CLAVE 1942 COBARDE AGRESION NAZI A COLOMBIA

CLAVE 1942 COBARDE AGRESION NAZI A COLOMBIA

Su comandante, el kapitanleutenant Karl Emmerman, al mando de otros tres oficiales y 44 marineros, se encuentra al acecho, amenazante, dispuesto a hundir cualquier barco americano que se dirija hacia el Canal de Panamá. Sin sospechar el peligro, la goleta colombiana Resolute zarpó de Cartagena el 6 de junio de ese año, al mando del capitán Joseph McLean, con rumbo a la Isla de Providencia. La tripulación de siete hombres acoge, entre los víveres que transporta, a cinco pasajeros, entre ellos, Misael Santana, personero de San Andrés.

04 de septiembre 1991 , 12:00 a.m.

A los 17 días de navegación, la Resolute se topó fatalmente con el submarino nazi.

El U-172 era un submarino de largo alcance operacional, con autonomía superior a las 13.850 millas. Desplazaba sus 1.144 toneladas a una velocidad de 18.3 nudos por hora sobre la superficie del mar, y de 7.3 nudos sumergido. En su vientre se acomodaban 22 letales torpedos y sobre cubierta exhibía, retadores, un cañón y una ametralladora antiaérea.

Contrastando con el submarino, la modesta Resolute desplazaba apenas 52 toneladas. Era una goleta de dos mástiles y vela cangreja, construida en madera en la isla del Gran Cayman y adquirida por James Rankin, conocido negociante de San Andrés, para sus actividades de comercio de cabotaje entre las islas y el continente. Su velocidad dependía del Altísimo, de los vientos y de la pericia de sus siete tripulantes.

Las dos naves se encontraron el martes 23 de junio de 1942, pasadas las 9:30 de la mañana.

De conformidad con los datos de los sobrevivientes, la goleta colombiana se hallaba a 35 millas de Providencia.

Según el cuaderno de bitácora del submarino nazi, la goleta se encontraba en el cuadrante EB 8234 del mapa-código secreto alemán, posición que corresponde en cristiano a 13.5 grados de latitud norte y 80.3 grados de longitud oeste.

Seis meses antes, el Presidente Eduardo Santos publicó el comunicado que a la letra dice: El Gobierno de Colombia ha roto en la fecha de hoy 19 de diciembre de 1941 sus relaciones diplomáticas y consulares con los gobiernos de Alemania e Italia, en vista de la declaración hecha por estos dos países en contra de los Estados Unidos, para solidarizarse con el imperio del Japón... .

Sin embargo, cuando el submarino emergió del mar, frente a la goleta, aún no existía un estado de guerra entre Colombia y Alemania; tan solo eran inexistentes las relaciones diplomáticas.

El único tripulante de la Resolute que aún vive, James Newball, nos relató el encuentro: ... de pronto, el submarino salió a la superficie... Increíble! Se vino hacia nosotros. Era de color verde no muy oscuro. Como a sesenta metros empezó a rodearnos en un giro por la popa.

Archibold, sube la bandera! , gritó el capitán.

Sobre la cubierta del submarino un hombre de barba rubia examinaba todos nuestros movimientos. A bordo, estábamos asustados. No nos hablaban, ni nos hacían señas.

Archibold estaba izando la bandera de Colombia en lo alto del mástil, cuando, ta, ta, ta , lo barrieron con una ráfaga de ametralladora y la bandera también se vino abajo. Inmediatamente dispararon otra ráfaga larga mientras continuaban girando a nuestro alrededor. Baker, el cocinero, y su ayudante Grant cayeron muertos. Santana fue herido en una mano.

Yo iba en la popa. De pronto, bum, bum, bum , tres disparos del cañon explotaron sobre la goleta y ésta se empezó a hundir. El inmenso submarino sin bandera, sin número y sin señales dejó de girar y se alejó sin sumergirse.

De los doce ocupantes, seis quedaron muertos, entre ellos toda la familia Steele, incluyendo su bebé.

Fui el primero en alcanzar el pequeño bote salvavidas. Estaba ametrallado. Tenía por lo menos 30 huecos por donde se colaba el agua. Germán García, el contramaestre, se rasgó la camisa e hizo con la tela unos tapones para impedir el ingreso de más agua. La señorita Doris Fox y el capitán McLean ayudaban a sacar el agua. De los doce, solo quedábamos seis en un bote demasiado pequeño, sin agua, ni comida .

Con el cobarde hundimiento de la Resolute , el kapitanleutenant Emmerman alcanzó la cifra de 27 barcos enemigos destruidos.

Cincuenta y seis horas después del hundimiento, los seis sobrevivientes arribaron, milagrosamente, a la isla de San Andrés.

En noviembre de 1942 seis meses más tarde el comandante de submarinos Karl Emmerman fue condecorado, como reconocimiento a sus victorias, con la Cruz de Hierro en el grado de Caballero.

Por su parte, el marinero colombiano James Newball se quedó sin trabajo: Ese mes no recibí mis quince pesos de sueldo. Y no me dieron ganas de volverme a embarcar sino hasta después de la guerra. De esa terrible aventura de la Resolute solo me quedaron los 119 pesos que me entregó la Cruz Roja como compensación a víctimas de la guerra .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.