GENIO Y FIGURAS DE RICARDO RENDÓN

GENIO Y FIGURAS DE RICARDO RENDÓN

El indio de cigarrillos Pielroja. La caricatura incansable de la hegemonía conservadora. Bohemia. Vanguardia. Suicidio. Así podrían expresarse los rasgos de un hombre enigmático que sacudió su tiempo. El once de junio de 1894 nació en Rionegro, Antioquia, Ricardo Bernabé de Jesús Rendón Bravo, más conocido como Ricardo Rendón, quien, a cien años de su nacimiento y a 63 de su muerte, es recordado como el más grande caricaturista colombiano de todos los tiempos.

11 de junio 1994 , 12:00 a.m.

Rendón fue el primogénito de tres hijos de una familia sencilla, que residía en una casa contigua a la capilla de Jesús de Nazareno en la Calle Real de Rionegro. Aunque se han tejido muchas conjeturas acerca de sus habilidades para el dibujo, parece ser cierto que éstas surgieron desde chico por influencia de su padre, que era profesor de caligrafía.

Cuando tenía 17 años, viajó a Medellín para comenzar una etapa fundamental en su formación artística. Desde hacía un tiempo, la ciudad se había convertido en un importante centro comercial, agrícola y minero y ejercía gran influencia en todo el occidente colombiano. Por otro lado, mostraba un movimiento cultural bastante activo, cuya máxima expresión era el Casino Literario .

En este nuevo medio, Rendón demostró rápidamente su calidad. En el Instituto de Bellas Artes el maestro Francisco Antonio Cano influyó de forma determinante en su maduración intelectual y artística. Un año más tarde inició su colaboración como ilustrador de la revista Avanti.

En 1915 Rendón se convirtió en integrante del grupo de intelectuales bohemios los Panidas , del cual hacían parte personajes de la talla de León de Greiff y Fernando González. Eran trece jóvenes, de los cuales pocos pasaban de los veinte años. Jóvenes que, en sus reuniones en el café El Globo , cuestionaban la sociedad de su tiempo. A partir de la publicación de su revista, Panida, en la que Rendón no solo publicó dibujos, sino también poemas bajo el seudónimo de Daniel Zegri, el dibujante inició una época llena de producción artística.

Rendón se convirtió en colaborador de la revista Semana y del periódico El Espectador de Medellín, en donde realizaba ilustraciones artísticas, y dibujó sus primeras caricaturas, que inmediatamente fueron bien apreciadas por los antioqueños; de paso, fue conocido en Bogotá, por la difusión que el diario tenía en esa ciudad.

Por esos días, Colombia se encontraba en un proceso de adecuación económica y de aparición de los primeros anuncios publicitarios. La prensa era el medio de comunicación reinante, pero no poseía una tecnología que le permitiera reproducir los retratos de los personajes con eficiencia. Así, Rendón se fue convirtiendo lentamente en uno de los publicistas e ilustradores más codiciados del país. La fauna de un genio En 1917 se hizo colaborador del periódico El Correo Liberal y la revista Colombia. Ese mismo año diseñó una serie de doscientas caricaturas para el álbum de las cajetillas de cigarrillos Victoria, en las que pintó a los personajes más destacados de la época. Para este trabajo el maestro grabó con buril sus dibujos en madera o en planchas que él mismo fundía con metal de los tipos de imprenta.

Al mismo tiempo comenzó la elaboración de la serie El Jardín Zoológico, en donde destacaba rasgos animales de los principales personajes de la vida local. Este trabajo fue terminado en Bogotá, a donde viajó el 17 de enero de 1918 en el primer tren de la mañana. La prensa antioqueña destacó como una gran noticia la partida del dibujante.

El nueve de febrero se integró a la revista El Gráfico en donde realizó caricaturas, ilustraciones y portadas. Creó la serie Aspectos Urbanos, en los que ironizaba la vida bogotana; meses más tarde publicaba en la revista Cromos.

La ciudad sucumbió pronto a la habilidad del caricaturista y fueron los integrantes de la vanguardia cultural bogotana quienes lo recibieron y destacaron su obra. Hizo una exposición individual de acuarela y dibujos y continuó la realización de trabajos para prensa y publicidad. Hacia 1923, sus antiguos compañeros panidas brillaban con luz propia. Luis Tejada, Rafael Jaramillo Arango y León de Greiff, lo integraron a sus tertulias que desembocaron en la formación del grupo de Los Nuevos , que combinaban sus ideas políticas con la creatividad literaria de vanguardia. Era la época de la hegemonía conservadora y de un rompimiento con las formas de pensamiento predecesoras.

Rendón combinaba su febril actividad artística con sus visitas a los cafés Windsor y Riviere . En esos días abandonó El Espectador para vincularse a La República, en donde continuó su combate del gobierno conservador. Con la clausura del diario en 1924 regresó a El Espectador, donde continuó atacando al gobierno de Ospina, cada vez con mayor fortaleza, acaparando totalmente la atención de la sociedad bogotana y erigiéndose como el emperador de la caricatura .

Los enigmas del caricaturista Rendón realizó varios trabajos publicitarios en esta época, entre los que se destacan la serie de cupones realizados para Freskola y las ilustraciones para los cigarrillos Pierrot. Pero sin duda su creación mas famosa y que aún hoy se mantiene vigente es la realizada para la Compañía Colombiana de Tabaco, el indio de los cigarrillos Pielroja.

Desde octubre de 1924 Rendón inició su etapa en EL TIEMPO, según se dice la más fructífera de todas. Realizó por encargo una viñeta que identificaba la página deportiva y de ahí en adelante, atacó sin piedad los gobiernos de Ospina y de Abadía Méndez. La fama y acogida de su genio llegó a tal punto que sus trabajos se convertían en primeras páginas y cuando eso sucedía, el periódico aumentaba sus ventas. Incluso fue tentado por diarios como La Nación de Argentina y el New York Times.

Ricardo Rendón fue siempre un personaje enigmático cuyo carácter nunca pudo ser conocido del todo por sus contemporáneos. Por eso nadie puede explicar con certeza por que se suicidó en la mañana del 28 de octubre de 1931, en el café La Gran Vía .

Algunos piensan que una vez derrotada la hegemonía conservadora, se habría sentido traicionado por sus antiguos compañeros liberales, pues éstos habrían adquirido los mismos vicios que combatieron por años, pero todo se queda en especulaciones.

Ricardo Rendón, plasmó en sus dibujos el modo de vivir de la sociedad colombiana, la sacudió y la sufrió. Para algunos fue un ser excéntrico, para otros, sincero y certero, pero para todos, impenetrable.

Definirlo es imposible, como es imposible definir la genialidad de su obra. Una obra que llevó su marca, la firma indeleble de Rendón.

Así era Ricardo Rendón Así Eramos Nosotros es la exposición homenaje a Ricardo Rendón, organizada por el municipio de Rionegro, Colcultura y el Centro Colombo Americano de Medellín, para celebrar el centenario del nacimiento del caricaturista.

La apertura de la muestra se hará hoy a las diez de la mañana en la Casa de la Convención de Rionegro, y pasará dentro de unos días al Centro Colombo Americano de Medellín y probablemente a Santafé de Bogotá. nLa exposición consta de cuarenta paneles que muestran una parte significativa del trabajo de Rendón, junto con una cronología, que ubica al visitante en las circunstancias sociales y personales que enfrentó el genio de Rionegro. Luego del acto inaugural, el historiador Roberto Luis Jaramillo dictará una conferencia sobre la vida del caricaturista. Como una forma de señalar el camino a la Casa de la Convención y de integrar a la comunidad a la celebración, han sido situados en diferentes sitios de Rionegro varias reproducciones, en tamaño mural, de caricaturas realizadas por Rendón, inspiradas en personajes famosos del país.

La investigación acerca de la vida de Ricardo Rendón, fue realizada durante seis meses en Rionegro, Medellín y Santafé de Bogotá, por un grupo conformado por Roberto Luis Jaramillo y los estudiantes Aidé Rendón y Carlos Uribe, junto a Juan Alberto Gaviria, director de la galería de arte del Centro Colombo Americano. El diseño de la exposición estuvo a cargo del arquitecto Alberto Sierra, con la asistencia de Ernesto Restrepo.

En el proceso estuvieron vinculados la Biblioteca Pública Piloto de Medellín, la Biblioteca Luis Angel Arango, Foto Rodríguez, la Fundación Antioqueña de Estudios Sociales -Faes-, Peldar, EL TIEMPO y El Espectador.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.