COMCAST APROVECHA EL MAL MOMENTO DE DISNEY PARA LANZAR MILLONARIA OFERTA HOSTIL

COMCAST APROVECHA EL MAL MOMENTO DE DISNEY PARA LANZAR MILLONARIA OFERTA HOSTIL

Durante las últimas semanas, Michael Eisner ha sido aporreado como una piñata de Mickey Mouse por críticos que dudan de su liderazgo en Walt Disney Co. (VER CUADRO: DE LOS DIBUJOS ANIMADOS A LOS TELEFONOS)

12 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Durante las últimas semanas, Michael Eisner ha sido aporreado como una piñata de Mickey Mouse por críticos que dudan de su liderazgo en Walt Disney Co.

(VER CUADRO: DE LOS DIBUJOS ANIMADOS A LOS TELEFONOS).

La cuestión es: será que Roy E. Disney, Steve Jobs y los otros opositores de Eisner simplemente ablandaron a Disney para que Comcast Corp. se quedara con ella?.

Comcast, la mayor empresa de cable de Estados Unidos, dejó perplejo ayer al universo de medios con una oferta de compra no solicitada de US$48.700 millones en acciones por Disney, el gigante de entretenimiento que es tal vez la marca más conocida en Hollywood.

Tras su exitosa adquisición de AT&T Broadband en 2002 por US$51.000 millones, la oferta de Comcast refleja el deseo ardiente de la empresa de poseer parte de las películas y la programación de televisión que fluye a través de su sistema de cable a más de 21 millones de hogares.

El momento de la oferta parece elegido para explotar uno de los momentos más débiles de la cerrera de Eisner, presidente de Disney durante casi 20 años. Eisner enfrenta una campaña para sacarlo de su cargo encabezada por dos ex miembros del directorio, Roy E. Disney y Stanley Gold, quienes dicen que su liderazgo le ha quitado vida a la antaño gran compañía. Las acciones de la compañía cotizan a los niveles de hace seis años; sus resultados, tras varios años a la baja, repuntaron el año pasado, pero siguen por debajo de los niveles de 1999.

Las maniobras de Disney han animado a otros críticos, como el presidente de Pixar Animation Studios, Steve Jobs, quien recientemente terminó una negociación clave con Disney, para lanzar sus propios ataques.

Ahora Comcast, controlada por la familia Roberts, de Filadelfia, está avanzando para dar la estocada final. El presidente de Comcast, Brian Roberts, envió una carta el miércoles a Disney diciendo que Eisner había rechazado a comienzos de semana su sugerencia de que las empresas iniciaran conversaciones sobre una combinación. Disney emitió una declaración diciendo que su junta directiva ha recibido y evaluará cuidadosamente la propuesta.

La primera sugerencia de que Comcast podría estar planeando algo, según una persona familiarizada con el asunto, se produjo cuando, recientemente, Roberts empezó a intentar ponerse en contacto con Eisner a través de un intermediario, George Mitchell, ex senador estadounidense que preside el directorio de Disney. Roberts luego habló directamente con Eisner el lunes, pero la conversación fue muy breve y no está claro si Roberts anunció abiertamente las intenciones de su compañía o simplemente sugirió una negociación. Los ejecutivos de Disney el martes discutieron cómo responderían si Comcast se presentara con algo más específico.

Pero Disney estaba ayer claramente en estado de confusión, al recibir el balde de agua fría de Comcast horas antes de iniciar una reunión de tres días con analistas en el Walt Disney World Resort de Orlando. Altos ejecutivos de Disney, algunos de los cuales habían volado durante la noche desde la sede central de la compañía en Burbank, California, se enteraron de la noticia por los noticieros de televisión y rápidamente alertaron a Eisner.

La oferta inicial de Comcast contiene sólo una pequeña prima sobre el valor de mercado de Disney al inicio de la cotización de ayer, una propuesta que hubiera sido irrisoria en los días en los que Eisner estaba considerado un líder con más solidez. Al cierre de los mercados, la acción de Disney había subido un 14,62% a US$27,60 y la de Comcast había caído un 7,96% a US$31,23, borrando incluso esa prima inicial, y planteando la posibilidad de una oferta más alta. Comcast también ha ofrecido asumir US$11.900 millones de deuda de Disney.

Fuentes cercanas al directorio de Disney dicen que no es probable que den luz verde a la propuesta de Comcast de ayer. Pero la junta directiva de Disney se encuentra en plena cruzada para demostrar su independencia de Eisner, y estas personas dicen que tomarán en serio cualquier oferta más generosa, de Comcast o de cualquier otra compañía, a pesar de los sentimientos de Eisner. La situación de Comcast pondrá a prueba las palabras de Mitchell de que el directorio está pensando en los intereses de los accionistas, más que en el futuro de Eisner.

Los primeros en la lista de posibles postores rivales son dos magnates de los medios de comunicación: John Malone y Barry Diller. Ambos tienen la reputación y el peso financiero como para ser considerados postores serios, y Diller es cercano a Eisner. Ni Diller ni Liberty Media, la compañía de Malone, quisieron hacer declaraciones.

Es menos probable que otros grupos de comunicación hagan ofertas. Rupert Murdoch dijo ayer que no haría ninguna propuesta. Viacom, que posee la cadena de televisión CBS, tendría problemas con los reguladores para comprar Disney, que es propietaria del canal ABC. Time Warner todavía está sumida en sus problemas financieros y contables tras su desventurada fusión con AOL.

Disney planea demostrar su determinación continuando con la conferencia que está celebrando en Orlando, en la que pretende exhibir sus grandes mejorías en el desempeño financiero durante el pasado año y destacar sus resultados del primer trimestre fiscal, presentados el miércoles y que fueron especialmente sólidos. Disney dice que cree que cualquier posible operación se enfrentaría a un estricto escrutinio regulatorio por parte de la Comisión Federal de Comunicaciones.

Si el acuerdo de Comcast llega a tener éxito, crearía una de las empresas de entretenimiento y medios más grande del mundo, con US$45.000 millones en ingresos anuales, un valor de mercado de US$125.000 millones y 179.000 empleados. Comcast, que también es uno de los principales proveedores de banda ancha en EE.UU., cree que puede aumentar las utilidades de la empres combinada en parte produciendo nuevas formas de colocar el contenido de Disney en TV e Internet. La conclusión es que creemos que acelerará el futuro digital , dijo Roberts, presidente ejecutivo de la compañía en una conferencia de prensa ofrecida ayer en Nueva York.

La oferta nuevamente pone sobre la mesa el dilema de si los llamados creadores de contenido como Disney deberían ser propiedad de las mismas compañías que venden noticias y entretenimiento al público a través de sistemas de cable, servicios satelitales y cadenas de radiodifusión.

Algunas de las combinaciones más publicitadas de este tipo han fracasado. Cabe destacar, como botón de muestra, el desastroso matrimonio entre AOL Inc. y Time Warner Inc.

Pero Comcast está hambrienta por un acuerdo de este tipo. Originada como una empresa familiar en Tupelo, Mississippi, para luego convertirse en una de las compañías de medios más competitivas del mundo, Comcast cree que es necesario otro salto radical para quedar al nivel de rivales como News Corp., que posee sistemas de satélite en todo el mundo alimentados por las cadenas de televisión y el estudio de cine de la compañía.

Disney, sin embargo, ha evitado cuidadosamente este tipo de uniones desde que compró a mediados de 1990 Capital Cities ABC Inc., que le dio la exitosa cadena de cable ESPN, pero que también la lastró con la cadena ABC.

Al inaugurar la reunión con analistas en Orlando, Eisner reiteró su opinión de que el contenido de Disney finalmente probará ser más valioso que la distribución. Nos encanta ser una empresa de contenido , afirmó. Hemos sido una compañía de contenido por muchos años. Creemos que el contenido no sólo es rey, sino rey y reina .

Para los consumidores esta unión significaría probablemente nuevas redes de cable y sitios de entretenimiento en Internet orientados a personas con conexiones de alta velocidad a la Red. Los ejecutivos de Comcast, por ejemplo, sugirieron que podrían intentar vender un paquete de sitios Web de Disney a los usuarios de banda ancha igual que HBO es comercializado como un canal premium de cable.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.