SEGURIDAD: ALERTA EN CIUDAD BOLÍVAR

SEGURIDAD: ALERTA EN CIUDAD BOLÍVAR

Un informe elaborado por la Defensoría del Pueblo llevó al Ministerio del Interior a declarar la alerta temprana en la localidad de Ciudad Bolívar, sur de Bogotá, conformada por 252 barrios y más de 650 mil habitantes. (VER TABLA: BALANCE DE MUERTES VIOLENTAS Y DELITOS DE MAYOR IMPACTO SOCIAL)

12 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Un informe elaborado por la Defensoría del Pueblo llevó al Ministerio del Interior a declarar la alerta temprana en la localidad de Ciudad Bolívar, sur de Bogotá, conformada por 252 barrios y más de 650 mil habitantes.

(VER TABLA: BALANCE DE MUERTES VIOLENTAS Y DELITOS DE MAYOR IMPACTO SOCIAL).

La alerta obedece a fenómenos de violencia que se vienen registrando de tiempo atrás en esa zona de la capital y que se derivan de conflictos entre grupos armados ilegales como paramilitares del Bloque Capital Centauros, que hacen presencia y contratan servicios de bandas delincuenciales para cometer crímenes, según lo señaló una fuente de la Alcaldía conocedora de la situación.

Por eso la Administración -que reconoció un incremento en el número de homicidios en Ciudad Bolívar, especialmente a comienzos de año- tomará medidas especiales para hacer una mayor presencia institucional y reforzar la seguridad.

Pero para que las acciones sean eficaces, Garzón reclamó una mayor comunicación y coordinación entre el Gobierno Nacional y la Alcaldía, pues no ha sido un secreto la forma en que los militares han incrementado su presencia y sus acciones en la capital sin que las autoridades locales tengan conocimiento de las mismas.

"Yo soy la autoridad y nunca me han consultado", se lamentó Garzón.

Basta recordar lo sucedido el fin de semana cuando dos policías en motocicleta pertenecientes a la estación del barrio Restrepo acudieron al sector del 20 de julio para atender una alarma comunitaria que advertía del asalto a un establecimiento comercial. Pero antes de llegar al sitio, los uniformados encontraron un retén militar que les impidió el paso.

El incidente no se quedó ahí. Los policías siguieron su camino en medio de insultos de lado y lado. Pero más adelante el ambiente se caldeó y policías y soldados terminaron agarrados a puños y culatazos de fusil, como cualquier pandilla de barrio. Hasta la comandante de la zona, mayor Denis Rodríguez, terminó agredida por los militares.

"Ese fuego entre amigos -dijo Garzón- ojalá no termine siendo un detonante terrible para estimular hechos de desconfianza y descoordinación".

Por eso ayer, al termino de un consejo de seguridad, el mandatario local anunció la creación de un comité integrado por el viceministro de Defensa, Andrés Soto; el secretario de Gobierno, Juan Manuel Ospina, y el subsecretario de Seguridad y Convivencia, Carlos José Herrera, para delinear un protocolo de acciones específicas del Ejército y la Policía frente a la actual coyuntura de la ciudad.

A su juicio, la Administración no debe estar por fuera de las decisiones que se tomen en el marco de la política de seguridad nacional. "El Gobierno coordina, pero aquí también el Alcalde juega -anotó Garzón-. Si aquí se van a tomar decisiones por encima del Alcalde, terminamos administrando cosas muy complementarias".

El del sábado no ha sido el único incidente. Se ha denunciado, por ejemplo, la sospechosa aparición de panfletos en Ciudad Bolívar -una de las zonas más deprimidas de Bogotá- en los que se rechaza la presencia de Policía y se pide la del Ejército; la militarización -una noche sin previo aviso- de portales de TransMilenio, y operativos sin que el Alcalde sea advertido. "Soy la autoridad y nadie me consulta", reiteró Garzón.

El malestar se ha extendido a otros estamentos. Directivas de la Universidad Nacional enviaron una carta al comandante del Ejército, general Martín Orlando Carreño, llamando la atención por la presencia de soldados en la manifestación estudiantil del jueves pasado, sin que el Distrito o directivas del claustro tuvieran conocimiento (ver recuadro).

El Ejército justifica sus acciones en zonas como Ciudad Bolívar, Bosa, etc., ante la evidente presencia de miembros de grupos armados como las Farc o los paramilitares. Adicionalmente, sustenta su accionar en cifras como la captura de 12 importantes jefes guerrilleros en los últimos meses en calles de la capital (ver nota anexa).

Analistas consultados por EL TIEMPO señalan que si bien existe preocupación ante la inocultable presencia de paramilitares en la ciudad, también lo es que la política de seguridad ciudadana, impulsada desde administraciones anteriores y sostenidas por la actual, han dado excelentes resultados, especialmente en temas como la disminución de los homicidios. En el último mes estos descendieron un 17 por ciento, la cifra más baja de los últimos ocho años (ver recuadro).

BAJAN HOMICIDIOS EN BOGOTA.

La reducción de homicidios en el mes de abril fue del 13,5 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado, reveló ayer la Administración Distrital.

Según las estadísticas presentadas por la Secretaría de Gobierno, durante un consejo de seguridad presidido por el alcalde Luis Eduardo Garzón, el mes pasado se registraron 109 homicidios, lo que representa una disminución de 17 casos en relación con el 2003, cuando se presentaron 129.

Esta es la cifra más baja para el mes de abril en los últimos ocho años, de acuerdo con el análisis del Sistema Unificado de Violencia y Delincuencia.

En 1997 se presentaron 257 casos y en el 2000, 201.

En cuanto a los delitos de mayor impacto social, la disminución en el mes pasado llegó al 10,8 por ciento en promedio.

El logro más significativo es la baja del indicador de hurto a bancos, que en abril del año pasado registró tres casos, mientras en abril de este año no hubo delitos de este tipo.

El robo de carros descendió en 23,9 por ciento, al pasar de 465 casos en el 2003 a 354, en el 2004.

Estos buenos resultados contrastan con el incremento de muertes en accidentes de tránsito, que sufrieron una fuerte variación por el accidente del bus escolar en los Altos de Suba, en el que murieron 22 personas, entre ellas 21 niños, y por la imprudencia de peatones al cruzar la vía, como lo reveló la Policía de Tránsito.

FOTO/Alcaldía.

El general Héctor García; el subsecretario de Seguridad, Carlos Herrera; el secretario de Gobierno, Juan Manuel Ospina; el alcalde Garzón, y el viceministro de Defensa, Andrés Soto, durante el consejo de seguridad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.