LA DAMA DE HIERRO DEL TLC

LA DAMA DE HIERRO DEL TLC

Un amplio conocimiento de las relaciones comerciales de Estados Unidos con los países de América Latina, un carácter dulce y afable pero un sistema implacable para negociar son las principales características de Regina Vargo. Ver gráfica (Exportaciones colombianas a Estados Unidos).

12 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Un amplio conocimiento de las relaciones comerciales de Estados Unidos con los países de América Latina, un carácter dulce y afable pero un sistema implacable para negociar son las principales características de Regina Vargo. Ver gráfica (Exportaciones colombianas a Estados Unidos).

Esta atractiva mujer, de aproximadamente 50 años -nunca ha querido revelar su edad- ha tenido por tres décadas una carrera ascendente en el Departamento de Comercio de Estados Unidos, Ustr por sus siglas en inglés.

Vargo es la jefe del equipo que negociará a partir del próximo 18 y 19 de mayo un Tratado de Libre Comercio con los países andinos.

La trayectoria de la señora Vargo no es desconocida para el equipo negociador colombiano ni para los empresarios nacionales que tienen negocios con Estados Unidos.

De hecho, algunos empresarios colombianos han señalado que Hernando José Gómez, el jefe de negociaciones, tendrá que enfrentarse a una dura en el tema comercial.

Reconocida a nivel mundial como una experta en política comercial es una de las grandes estudiosas de los problemas latinoamericanos.

Su amplia trayectoria en la región del hemisferio occidental le permitieron negociar varios tratados comerciales, entre ellos los de Nafta, Chile y Centroamérica y actualmente adelanta la negociación con Panamá, cuya primera ronda se cumplió la última semana de abril.

Quienes la conocen destacan su carácter dulce y afable y el interés que muestra siempre por sus interlocutores.

Pero también el extenso conocimiento que tiene sobre el comercio de cada uno de los países con los que se enfrenta para negociar.

En Chile dejó descrestados a los negociadores por su amplio y exacto conocimiento de cada uno de los detalles que se llevaron a la mesa de negociaciones, pero también por la actitud siempre atenta que tuvo.

Algunos negociadores chilenos incluso señalaron que mientras un amplio número de empresarios tenía que pedir cita o inscribirse en una lista de espera para ser atendidos por la señora Vargo, cuando llamaban eran atendidos de inmediato.

Los halagos sobre la personalidad y la figura de Regina Vargo han sido destacados por los negociadores latinoamericanos que la han tenido como interlocutora.

Pero a la hora de la negociación, la percepción es una sola: resulta implacable a la hora de negociar.

Muchos incluso señalan que en algunos casos parece intransigente porque sabe exactamente hasta dónde quiere llegar.

Mientras en la mayoría de los países los negociadores tienen una capacidad limitada para adelantar sus acuerdos, Regina Vargo sabe exactamente hasta dónde puede llegar y siempre va un paso delante de sus interlocutores.

Esto le ha merecido la admiración por parte de muchos expertos, quienes destacan además su capacidad para buscar alternativas a los problemas que parecen insolubles.

Aunque tiene una vida social muy activa, pues asiste a todos los cocteles a los que la invitan en razón de su cargo, frente a los temas que tienen que ver con su vida personal es muy hermética.

Está casada con Frank Vargo, a quien conoció en el Departamento de Comercio, y tiene dos hijas mellizas de 24 años, que estudiaron relaciones públicas e historia del arte.

Frank Vargo es un empresario de gran reputación. Inició su carrera en el Departamento de Comercio, donde fue secretario adjunto para Europa, pero posteriormente se retiró y actualmente es vicepresidente internacional de la Asociación Nacional de Industriales de Estados Unidos, Nam por sus siglas en inglés.

***.

Quién es quién.

Regina K. Vargo ocupa actualmente el cargo de Representante comercial auxiliar de Estados Unidos para las Américas. Es considerada la mano derecha de Robert Zoellick, el representante comercial.

Durante más de 30 años ha estado vinculada con el Ustr. Trabajó en varios programas para poner en práctica el libre comercio de su país.

Se graduó en el servicio extranjero en la Universidad de Georgetown y toda su vida laboral la ha desarrollado en el Departamento de Comercio, Ustr.

Participó en el acuerdo de libre comercio que se negoció hace diez años con Canadá y México, conocido como Nafta, y fue jefe de negociaciones en los procesos que se firmaron con Chile y Centroamérica.

Ha recibido dos medallas de oro por sus servicios en el Departamento de Comercio, una por su trabajo en las negociaciones del Nafta y otro por su aporte al programa de exportación de México.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.