Secciones
Síguenos en:
DURA ESTOCADA AL MATADERO

DURA ESTOCADA AL MATADERO

Es la segunda vez que la Secretaría de Salud cierra el Matadero Distrital. En las dos oportunidades, la causa ha sido la misma: malas condiciones higiénicas. La primera fue en 1978 y la segunda, ayer. El matadero se creó en 1927 en una zona que, por esa época, era considerada un potrero. Sin embargo, con el paso del tiempo, la ciudad fue creciendo y las condiciones del establecimiento fueron desmejorando.

Así, el Matadero Distrital quedó ubicado en el centro de la ciudad y su estado sanitario fue empeorando. En 1978, la Secretaría de Salud determinó sellarlo indefinidamente por considerar que no reunía las condiciones higiénicas necesarias para garantizar la calidad de la carne y la salud de quienes allí trabajaban. En 1982, el matadero fue remodelado y reinaugurado.

Ahora, 15 años después, la historia se repite. La misma Secretaría impuso ayer los sellos. Aunque la entidad había dado un plazo de dos meses para que la Empresa Distrital de Servicios Públicos (Edis) readecuara las instalaciones, los términos se vencieron y las obras no se realizaron.

En el acta de sellamiento se determina que el establecimiento no posee licencia sanitaria ya que los pisos, techos y paredes presentan deficiencias y que carece de sistemas de tratamiento de aguas residuales.

En el momento del cierre, 250 reses estaban listas para su sacrificio. La diligencia impidió que se les diera el puntillazo final. Su muerte se aplazó para hoy o mañana, cuando serán trasladadas a los mataderos Guadalupe o Monserrate.

Segun el gerente de la Edis, Alvaro Barrera Rueda, el problema no son las reses que allí se sacrificaban pues los ganaderos pueden llevarlas a otros lugares. El inconveniente está en que no se sabe qué sucederá con los noventa empleados del matadero. Se estudiará su traslado a otras dependencias de la entidad o, si no, se tramitará su liquidación.

Así, los corrales se quedaron vacíos; el toril, estático y los ladrillos y tubos que estaban listos, desde hace seis meses, para la readecuación permanecerán en el costado oriental del matadero en espera de que la Edis contrate la realización de las obras.

Sin embargo, la Empresa tiene otros planes. Aunque Barrera sostiene que sigue esperando la respuesta a su solicitud de una prórroga de dos meses para hacer las reformas, agrega que lo más probable es que el terreno se entregue como parte de pago de la deuda que tiene, por siete mil millones de pesos, con el Favidi por concepto de cesantías atrasadas. De ser así, allí se construirá una urbanización.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.