VENEZUELA: INTENTO DE GOLPE O MONTAJE

VENEZUELA: INTENTO DE GOLPE O MONTAJE

El clima político en Venezuela está tomando ribetes de fiebre cuyas consecuencias nadie se atreve a pronosticar e incluso comienza a haber preocupación entre empresarios locales y extranjeros por lo que pueda pasar.

12 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El clima político en Venezuela está tomando ribetes de "fiebre" cuyas consecuencias nadie se atreve a pronosticar e incluso comienza a haber preocupación entre empresarios locales y extranjeros por lo que pueda pasar.

Las conjeturas y versiones corren por doquier en el vecino país, luego de que las autoridades detuvieran a un grupo de supuestos paramilitares colombianos, que según el gobierno pretendían realizar atentados contra instalaciones militares y oficiales.

"Me querían eliminar", dijo el presidente Chávez al pasar la cuenta de cobro a la oposición política de Venezuela, comandada más por empresarios y sindicalistas que por políticos. Para algunos, lo ocurrido con la captura de los supuestos paras habilita al gobierno de Chávez para adoptar medidas represivas que atajen el creciente inconformismo.

La lección no se ha hecho esperar: la policía venezolana allanó ayer al mediodía la hacienda Carabobo, propiedad de la familia Cisneros, situada cerca de la finca Daktari, en la que se dice se ocultaba el grupo de los supuestos paramilitares que fueron detenidos usando uniformes de combate.

Se estima que hasta el momento ha habido 25 allanamientos, dentro de los cuales se destacan el de la vivienda del ex presidente Carlos Andrés Pérez y el del pabellón alquilado por la embajada de Estados Unidos en la urbanización industrial La Encantada, en la capital Caracas. De la casa de Pérez, en el montañoso sector Oripoto, se llevaron papeles, cintas y una computadora, informó Carolina Pérez, hija del ex gobernante.

Pérez, acérrimo adversario del presidente Hugo Chávez, dijo el lunes que había que sacarlo del poder "por la fuerza", mientras que el mandatario venezolano lo ha acusado de intentar conspiraciones en su contra.

"Los allanamientos continuarán", advirtió el director de la policía de inteligencia Disip, Miguel Rodríguez Torres, a la agencia estatal Venpres y dijo que la idea era "desmantelar posibles campamentos de paramilitares" en territorio venezolano.

"Se han practicado detenciones en (las ciudades) de Maracaibo, Barinas y hemos obtenido en algunos allanamientos equipos computarizados e informaciones telefónicas", dijo otro jefe de la Disip, David Colmenares. Ya van unos 100 detenidos, incluyendo los 88 paramilitares, dijo Rodríguez Torres.

Precisó que el lunes se encontraron 600 chalecos antibalas en la residencia en el sureste de Caracas del capitán de la militarizada Guardia Nacional, Douglas Pérez Pérez, quien fue detenido para ser interrogado.

Según informes de la televisora privada Globovisión, también han sido detenidos una mujer y otro hombre, para interrogarlos por el caso de los 88 presuntos paramilitares colombianos apresados el domingo en las afueras de la capital, que estarían entrenándose para efectuar acciones militares contra el gobierno del presidente Chávez.

Chávez también acusa al gobierno de Estados Unidos de financiar una conspiración en su contra y lo vincula, incluso, en el fallido golpe de Estado que lo sacó por 47 horas del poder en abril de 2002.

Dos periodistas del diario El Universal denunciaron este martes que fueron agredidos y amenazados de muerte por efectivos de la inteligencia militar cuando intentaban cubrir los allanamientos del lunes.

El gobierno venezolano asegura que los paramilitares colombianos tienen "conexiones" con el grupo radical opositor Bloque Democrático y la coalición antichavista Coordinadora Democrática argumentando que fueron hallados en la hacienda del opositor cubano-venezolano Robert Alonso, quien desde la clandestinidad dijo que el régimen de Chávez está en "sus últimos días", aunque negando tener vinculación con los paramilitares.

El ministro de Información, Jesse Chacón, criticó ayer a la oposición y a la prensa local privada, en su mayoría fuerte opositora, por tratar el caso con "banalidad".

" Quieren que Venezuela se convierta en Colombia? Es eso lo que queremos para este país? El retrato de Colombia es el peor retrato en el que podemos mirarnos", sentenció Chacón.

El caso de los paramilitares fue condenado por el secretario general de la Organización de Estados Americanos, César Gaviria, que opinó que "los problemas de Venezuela deben resolverse exclusivamente por los venezolanos, a través de medios pacíficos y democráticos".

Bogotá y Washington, instados por Caracas a pronunciarse, lo hicieron rápidamente y rechazaron cualquier vinculación con esos paramilitares.

El portavoz del departamento de Estado, Richard Boucher, calificó de "irresponsables" y "vergonzosas" la acusación de vinculación de Washington con estos paramilitares.

El comandante del Ejército colombiano, general Martín Orlando Carreño, negó que se hubiera reunido con miembros de la oposición venezolana en Colombia y que tuviera conocimiento de un plan para derrocar al presidente Chávez, luego que vicepresidente José Vicente Rangel aseguró que las autoridades investigan una supuesta reunión entre Carreño, con dirigentes opositores en territorio colombiano, lo cual fue negado este martes por el alto oficial.

Venezuela y Colombia tienen frecuentes roces porque algunos sectores en Bogotá sostienen que Chávez colabora con las guerrillas izquierdistas, en tanto Caracas acusa a las autoridades colombianas de ser complacientes con los paramilitares de ultraderecha en la frontera comú.

La actitud y reacción del gobierno colombiano ha sido prudente y no se ha referido a las duras declaraciones del ministro de Información.

"Como gobierno nos alegramos de que cojan a todos los delincuentes que están allá (en Venezuela). Esta vez cogieron paramilitares, esperamos que la próxima vez caiga la guerrilla", dijo el vicepresidente Francisco Santos.

El próximo 8 de agosto deberá realizarse en Venezuela un referendo para definir la continuidad o revocatoria del gobierno de Chávez, siempre y cuando se consiga el número de firmas requerido en un proceso que se adelantará entre el 27 y el 31 de mayo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.