NO MÁS PROSTITUTAS CALLEJERAS

NO MÁS PROSTITUTAS CALLEJERAS

Los dueños de los prostíbulos del barrio Alameda Centro se comprometieron a no permitir más protitutas en las puertas de sus establecimientos, a partir de hoy. Así se acordó ayer después de una reunión con el Comandante Quinta Estación de la Policía, Mayor Gilberto Benavides; el Alcalde Menor de Santa Fe, Hernando Darío Espinosa y el teniente del Comando de Acción Inmediata (CAI) de Telecom, William Díaz.

26 de enero 1991 , 12:00 a. m.

El acuerdo busca hacer cumplir un decreto expedido el año pasado, durante la administración Pastrana Arango, que ordena que los negocios de lenocinio deben tener rejas en sus puertas y que las mujeres de vida licenciosa deben permanecer detrás de ellas.

El barrio Alameda Centro, especialmente en las carreras 13 y 13 A, entre las calles 19 y 26, es una de las zonas de Bogotá con mayor número de establecimientos dedicados a la prostitución, con residencias y problemas generados por esa actividad: enfermedades venéreas, venta de basuco, atracos y robos.

Los vecinos dijeron que las familias que residen en el sector y los transeúntes han sido muy afectados por la cantidad de prostitutas que se exhiben en la calle.

Por eso, los dueños de esos negocios se comprometieron ayer a evitar que las prostitutas permanezcan en las calles y las aceras, pero también pidieron a las autoridades más seguridad.

Denunciaron que en la zona hay muchos atracos y que sus establecimientos son víctimas de los delincuentes, ante lo cual es casi nula la actividad de las autoridades.

Por su parte, el comandante de la Quinta Estación de Policía, mayor Gilberto Benavides prometió que retendrá a las prostitutas que encuentre en la calle.

Si ustedes incumplen el compromiso, sellaremos los negocios por siete días -- aseguró Benavides a los dueños de los establecimientos --. Y si reinciden, lo haremos definitivamente.

El oficial contó que en ocasiones anteriores ha recibido amenazas por hacer cumplir la ley en el sector.

Por su parte, el alcalde menor de Santa Fé, Hernán Darío Espinosa, dijo que al hacer desaparecer las mujeres de las calles no quiere decir que los vecinos acepten la prostitución en el barrio.

Es una medida mientras el Gobierno Distrital da una solución, pues esperamos que creen zonas rojas o de tolerancia donde se permita esa actividad , agregó Espinosa.

Asimismo, los dueños de los establecimientos denunciaron que los agentes del sector y de otras zonas de Bogotá se desplazan hasta sus negocios para exigir dinero o la conocida vacuna , so pena de hacer batidas, llevarse a sus clientes, a las prostitutas y cerrar el negocio.

El Comandante del CAI, William Díaz, se defendió y dijo que los mismos administradores incitan a los agentes a recibir la plata, puesto que les ofrecen tres, cuatro o cinco mil pesos, sin que ellos lo hayan pedido.

El presidente comité de ayuda al CAI de Telecom, Alfonso Gutiérrez, expresó su preocupación porque el alto número de prostitutas que tienen fichas médicas falsas, sin importar el peligro que esto representa para la comunidad.

Según estadísticas de la Secretaría de Salud, el 15 por ciento de las mujeres de este sector están infectadas con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), sin contar con las portadores que frecuentan los negocios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.