Secciones
Síguenos en:
SE REFUERZA LA UNIÓN EUROPEA

SE REFUERZA LA UNIÓN EUROPEA

La Europa de la Unión dio ayer un paso más hacia su consolidación en la lluviosa localidad de Beaune (centro de Francia). Bonn y París, los dos compañeros de armas en la construcción europea, volvieron a dar una muestra de flexibilidad y acuerdo mutuo al cerrar la LXI Cumbre Franco-Alemana con una buena noticia: los desacuerdos anteriores, que eran importantes, pudieron ser limados gracias a la voluntad y a las dotes diplomáticas de unos y otros.

La agenda era difícil e incluía temas en los que las dos capitales habían tenido serias diferencias. Para empezar, la posición de cara al conflicto en Bosnia- Herzegovina.

Francia había firmado el plan de acción aliado elaborado en días pasados en Washington (junto con Gran Bretaña, España, Rusia y EE.UU.). Este plan, que propone la creación de zonas de seguridad en Bosnia para la población civil, era visto con desconfianza por Bonn por considerar que, en sí mismo, suponía una aceptación de las conquistas militares serbias.

Sin embargo, en la rueda de prensa final, París y Bonn publicaron una declaración conjunta en la que renuevan su apoyo al plan de paz Vance-Owen, y rechazan la aceptación de hechos consumados basados en la fuerza en Bosnia.

Sobre las reticencias que tenía el gobierno alemán al respecto, Kohl pidió comprensión hacia la posición de Alemania, país en el que viven 800.000 personas originarias de la antigua Yugoslavia.

Por esto, explicó el canciller, es difícil para mi país aceptar las cosas tal como están ahora . No obstante, Kohl declaró al final de la cumbre que las zonas de seguridad permitían ampliar el poder de la Fuerza de Protección de la ONU (Forpronu) y daban la posibilidad de proteger también a la población civil, lo que es para él positivo.

El dossier económico no era menos importante, sobre todo porque ambos países tienen posiciones diferentes sobre las negociaciones del Acuerdo general de Tarifas Aduaneras y Comercio (Gatt) entre la Comunidad Europea y Estados Unidos.

Para Francia, el acuerdo de Blair House, negociado entre EE.UU. y la Comisión Europea el pasado diciembre no es aceptable, pues en el aspecto agrícola impone muchos sacrificios a los agricultores franceses (sobre todo en cuanto al retiro de subvenciones y establecimiento de cuotas a la producción de varios productos).

París siempre mantuvo su veto frente a esa negociación por considerarla contraria al acuerdo de la Política Agrícola Comunitaria adoptada por la CEE el año pasado.

Por esta razón, el gobierno francés redactó un memorando para sus 11 socios europeos en el que propone que el Gatt sea negociado de forma global , en lugar de focalizarse sobre aspectos precisos, lo que en opinión de Francia ha paralizado las negociaciones.

Alemania aprobaba la negociación previa hecha en diciembre con EE.UU., pero ahora decidió tomar en cuenta la propuesta francesa, afirmando que Europa necesita concluir el acuerdo del Gatt, pero no a un precio tan alto .

Kohl estuvo de acuerdo en que la discusión parcelada del Gatt ha dado fuerza a Estados Unidos, y comprendió que si se discuten todos los problemas de forma colectiva habrá más referencias de negociación. En este punto, Balladur dejó sentado que la negociación del Gatt tal como está perfilada hasta el momento no es aceptable para Francia . Así pues, el canciller Kohl afirmó que trabajaría estrechamente con París para presentar una posición global común sobre el Gatt en la próxima cumbre del G-7 (los siete países más industrializados), que tendrá lugar el próximo mes de julio en Tokio.

En cuanto a la ratificación del Tratado de Maastricht, ambos países se felicitaron por el Sí de los daneses, y se mostraron optimistas con respecto a la decisión que tomará la Cámara de los Comunes Británicos.

En este marco, Balladur expuso su proyecto de una conferencia para la seguridad en Europa, el cual será presentado en la reunión de los Doce en Copenhague, dentro de tres semanas. Ese proyecto, en el que Balladur y Mitterrand trabajan juntos, pretende darle un nuevo contenido al Tratado de Maastricht, sobre todo en el hecho de que la Comunidad Europea debe pasar a tener un papel más activo. Llevar la inicativa, en suma.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.