EL NEGOCIO DE LAS TAREAS POR ENCARGO

EL NEGOCIO DE LAS TAREAS POR ENCARGO

La pereza y la falta de tiempo de algunos estudiantes universitarios se han convertido en una opción de empleo para otros que disfrutan de reforzar sus conocimientos.

13 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

La pereza y la falta de tiempo de algunos estudiantes universitarios se han convertido en una opción de empleo para otros que disfrutan de reforzar sus conocimientos.

Es el caso de Diego Montoya**, quien dejó ingeniería cuando cursaba octavo semestre porque descubrió su talento para la escritura. Ahora, a los 25 años, se dedica a sus clases de comunicación social y a hacer las tareas académicas de otros universitarios.

Sus clientes, que en muchos casos le llegan gracias al rumor y a la recomendación de otras personas, son estudiantes de casi todos los semestres de carreras de ciencias exactas y sociales.

"Algunos me buscan porque trabajan y no les queda tiempo, pero la mayoría es por pereza", cuenta Montoya, quien a veces debe negarse por cumplir con sus propias tareas académicas.

De acuerdo con el tiempo que debe dedicarle a cada trabajo, establece la tarifa que pocas veces el estudiante se niega a pagar. Por ejemplo, por un ensayo que le tarda dos horas recibe aproximadamente 25 mil pesos. De cuando en vez diseña páginas de internet por las que recibe entre 150 y 300 mil pesos.

Este universitario que se decidió por la escritura porque considera que el talento constituye una manera fácil de ganarse la vida, asegura que de las ingenierías recibe menos solicitudes porque sus trabajos son, en su mayoría, laboratorios y prácticas.

No obstante, dice que los estudiantes de ciencias exactas son los que más se quejan de las tareas que tienen que ver con redacción de textos.

Aunque Diego dice que se dedica a esto por ejercitarse y aprender, cuenta que en un semestre recibe un poco más de un millón de pesos. Dinero que escasamente suma la mitad de lo que cuesta un semestre en la universidad privada en la que estudia.

Uno de los factores que influyen en los estudiantes para que encarguen sus tareas a terceros es el carácter de formación de las universidades que busca que el aprendizaje sea un trabajo más individual y no solo clases magistrales.

Esa metodología fue implantada por el decreto 808 del 2002 que establece que en el nivel universitario el estudiante debe tener dos horas individuales de trabajo por cada clase magistral.

Según Ana Isabel Aranzazu, decana de la facultad de Educación de la Fundación Universitaria Luis Amigó, este método hace que los alumnos tengan más oportunidad de copiar o pagar por sus trabajos.

Pero, aclara que esa no es la causa ni la justificación y que el proceso educativo puede mejorarse con la motivación por parte del profesor.

Antes era más fácil para los maestros darse cuenta de las copias en los trabajos porque no existía internet y la bibliografía era más reducida, pero ahora deben recurrir a la sustentación y a las notas de seguimiento para evaluar el trabajo de los estudiantes.

Para el vicedecano de la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia, José Ramiro Galeano, "los estudiantes tienen muchas posibilidades de autoengaño, pero uno conoce la forma de escritura y de expresión verbal del alumno".

Añade que el docente no debe dejar solo al estudiante y debe esforzarse para que éste tenga una motivación por la asignatura.

Aunque para los profesores sea fácil darse cuenta del fraude de sus alumnos, no es tan sencilla la tarea de comprobarlo. Pero en caso de que un estudiante sea descubierto puede recibir desde anotaciones en la hoja de vida hasta la expulsión de la institución educativa si reincide.

Pese a estas medidas, Diego Montoya no se ha visto afectado y tampoco teme por eso porque dice que en caso de ser delatado, "es la palabra de alguien que ha perdido la confianza del profesor contra la mía".

** Nombre cambiado por solicitud de la fuente

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.