Secciones
Síguenos en:
LA SALUD: BARRIL SIN FONDO

LA SALUD: BARRIL SIN FONDO

El ministro de Salud, Juan Luis Londoño, siempre está armado de documentos, informes, estudios y su computador portátil, donde guarda el desarrollo, los proyectos, los resultados y el futuro de lo que él denomina el proyecto de salud más ambicioso del país . Está en desacuerdo con la tendencia garciamarquiana de que nada cambia y las cosas se repiten. Para él, por el contrario, todo es posible si se consolida el sistema de salud, se fortalece la descentralización, se impulsa el proyecto de seguridad social y se continúa con un diseño financiero que esté acompañado de cambios institucionales.

Es optimista sobre el futuro de la salud porque, a pesar de la crisis que atraviesa el país en esta área, y el hueco presupuestal en los hospitales (que es de 67 mil millones de pesos) dice, y lo repite, que por primera vez en mucho tiempo terminará el año sin problemas financieros.

Dentro de unas semanas no revela cuándo para evitar falsas expectativas contará con el presupuesto necesario para garantizar el funcionamiento de la totalidad de hospitales del país por medio de la redistribución de las utilidades de algunos establecimientos públicos y el superávit de empresas.

Le preocupa que a ese déficit hospitalario se le tenga que adicionar anualmente los 80 mil millones de pesos que debe invertir para atender las víctimas de la violencia en Colombia.

Es consciente de que el Ministerio sigue con dificultades y de que hay que buscar caminos y alternativas para enfrentar aquellas situaciones que han debilitado la salud nacional, como el fallo del Consejo de Estado que prohibió los auxilios.

La crisis financiera, sin embargo, ha sido sólo uno de los problemas que ha tenido que enfrentar desde que asumió el Ministerio. Al tomar posesión del cargo, se preguntó: cómo acercar la salud a la gente con una entidad amodorrada, burocratizada, descoordinada, acostumbrada a tener pocos líderes y con un número sorprendente de no profesionales? Desde entonces, cuatro han sido sus objetivos: organizar el sistema de salud, rediseñar el funcionamiento del Ministerio, promover la creación de empresas solidarias de salud (en la actualidad funcionan 25) e impulsar el proyecto de seguridad social.

La selección de esas prioridades fue el resultado de un trabajo metódico porque luego de evaluar el sistema de salud nacional descubrió que había avanzado de manera muy lenta, que administrativamente los gestores comunitarios estaban debilitados y que había claros problemas institucionales. Se necesitaba, dice, una urgente reforma al Ministerio y una transformación en el área social.

Por eso quiere que la gente sienta la salud como algo más propio. Eso explica porqué, con ese aire de optimismo que lo caracteriza, Londoño pretenda que antes de que finalice el año estén funcionando en todo el país 100 empresas solidarias. El objetivo: ampliar la cobertura de la salud a 780 mil personas.

Para este economista, dentro de todas las áreas de la salud, lo que le apasiona es el tema de la seguridad social, el cual empezó a trabajar desde que era estudiante y luego funcionario del Departamento Nacional de Planeación.

En el Congreso ha librado una fuerte batalla para sacar adelante el proyecto de ley. Pero lamenta que el tema de las pensiones haya opacado el de la salud.

Aunque reconoce que se deben seguir creando mecanismos para sacar a la salud de la pobreza absoluta con el fin de evitar los septiembres negros por falta de recursos, tiene claro que el problema, entre otras cosas, es que el sistema de salud es un barril sin fondo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.