EE.UU. RESPALDA PROPUESTAS EUROPEAS PARA REVITALIZAR NEGOCIACIONES DE LIBRE COMERCIO

EE.UU. RESPALDA PROPUESTAS EUROPEAS PARA REVITALIZAR NEGOCIACIONES DE LIBRE COMERCIO

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Zoellick, dio su apoyo al plan de la Unión Europea para revitalizar las conversaciones globales de comercio, y dijo que EE.UU. podría comprometerse a recortar los subsidios a sus exportaciones agrícolas que perjudiquen a sus socios comerciales.

13 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Zoellick, dio su apoyo al plan de la Unión Europea para revitalizar las conversaciones globales de comercio, y dijo que EE.UU. podría comprometerse a recortar los subsidios a sus exportaciones agrícolas que perjudiquen a sus socios comerciales.

El enfrentamiento entre EE.UU. y la UE en temas agrícolas ha sido uno de los principales escollos para las negociaciones comerciales, así que la actitud de Zoellick podría ser significativa. Sin embargo, todavía quedan varios temas por resolver, incluyendo cuánto deberían abrir sus mercados los países en desarrollo a las compañías multinacionales. Un acuerdo entre EE.UU. y Europa ya no basta para asegurar el éxito de las conversaciones.

A principios de esta semana, la UE ofreció eliminar cerca de 3.000 millones de euros en subsidios a las exportaciones agrícolas si otros países, en particular EE.UU., hacen concesiones similares. Al mismo tiempo, la UE sugirió que los miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que pertenecen al llamado G-90, que engloba a las naciones más pobres, no tendrían que hacer más concesiones en las negociaciones comerciales.

La UE finalmente está siendo clara , dijo Zoellick en una entrevista, y agregó que EE.UU. ha propuesto durante mucho tiempo una reducción en los subsidios a sus exportaciones agrícolas. Es un gran primer paso para la ronda .

Zoellick habló en la víspera de una reunión de dos días con 28 ministros de Comercio en París, en la cual los diplomáticos buscarán desesperadamente reanudar las conversaciones de comercio global que languidecieron tras la desastrosa reunión de Cancún en septiembre.

Las propuestas de la UE captaron el apoyo de sus socios comerciales, debido a su empuje por eliminar los subsidios a las exportaciones, pero han surgido interrogantes sobre los detalles. Los socios de Europa han temido por las concesiones que tendrían que hacer si las propuestas salen adelante.

Francia, que recibe la mayor parte de los subsidios de la UE, dijo que el comisario de Comercio europeo, Pascal Lamy, había excedido su autoridad al hacer las propuestas, mientras que algunos grupos agrícolas europeos han acusado a Lamy de ceder demasiado.

Funcionarios de comercio creen que se está acabando el tiempo para que los negociadores se pongan de acuerdo sobre un paquete agrícola antes de julio, es decir, en pleno auge de la campaña electoral presidencial en EE.UU. Zoellick dijo tener el respaldo político para seguir adelante, ya que EE.UU. está ansioso por ver que la UE recorte sus subsidios, que son mayores a los de EE.UU.

Los grupos de agricultores en EE.UU. coinciden con esto y señalan que la Unión Europea estaría cediendo más. Serán un poco doloroso , dice Ron Gaskill, funcionario de la Farm Bureau Federation, un grupo de lobby con sede en Washington, pero podemos vivir con eso .

Estados Unidos ayuda a sus agricultores a exportar sus cosechas ofreciendo financiamiento de bajo costo y comprando el excedente de las cosechas para usarlas como ayuda alimentaria. En conjunto, EE.UU. otorga unos US$300 millones cada año en este tipo de subsidios, una décima parte que Europa. Zoellick dijo que EE.UU. ya ha realizado mucho trabajo previo para eliminar los elementos distorsionadores del comercio de sus exportaciones agrícolas.

Añadió que EE.UU. podría hacer que su programa de créditos a la exportación sea más justo, al limitar la extensión de los préstamos al financiamiento agrícola a seis meses, desde varios años, y que Washington también busca maneras de cambiar su programa de ayuda alimentaria, aunque subrayó que este tipo de asistencia constituye un subsidio mucho más pequeño que los créditos y otros financiamientos.

Sin embargo, se mostró menos entusiasta con el plan de la UE de eximir a los miembros más pobres de la OMC de nuevas concesiones. EE.UU., dijo Zoellick, apoyará la moción si otros países hacen lo mismo, pero genera preocupación.

Todos los países, alega, se benefician de una reducción de sus barreras comerciales y los países pobres podrían quedar en peores condiciones si se les deja mantener las suyas. Zoellick también hizo eco a los temores de países como México, de que dicho plan discrimina a los países en desarrollo que no son parte del G-90.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.