Secciones
Síguenos en:
MANDÓ EL FÚTBOL REPULSIVO

MANDÓ EL FÚTBOL REPULSIVO

La España contemporánea es país de tantos contrastes como la de Felipe II. El fútbol universal que recibe, constituye un colosal emporio financiero- comercial. Lo maneja la FIFA, presidida por Joao Havelange, de Brasil. La industria española más rentable es el turismo. El gobierno espera realizar el negocio del siglo . Los treinta y tantos millones de aficionados que pueblan la Piel de Toro sueñan con la consagración. Recuerdan que los países organizadores de cada cita suprema del balón han brillado siempre. Con la notable excepción de Brasil, tricampeón allende sus fronteras y víctima del maracanazo uruguayo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
09 de junio 1994 , 12:00 a. m.

Todas las reglas tienen sus excepciones, pero sucesivamente, los charrúas, los italianos, los ingleses, los alemanes, los argentinos se habían coronado ante sus hinchadas. Otros más modestos como Francia, Suiza, Suecia, Chile o México, habían ocupado casillas sumamente honrosas en su feudos. Los vikingos hasta a la final llegarían en Estocolmo.

Perpetuamente extravagante, el fútbol es, también, según los casos, tragicómico, inverosímil, injusto. También lo puede ser el fut-bussiness .

Este retraería a millones de turistas habituales en busca de sol y sombra, de cultura, de vestigios, de toreo, temerosos de la invasión de fanáticos procedentes de veintitrés países de los cinco continentes.

Por primera vez van a competir veinticuatro combinados que patearán por todos los ámbitos de la península, de norte a sur, de este a oeste.

El negocio va a resultar ruinoso en un país que recibe anualmente más visitantes portadores de preciosas divisas que su número de habitantes. El negocio es únicamente para la bien organizada FIFA.

El suicidio del presidente de Mundi-España , organismo responsable de los paquetes boletos-hotel, ilustra trágicamente el fracaso. Corroborado por el ingreso en una clínica siquiátrica, apenas clausurado el certamen, de Raimundo Saporta, Presidente del Comité Organizador y Eminencia Gris del gloriosos Real Madrid.

La ilusión de todo un pueblo, la esperada fiesta de los propios jugadores locales se encargan de anegarla desde el primer pitazo. Les han allanado el primer tramo, como a todos su predecesores desde que impera el fut- bussiness , desde la supresión de la fórmula copera total, de nocaut, y nadie juega peor que los hispanos que timonea Pepe Santamaría, ex gloria de la celeste en Suiza-54, de la propia España en Chile-62 y del fabuloso Real Madrid de la era de Di Estéfano.

Infernal calvario el de los Arconada, Camacho, Alessanco, Juanito y compañía, que ni se hubiesen fijado en la ronda siguiente sin la, para ellos, generosidad de los árbitros. Con los novatos hondureños igualarán por dudosísimo penal y someterán a Yugoslavia por la mínima mediante un castigo del mismo calibre. Con la modesta Irlanda ni así pueden, aunque inexplicablemente reducida a diez por la expulsión de Donaghy.

El fútbol repulsivo, calculador, ratonero parece regla del decimosegundo Mundial. La excepción es Sevilla, donde cada juego del scratch de los Zico, los Junior, Sócrates, Cerezo es puro embeleso y ya favorito de la mayoría para lo mejor.

Aún más, puesto que casi todos los campeones reinantes argentinos que disponen del superplus Diego Armando Maradona, inauguran frente a Bélgica con espíritu de formalidad protocolaria y se inclinan, 0-1, porque se han encontrado con un equipo superiormente organizado, que maniata al pibe en su debut mundialista. Pero el genio maravilla ante Hungría y El Salvador, 4-1, 2- 0. Los gauchos se salvan y Menotti se tranquiliza.

Lo del tramo previo de Gijón es puro tongo. Argelia estrena mediante un aldabonazo, venciendo al favorito alemán. A la hora de las cuentas, los germanos tienen que ganar a los hermanos danubianos por 1-0 para avanzar con ellos y descartar a los norteafricanos. Gana 1-0. Bochornoso, señor Havelange, la FIFA no es ejemplar.

En Galicia, la parroquia es testigo de cálculos ratoneros, de un fútbol ruin. Avanzan Polonia y la Squadra Azzurra , esta con tres empates y gol-average de 2-2 por 1-1 de Camerún. Misterios del esférico. Unos días después, la Squadra navegará imparable, a toda vela. De Bilbao a Valladolid emergen Inglaterra y Francia.

Los amantes del fútbol tienen la mirada fija en Sevilla, en el Scratch de los poetas goleadores del esférico. Que se las tendrán que ver con Argentina en la segunda rueda e Italia. La mísera España que hasta la furia ha perdido, trenzará con Alemania e Inglaterra. Los otros dos tríos los integran Polonia, URSS, y Bélgica, por un lado, Francia, Austria e Irlanda, por otro.

Emergen Alemania, Francia e Italia y Polonia, estas del grupo ruin de Galicia. Inverosímil fútbol. España ni existe. Paolo Rossi sí. Que anidará tres veces, sus tres primeras del torneo, en el decisivo Brasil-Italia. Al Scratch , tal vez demasiado seguro de sí, le basta un empate, va por todo y se pierde. Injusto fútbol.

Semifinal con Polonia, dos goles de Rossi, otro en la final con Alemania 3-1, y Paolo máximo goleador, campeón del mundo y Balón de Oro europeo. Increíble fútbol.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.