LA MINA DE ORO DE EL MEXICANO

LA MINA DE ORO DE EL MEXICANO

Dentro de una las haciendas más suntuosas que hasta el año pasado perteneció a Gonzalo Rodríguez Gacha, El Mexicano -considerado en su momento uno de los hombres más ricos del país-, trescientas personas tratan de ganarse el diario explotando artesanalmente una mina de oro que al capo solo le servía para que, sobre ella, pastaran sus reses.

12 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Dentro de una las haciendas más suntuosas que hasta el año pasado perteneció a Gonzalo Rodríguez Gacha, El Mexicano -considerado en su momento uno de los hombres más ricos del país-, trescientas personas tratan de ganarse el diario explotando artesanalmente una mina de oro que al capo solo le servía para que, sobre ella, pastaran sus reses.

Desde octubre pasado, varias personas invaden, día a día, parte de las 1.200 hectáreas de La Esperanza, ubicada en Puerto Salgar, en el Magdalena Medio cundinamarqués, y como topos, abren socavones para tratar de encontrar por lo menos un gramo de oro y venderlo a 25.000 pesos en La Dorada (Caldas) -en la otra orilla del municipio, cruzando el río Magdalena-.

La zona donde se concentran los mineros, unos 350 que han venido desde Caucasia y El Bagre (Antioquia), Ataco (Tolima), Supía (Caldas) y en su mayoría, La Dorada, es el cerro La Barrigona, cuyas entrañas ya están surcadas por los socavones como si se tratara de una gigantesca porción de queso gruyer.

Enoc Emiro Murillo, uno de los mineros, dice que la fiebre del oro en este municipio comenzó a finales del año pasado, luego de que en las zonas auríferas del país comenzó a rodar el rumor de que la mina de El Mexicano en Puerto Salgar estaba abierta de nuevo y que ya no había cercas ni vaqueros fuertemente armados que impidieran su acceso, como en la época del capo.

Según los pobladores de la región y las autoridades nacionales, de la existencia de la mina se tiene noticia hace cerca de 15 años, pero al Mexicano no le interesaba explotarla pues el negocio del narcotráfico le era más rentable.

Para su caso, Murillo, de 51 años, se vino de Ataco hace 20 días, luego de que la Corporación Autónoma del Tolima prohibió que se continuara la explotación de oro. Acá la cosa está más o menos buena, a veces se saca uno sus dos gramitos, pero hay días en que solo consigo un quinto, otras veces nada , afirma.

El salgareño Edier Sánchez, de 35 años, dice que empezó a barequiar (buscar oro) hace cuatro meses, pues en el municipio no hay trabajo y en su casa lo esperan su esposa y tres hijos. Yo y otros nos vinimos para acá porque la finca está como abandonada y ante la necesidad, aprendimos a cavar y buscar el oro , asegura.

Pero en realidad, la hacienda no está abandonada. La propiedad fue incautada por el Gobierno colombiano hace cerca de 10 años y desde el 15 pasado de octubre le fue extinguido el derecho de dominio a los herederos de El Mexicano junto a otros 131 bienes avaluados en 300 mil millones de pesos.

El cierre de la veta.

Ayer, el director Nacional de Estupefacientes, coronel (r) Alfonso Plazas Vega, llegó hasta la veta junto con representantes del Ministerio de Minas y Energía y del gobierno municipal para notificarles a los buscadores de fortuna que la explotación del lugar quedó, por decreto, terminantemente prohibida.

Primero la hacienda tiene un depositario. Segundo, la mina fue denunciada por un particular quien es quien tiene derecho legal a su explotación, y tercero, los mineros están trabajándola antitécnicamente, lo que es un enorme peligro para ellos y para el municipio. Lo que nos interesa es que la explotación se haga adecuadamente y bajo la ley , asegura Plazas.

En este sentido coincide el alcalde de Puerto Salgar, Humberto Agámez Ortiz, quien afirma que de seguir la actual técnica de explotación de la mina, con centenares de huecos de hasta de 17 metros en La Barrigona, este cerro se podría venir abajo y dejar desguarnecido al municipio.

Esa es una barrera natural contra el Magdalena y si en ocho o 10 años no está, el río se lleva al municipio. Además queremos evitar el posible uso de mercurio en los procesos de barequeo, pues este contamina la fuente de agua del pueblo , afirma el comandante de Policía de Puerto Salgar, el subcomisario Milton Solano.

Por lo pronto, y para evitar que los mineros vuelvan y que otros de diferentes regiones lleguen por la fiebre del oro, el coronel (r) Plazas solicitará al Ministerio de Defensa que asigne al lugar permanentemente por lo menos tres patrullas de policías a caballo.

Sin embargo, mientras las autoridades daban cuenta ayer del cierre de la mina, algunos de los topos humanos decían en voz baja que volverán a La Barrigona, así sea de madrugada. Quien quita que además de oro encontremos una de las caletas de billete de El Mexicano , aseguraba un cordobés que llegó hace 15 días a Puerto Salgar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.