UN CASO DE SOLIDARIDAD:

UN CASO DE SOLIDARIDAD:

Señor Director:

12 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Señor Director:.

La semana pasada, por el grave estado de salud de mi padre, tuve que trasladarlo en una ambulancia a las siete y media de la noche. El conductor escogió como ruta la carrera 30, en un trancón impresionante, por lo que a pesar de las sirenas y los llamados por altavoz no avanzábamos. De pronto, un joven de morral en la espalda y montado en su bicicleta se apersonó de la situación y empezó a guiar a los vehículos indicándoles hacia dónde correrse, de manera que le iba abriendo espacio a la ambulancia, hasta que finalmente pudimos salir a otra vía de más fácil acceso.

Este joven dedicó parte de su tiempo a ayudarnos, en un ejemplo de solidaridad que no siempre es común en los ciudadanos. Si su actitud fuera seguida aunque solo en parte por los bogotanos, esta sería una ciudad más amable.

Deseo a través de su periódico darle las gracias a este joven anónimo, que ayudó a que mi padre fuera atendido oportunamente y se convirtió en un ejemplo de vida.

Gloria Carvajal.

Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.