SANCIONES LEVANTADAS

SANCIONES LEVANTADAS

26 de enero 1991 , 12:00 a.m.

La derogación de los Decretos 2747 y 257 mediante los cuales se aplicaban sanciones a los funcionarios que participaron en el paro cívico del 14 de noviembre pasado, debe entenderse ante todo como una apertura del Gobierno hacia una política laboral de profundo contenido social. Se ha revisado una decisión que los trabajadores y las centrales obreras deben tener en cuenta como una manifestación del espíritu comprensivo que anima a la actual Administración en materia tan difícil como es la laboral en toda su extensión.

Pero a su vez los trabajadores que se benefician con dicha medida no deben olvidar que la buena voluntad del Gobierno requiere una contraprestación por parte de ellos, en el sentido de no lanzarse a aventuras reivindicativas que tantísimo dinero le cuestan al erario y tantas reacciones suscitan en la ciudadanía. Al paso que han dado el presidente y sus ministros, debe responderse con mayor sensatez en las reclamaciones laborales.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.