RATO PRESIONA A ARGENTINA

RATO PRESIONA A ARGENTINA

El designado director gerente del FMI, Rodrigo Rato, se estrenó ayer en la sede del organismo en Washington, con un llamado a Argentina para alcanzar un acuerdo con sus acreedores privados y con elogios a Brasil.

12 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El designado director gerente del FMI, Rodrigo Rato, se estrenó ayer en la sede del organismo en Washington, con un llamado a Argentina para alcanzar un acuerdo con sus acreedores privados y con elogios a Brasil.

El ex ministro de Economía español ofreció su primera rueda de prensa en el Fondo Monetario Internacional (FMI) tras hablar con los responsables de la institución "de los principales temas de las próximas semanas", explicó.

"Deseamos que el Gobierno argentino y sus acreedores logren un compromiso que sea beneficioso para todos", afirmó sucesor del alemán Horst Koehler, que asumirá el cargo oficialmente en junio.

Rato, artífice del crecimiento económico español bajo el gobierno de José María Aznar (1996-2004), aseguró que para "volver a los mercados internacionales", el país suramericano "debe reestablecer sus relaciones con sus acreedores", a los que debe 81.000 millones de dólares.

"Depende del Gobierno argentino y de sus acreedores el llegar a un acuerdo", declaró Rato, quien precisó, sin embargo, que el "Fondo sigue de muy cerca dichas negociaciones porque afectan la sostenibilidad de la deuda y la credibilidad del Gobierno argentino".

"Estas dos cuestiones tienen una importancia capital para la futura evolución de la economía argentina", advirtió el designado director gerente, quien asumió además la defensa de la cuestionada gestión de la crisis argentina por parte del FMI.

"Pienso que fuimos muy útiles en momentos en los que Argentina se encontraba en lo peor de su situación, sin comunicación con el resto del mundo financiero", sostuvo.

***.

Elogios para Brasil.

El tono con Brasil fue diferente. Rato aseguró que el programa con dicho país "está evolucionando de una manera positiva".

El ex ministro recordó que el Gobierno brasileño se está preparando para no renovar el programa stand-by que tiene con el FMI por 40.200 millones de dólares, que vence a fines de este año.

"Esto deja claro que Brasil alcanzó una sana posición en la comunidad financiera internacional", explicó Rato.

"Las perspectivas de crecimiento son cada vez más fuertes", subrayó, agregando que el "Fondo está convencido de que en un ambiente más dinámico de la situación económica en Brasil, el Gobierno podrá continuar sus políticas de cambios estructurales, no sólo en la economía, sino también en el aspecto social".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.