DECAPITADO: TEMOR EN E.U. POR POSIBLES VENGANZAS

DECAPITADO: TEMOR EN E.U. POR POSIBLES VENGANZAS

Estados Unidos, todavía bajo el efecto devastador del escándalo de las torturas infligidas por soldados estadounidenses a prisioneros iraquíes, está consternado tras la decapitación de un compatriota civil que trabajaba en Irak.

13 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Estados Unidos, todavía bajo el efecto devastador del escándalo de las torturas infligidas por soldados estadounidenses a prisioneros iraquíes, está consternado tras la decapitación de un compatriota civil que trabajaba en Irak.

Además, el hecho ha llenado de temor a las autoridades estadounidenses de que la decapitación sea en adelante el medio de venganza que adopeten los milicianos en Irak para castigar la presencia de las fuerzas de la coalición de Irak.

La noticia sobre la ejecución fue difundida por los medios de prensa estadounidenses cuando la comisión de Fuerzas Armadas del Senado continuaba el debate sobre las circunstancias y responsabilidades de las torturas infligidas por soldados estadounidenses contra prisioneros iraquíes en la prisión Abu Ghraib.

La muerte de Nick Berg es aparentemente el primer acto de venganza por las imágenes ampliamente difundidas de los detenidos iraquíes maltratados y sexualmente humillados", escribió The Washington Post.

Las cadenas de televisión estadounidenses decidieron difundir en forma parcial las imágenes macabras de la ejecución de Berg, de 26 años, presuntamente perpetrada por un grupo ligado a Al Qaeda, por considerar que serían insoportables para los televidentes.

Estas mismas cadenas, sobre todo CBS, divulgaron ampliamente las imágenes de las torturas en Abu Ghraib.

Toda la prensa escrita, sin excepción, mostró una fotografía de cinco hombres enmascarados y armados de pie detrás del joven estadounidense vestido de naranja y sentado a sus pies; y otra fotografía del padre de la víctima, Michael, abrazando desconsolado a su otro hijo, David.

"Todo el mundo está conmocionado por estas terribles imágenes y este acto terrorista", indicó el miércoles en Bagdad un portavoz de la Coalición, Dan Senor.

Condena mundial.

La Casa Blanca condenó la ejecución a la que calificó de "brutal y bárbara" y afirmó que Estados Unidos no cederá frente a los terroristas.

Es importante que terminemos la misión en Irak y no desistir pese a los terroristas que no tienen miramientos con las vidas inocentes", dijo el portavoz de la Casa Blanca Scott McClellan.

Nick Berg, 26 años, originario de West Chester, un pueblo del noreste de Estados Unidos, era un joven habilidoso obsesionado con las torres de comunicaciones que viajó a Irak para ayudar y obtener oportunidades económicas.

Berg tenía una pequeña empresa de construcción y mantenimiento de torres de comunicaciones en su ciudad, una localidad del estado de Pennsylvania de casi 18.000 habitantes.

En diciembre efectuó su primer viaje a Irak buscando trabajo y se quedó un mes. Luego volvió en marzo.

Así como el presidente Bush mostró su horror y su rechazo por el hecho, también lo hicieron el primer ministro británico Tony Blair, el ministro alemán de Relaciones Exteriores Joshka Fischer y el secretario general de la ONU, entre otros.

SECUENCIA de la decapitación del civil estadounidense Nick Berg (26 años) a manos de un grupo supuestamente vinculado con Al Qaeda.

FOTO/AFP.

Secuencia de la decapitación del civil estadounidense Nick Berg (26 años) a manos de un grupo supuestamente vinculado con Al Qaeda.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.