Secciones
Síguenos en:
EN PLENA MADUREZ

EN PLENA MADUREZ

Coincidencialmente, tres ex Presidentes han celebrado este año una edad de cifra redonda. Primero, el doctor Belisario Betancur coronó la cima de los 70 años; el doctor Carlos Lleras Restrepo alcanzó los 85, opinando, comentando y estudiando con admirable lucidez los problemas del país. Le toca el turno al ex presidente Alfonso López Michelsen, y cuando se lean estas líneas estará disfrutando con los suyos y con sus amigos, que son muchos, la llegada a los 80 años de su edad. En un excelente reportaje publicado hoy en Lecturas Dominicales el ex presidente se muestra como es. Hablando sencillamente de su vida, de sus ideales políticos, de sus aficiones, y lo más importante, con la bondad y el afecto con que ve al país, auscultando con ironía y humor sus difíciles problemas.

La personalidad de Alfonso López Michelsen llena buena parte de la historia colombiana, especialmente la que concierne al partido liberal. Hombre de garra, peleador, inclinado a una izquierda muy propia de su época, se enfrentó a los partidos tradicionales con una agrupación conocida como el Movimiento Revolucionario Liberal. Para los ex presidentes de la etapa del Frente Nacional, inclusive los liberales, fue un dolor de cabeza, porque nada hay tan peligroso y que más moleste a los mandatarios, como que en la oposición exista un hombre de inteligencia y cultura. Estas condiciones las posee López Michelsen en buen grado. Liberal por formación, pronto regresó a las filas del partido y así él lo sabía alcanzó la Presidencia de la República.

Su mandato pertenece ya a la historia. Estamos seguros, porque se le puede analizar con tranquilidad y sin prejuicios, de que el fallo dictado por el paso de los días le va a ser muy favorable. A López lo caracteriza un temperamento singular, en que la bondad y la picardía se combinan, a veces en forma maquiavélica. Hoy lo rodea un afecto nacional que se ha ganado a través de infinidad de intervenciones en la vida pública, y además le ha deparado el respeto no solo de quienes lo admiran y sino aun de los que no comparten muchas de sus actitudes.

Llega a los 80 años rodeado de libros, de experiencia, de amigos y amigas , como diría el doctor Lleras Restrepo. Admirable en su sentido liberal, ha sido un colaborador eficiente y efectivo en las duras tareas de manejar el país con tino y experiencia. Sería imperdonable en esta fecha no recordar a su compañera de todas las horas, doña Cecilia Caballero de López. Ella y él forman un binomio que Colombia mira con admiración y gratitud. Para el ex presidente va un abrazo en la seguridad de que su opinión seguirá pesando por muchos años en la historia nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.