Secciones
Síguenos en:
TRES DÍAS MÁS DE TRÁFICO RESTRINGIDO

TRES DÍAS MÁS DE TRÁFICO RESTRINGIDO

Durante tres días más, como máximo, el tránsito de vehículos de medio país continuará restringido. Ese es el plazo dado por los ingenieros y técnicos del Ministerio de Obras Públicas, Ingetec y la firma HB, que desde la tarde del lunes laboran en la reparación de un pasador y una viga de la estructura del puente Mariano Ospina Pérez de Girardot. El tránsito por el viaducto, que se interrumpió en la tarde del domingo, fue restablecido, pero por turnos, en la madrugada del lunes, luego de que el gobernador de Cundinamarca, Manuel Guillermo Infante Braiman, se puso al frente de la situación. También participaron miembros del Batallón de Ingenieros de Tolemaida y profesionales girardoteños.

El Ministerio de Obras Públicas, en cambio, no se hizo presente.

Durante la noche del domingo se trabajó en la postura provisional del pasador de la baranda izquierda de la estructura, que se soltó, lo que produjo una avería en una una viga del mismo extremo y llevó a que una parte del puente quedara sujeta únicamente de los tensores.

Con este arreglo provisional se pudo dar vía por un solo carril y se descongestionó la Carretera Panamericana, que se convirtió en un inmenso caos durante cerca de 12 horas.

Durante la mañana de ayer se restableció el tráfico de camiones pesados por el puente. Sin embargo, al mediodía, según los ingenieros de HB (firma que se encarga del mantenimiento de los puentes en Colombia), fue necesario cerrar el paso para tractomulas y camiones de más de 10 toneladas, pues con su peso estaban volviendo a soltar el pasador.

Según Carlos Humberto Pérez, director nacional de Carreteras, esos vehículos deben tomar la vía Ibagué-Lérida-Honda-Guaduas-Bogotá o viceversa. Su paso por el puente se restablecerá cuando concluyan los trabajos de reparación.

El tránsito de vehículos pequeños se realizará por un solo carril y por turnos; posiblemente, se deba cerrar el puente durante algunos minutos mientras se hacen los trabajos , dijo Pérez.

Las reparaciones que deben realizarse en el estratégico puente, según Néstor Osorio, jefe del Distrito 17 de Carreteras en el Tolima, consisten en colocar de nuevo el pasador y su pin, que se cayeron el domingo; reparar la viga izquierda de la estructura que, debido a la falla del pasador, se torció, y ajustar un balancín pincelado al extremo derecho, que se alcanzó a desajustar por la avería.

Lo más urgente es colocar el pasador, pues aunque por ahora está provisionalmente funcionando, es necesario instalarle un pin original para dar a la estructura más fuerza , dijo Osorio.

Los técnicos de HB, además de reparar el pasador y la viga, realizarán una inspección de la estructura, para determinar si existe riesgo de otra avería y repararla. Desde 1984, el Ospina no era sometido a un mantenimiento total.

Sin vía alterna El cierre del puente demostró que Girardot, una de las ciudades más importantes de Cundinamarca, carece de una carretera alterna en buen estado, que sirva para superar este tipo de emergencias. La vía Cambao-Girardot, que lleva a Ibagué, está convertida desde hace meses en algo cercano a un camino de herradura. Sin embargo, se está utilizando para afrontar la situación.

Según Carlos Portela, que, como muchos conductores, debió tomar la vía a Cambao, entre Ibagué y Girardot hay enormes huecos, derrumbes y falta de pavimento. Por ello, el recorrido Girardot-Bogotá se demora hasta tres horas más de lo normal.

La misma carretera se tapó hace un mes, debido a los derrumbes ocasionados por el fuerte invierno. El pavimento a lo largo de diez kilómetros de la carretera resultó averiado totalmente; desde hace varios años, la vía no es asfaltada y la presencia del Distrito de Carreteras es casi nula.

Según Infante, que prácticamente trasladó su despacho a Girardot para hacer frente a la emergencia, las protestas de la gente son justificadas .

La explotación sin control de calizas y yesales en la zona originaron desprendimiento de lodo, piedras y palos, que taponaron la vía , dijo, y anunció que el departamento iniciará la reparación tan pronto se logre controlar la erosión.

El desvare Durante las casi 12 horas que permaneció cerrado el puente Ospina Pérez , quedaron bloqueadas cerca de ocho mil personas. Rafael, un niño de 9 años y unos doce colegas más eran los únicos felices.

Rafael, José Caicedo y muchos más transportaron en sus carretillas los equipajes, bultos y cajas que llevaban los pasajeros obligados a hacer trasbordo de buses en Girardot y Flandes.

Cobraban entre 200 y 400 pesos por viaje. El trancón, según Rafael, le había dado, a las 8 de la noche del domingo, el doble de lo que gana transportando en su carretilla frutas en la galería.

Pero tanto estos artistas del rebusque como los ingenieros, periodistas y técnicos que se hallaban, a las 9 de la noche del domingo, en el puente Ospina Pérez , enmudecieron cuando se vio que entre los varados había un cortejo fúnebre que se dirigía a Flandes (Tolima). Los parientes y empleados de una funeraria pasaron con el féretro en hombros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.