y al niño. (VER INFOGRAFIA) (VER QUE ES ECOGRAFIA) (VER TES PARA FUTUROS PAPAS)

12 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

La consigna de los expertos en mamás es la misma: sin excepción, toda mujer que planee tener hijos debe asistir primero a consulta preconcepcional. Solo así pueden detectarse y prevenirse la mayoría de los riesgos y enfermedades que afectan a la madre y al niño.

(VER INFOGRAFIA).

(VER QUE ES ECOGRAFIA).

(VER TES PARA FUTUROS PAPAS).

Es claro que en esta tarea no debe involucrarse solo ella, porque es asunto de dos. De hecho, el ginecólogo puede determinar con más exactitud esos riesgos cuando conoce también los antecedentes médicos del papá.

De entrada se tienen en cuenta factores como la tendencia a la hipertensión, la diabetes, las enfermedades coronarias, la obesidad, si ha sufrido problemas ginecológicos, si vive en un ambiente de maltrato y si tiene o ha tenido adicciones a las drogas, al alcohol y al cigarrillo.

El ginecólogo hace una valoración física de la mujer y ordena exámenes de base (ver gráfico) y los que considere necesarios para reforzar su diagnóstico. A partir de sus resultados se diseñan los tratamientos para preparar a la futura mamá.

Uno de los factores que más preocupa a las mujeres es la edad, pues cada vez son más las que aplazan su maternidad para una etapa en la que sean más maduras, tengan más estabilidad profesional y emocional.

Los expertos consideran que si bien en los veinte la mujer tiene mejor tolerancia física y menos complicaciones maternas (si ha llevado un estilo de vida saludable, claro), desear hijos a los 30 o 40 años ya no se califica como una locura. Advierten, eso sí, que pasados los 35 años los riesgos de tener complicaciones prenatales aumentan, pero con controles médicos bien encaminados y cuidados adecuados, es posible que ellas cumplan su sueño de ser mamás.

Los exámenes previos.

Hemograma completo (sangre): para descartar anemia; mide cantidad de glóbulos blancos y evalúa las características y el número de plaquetas.

Hemoclasificación: determina el grupo sanguíneo. Sirve para evitar que se presente incompatibilidad entre el Rh de la madre y el del feto.

Serología: básicamente para descartar sífilis.

Parcial de orina: para descartar infecciones de las vías urinarias.

Glicemia en ayunas para detectar diabetes pregestacional, y prueba de tolerancia oral a la glucosa, en mamás con riesgo de diabetes mellitus.

Citología cervical: sirve para diagnosticar el cáncer de cuello uterino, inflamaciones y tipos de bacterias.

Prueba de Elisa: para descartar virus del VIH (sida). Se practica con permiso de la paciente.

Antígeno de superficie para hepatitis B.

Los especialistas suelen pedir también las de anticuerpos para toxoplasmosis, rubéola y otras virales que pueden afectar al bebé.

No es comer el doble, sino nutrir a dos.

Si algo garantiza la buena nutrición de la futura mamá, es la dieta balanceada. Los expertos coinciden en la importancia de que una mujer al concebir esté en su peso ideal.

Conocer qué tan bien o mal está permite trazar un plan de alimentación para recuperar el peso y proveer al organismo de los nutrientes necesarios. Estas recomendaciones se mantienen para las que ya están en embarazo.

"La obesidad eleva los riesgos de complicaciones del embarazo asociadas con la hipertensión, la diabetes y el colesterol; además, si a los 9 a 12 kilos que uno sube en esta etapa, sumamos el sobrepeso, el resultado es la dificultad de la madre para moversedice Lucía Correa, presidenta de la Asociación Colombiana de Dietistas y Nutricionistas.

Parte del plan para gestantes es el consumo diario de carnes, leche y derivados, frutas en trozos y enteras, verduras, tubérculos, raíces, cereales, agua y grasas de origen vegetal, distribuidos en cinco comidas: desayuno, refrigerio de la mañana y la tarde, almuerzo y comida.

"De este modo se acortan los periodos entre comidas, evitando la ansiedad y el consumo de grandes volúmenes de una sola vez, que la gente justifica con el cuento de que stá comiendo por dosdice.

Cuidados.

Deje de fumar: los bebés de madres fumadoras tienden a pesar menos al nacer; la exposición al humo de otros también es perjudicial.

Evite el consumo de alcohol y drogas: tiene efectos adversos en el feto. Si consume medicamentos, cuéntele al médico.

No se exponga a sustancias dañinas: el contacto con tóxicos (como plomo y pesticidas), radiación y químicos es perjudicial.

No sea sedentaria: mientras no esté contraindicado, lleve una vida sexual normal y haga ejercicio suave, como caminar, trotar, montar bicicleta, siempre que la barriga lo permita.

Prepárese: ilústrese sobre aspectos básicos del embarazo, cuidado de los bebés y estimulación temprana, entendiendo que la base fundamental es el amor.

La estabilidad emocional es importante: quienes pueden preparar su embarazo deben rodearse de un ambiente de comprensión, en el que el maltrato no exista.

FUENTES: Francisco José Espinel Chávez, ginecobstetra, Clínica de la Mujer. Pedro José Lozano, ginecobstetra Hospital Occidente de Kennedy, tercer nivel. Alfredo Ruiz Rivadeneira, ginecobstetra.

PARA REFLEXIONAR.

Test:.

Cuándo estaré preparada para un embarazo?.

Además de los derechos que asisten a una mujer que desea convertirse en madre, también hay deberes que deben tenerse en cuenta.

Estas preguntas permiten reflexionar sobre ellos.

1. He asistido a consulta médica con el objeto de conocer mi condición física previa al embarazo?.

2. Mi pareja ha consultado para este propósito en fecha reciente?.

3. He realizado los exámenes prescritos durante la consulta preconcepcional y los tratamientos indicados?.

4. Conozco y acepto los riesgos del embarazo y el parto?.

5. Conozco los cambios que experimentará mi organismo durante los nueve meses siguientes?.

6. Entiendo que el proceso de nacimiento requiere mi total entrega?.

7. Entiendo que el futuro de mi hijo dependerá de mi cuidado solícito y mi amor irrenunciable?.

8. Entiendo que mi vida cambiará de manera profunda para vivir responsablemente mi experiencia maternal?.

9. Entiendo que debo proveer incondicionalmente cuidados y afirmación de su existencia al nuevo ser?.

10. Entiendo que debo inculcarle el amor y el gusto por la vida?.

11. Entiendo que ejercitaré con generosidad y benevolencia mi capacidad de dar todo, sin desear nada, salvo la felicidad de mi hijo?.

12. He entendido la diferencia de los siguientes principios: Amo porque me aman o me aman porque amo? y Te amo porque te necesito o te necesito porque te amo?.

FUENTE: Francisco José Espinel Chávez, ginecobstetra, Clínica de la Mujer.

OPINOMETRO.

Para usted qué tan importante es la maternidad para su realización personal?.

Muy importante 58,50%.

Nada importante 1,9%.

Ns/Nr 3,40%.

Poco importante 9,10%.

Importante 27,10%.

Ficha técnica

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.