ALERTA POR AUMENTO DE INFECCIONES EN HOSPITALES

ALERTA POR AUMENTO DE INFECCIONES EN HOSPITALES

Las infecciones intrahospitalarias que atacan particularmente a enfermos graves recluidos en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), a recién nacidos prematuros o desnutridos, y a pacientes que permanecen buen tiempo hospitalizados, no solo se han vuelto más frecuentes sino que cada vez resulta más difícil controlarlas en hospitales públicos y privados de Bogotá.

13 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Las infecciones intrahospitalarias que atacan particularmente a enfermos graves recluidos en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), a recién nacidos prematuros o desnutridos, y a pacientes que permanecen buen tiempo hospitalizados, no solo se han vuelto más frecuentes sino que cada vez resulta más difícil controlarlas en hospitales públicos y privados de Bogotá.

Mientras en el año 2002estos centros asistenciales notificaron a la Secretaría Distrital de Salud (SDS) 10.484 infecciones intrahospitalarias, en el 2003 ese registro ascendió a 12.350. Luego, la Secretaría analizó los certificados de defunción en ese mismo periodo y encontró que en el 2002 hubo 414 muertes asociadas con infecciones intrahospitalarias y en el 2003 se registraron 395.

Este diagnóstico que acaba de realizar la Secretaría de Salud sobre la situación actual de las infecciones intrahospitalarias en la capital, no tendría mayor gravedad si no fuera porque identificó otros signos alarmantes: algunos hospitales no cumplen debidamente con medidas como la desinfección y esterilización, y fallan en algo tan simple como el lavado de manos exigido para quienes atienden a operados y enfermos de alto riesgo.

Al mismo tiempo, algunas de esas bacterias están volviéndose casi incontrolables, porque su resistencia es cada vez mayor a los antibióticos.

El diagnóstico.

La Secretaría realizó el diagnóstico con base en las infecciones intrahospitalarias reportadas por el ciento por ciento de los hospitales del tercer nivel de atención (42 públicos y privados, entre ellos El Tunal, Simón Bolívar, La Victoria, San Pedro Claver, Clínicas Occidente, Marly, Palermo, y Reina Sofía). Y del segundo nivel de atención solo tuvo en cuenta los informes de 13 de un total de 45 hospitales públicos que hay en la ciudad, como Pablo VI de Bosa, Suba, Engativá y Tunjuelito.

"Es cierto que hay una débil notificación en este segundo nivel, pero esperamos que mejore", dijo Ana Sofía Alonso, la enfermera epidemióloga de la Secretaría de Salud que coordinó el informe.

Según ese análisis, por cada 100 personas que se hospitalizan, alrededor de 2,5 contraen una infección intrahospitalaria, mientras que en países como México se registran de 10 a 15 por cada 100 egresos, y en Chile entre 5 y 10 por cada 100 hospitalizados.

Para Guillermo Prada, jefe de Infectología de la Fundación Santa Fe, si bien este índice de infecciones intrahospitalarias en Bogotá es "satisfactorio", también puede ser efecto de un subregistro de las mismas. "En cambio - agregó- no es aceptable el análisis de que 400 personas murieron por culpa de las infecciones intrahospitalarias. Muchas muertes tienen infecciones asociadas, lo cual no significa que todas fueron causadas por infecciones intrahospitalarias".

Cuáles son las bacterias que más atacan? De acuerdo con la Secretaría, los microorganismos que más se desarrollan son el Staphylococcus aureus (21,4 por ciento) que produce infecciones en la sangre, en la zona operada, huesos y tejidos blandos; la Escherichia coli (14 por ciento) que puede producir también infecciones urinarias, en la vesícula y peritonitis; Klebsiella pneumoniae (8 por ciento) que produce infecciones en el peritoneo, pulmones, orina o sangre, y la Pseudomona aeruginosa (5 por ciento) que aparece en enfermos críticos.

Difícil combatirlas.

El caso de la bacteria Streptococcus tipo A, causante de la infección fascitis necrotizante registrada en el hospital Misael Pastrana y que causó la muerte a cuatro personas el año pasado, es atípica.

Lo preocupante de estas bacterias es que la mayoría de antibióticos ya no sirven para atacarlas. El estudio observó una resistencia de estos microorganismos superior al 56 por ciento y, en casos como el Staphylococcus aureus, esa resistencia a antibióticos como la oxacilina, puede ser del 66 por ciento.

Esto, en concepto del infectólogo Prada, está creando graves problemas para los médicos porque pueden suministrar el antibiótico requerido por el paciente, pero finalmente no le obra, con alto riesgo para su salud. "Esa resistencia que está presentándose obedece a que hoy se venden antibióticos en cualquier esquina, se está abusando de su medicación y consumo", afirmó.

Este panorama de las infecciones intrahospitalarias en Bogotá será presentado hoy por el secretario de Salud, Román Vega, a las instituciones prestadoras de servicios (IPS), Empresas Promotoras de salud (EPS), empresarios y organizaciones comunitarias. Planteará además las políticas y estrategias que urgen en los hospitales y clínicas, para ejercer un mayor control sobre la aparición de estas infecciones.

Para el infectólogo Prada, el incremento de estas infecciones exigen no solo su notificación a las autoridades, sino que en los hospitales haya una mejor higiene y desinfección en salas de cirugía, esterilización de equipos y mejor lavado de manos en los hospitales. En cuanto a los antibióticos, dijo, está haciéndose indispensable una reglamentación para su venta y estricto uso.

LAS INFECCIONES MAS COMUNES.

La Secretaría analizó que en los hospitales del segundo nivel, los servicios más afectados por tales infecciones son: neonatos (28,5 por ciento) ginecobstetricia (28 por ciento), hospitalización (16, 3 por ciento) y pediatría (7,7 por ciento). En los de tercer nivel, se localizaron en las salas de cirugía (25,5 por ciento), en las UCI (17,5 por ciento), ginecobstetricia (12 por ciento) y pediatría (10 por ciento).

Las infecciones que más se repiten en esas instituciones son: la neumonía neusocomial (propia de hospitales y afecta naturalmente los pulmones) que ocupa el primer lugar en hospitales públicos (23 por ciento) y el segundo en los privados (16,2 por ciento); la infección generada en el sitio del cuerpo donde se hizo la operación (son más frecuentes en instituciones privadas, en un 21,7 por ciento de los casos), y las surgidas en el aparato tracto urinario ( 12 por ciento).

FOTO/Rafael Espinosa EL TIEMPO.

Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), los servicios de neonatos y salas de cirugía, son algunas de los servicios más afectados por las infecciones intrahospitalarias.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.