LOS ALCALDES PASARON EL AÑO

LOS ALCALDES PASARON EL AÑO

Un año de mandato cumplen, el próximo martes primero de junio, los alcaldes elegidos popularmente en marzo del año pasado. Forman parte de la tercera tanda de mandatarios seleccionados directamente por las comunidades que gobiernan. Y son, también, los alcaldes que, en materia de período, hacen la transición entre una Constitución y otra. Sus antecesores tenían período de dos años y sus sucesores lo tendrán de tres. Estos, de dos años y medio.

30 de mayo 1993 , 12:00 a. m.

La mejor evaluación de su gestión la hacen sus comunidades. Por eso, EL TIEMPO, con motivo de este primer año de gobiernos locales, contrató una encuesta con la firma Yankelovich Innova de Colombia para conocer cuál es su opinión sobre la persona que escogieron para dirigir los destinos de su ciudad y evaluaran su labor.

Se hizo en diez capitales de departamento y los resultados son reveladores: se rajaron tres alcaldes: el de Bogotá, con la peor calificación, y los de Cúcuta y Cartagena, con notas por debajo de 3 en la escala de 1 a 5.

En términos generales, los habitantes de las diez ciudades consideraron que son mejores los alcaldes elegidos popularmente que sus antecesores designados a dedo, eso sí, salvo en las ciudades cuyos alcaldes se rajaron, donde el desencanto es de tal magnitud que a sus pobladores les da igual entre alcalde elegido y alcalde nombrado.

El contraste con otras ciudades es notorio. Los habitantes de Medellín, Manizales y Cali, en ese orden, son los que más están satisfechos con sus alcaldes. Dos de ellos son conservadores: Luis Alfredo Ramos, de Medellín, y Rodrigo Guerrero, de Cali. Germán Cardona, de Manizales, es liberal. Pero los tres llegaron a esa posición en nombre de coaliciones en las que convergieron tantos sectores políticos que terminaron llamándose cívicas.

Curiosamente, en la mayoría de ciudades no se da ningún resentimiento social con el gobernante. En todas, excepto en Barranquilla y Cartagena, la mayoría de la población consideró que su alcalde trabaja equitativamente en favor de la clase alta, la media y la baja. En Barranquilla, la mayoría de la población consideró que su mandatario, Bernardo Hoyos, es proclive a trabajar más por la clase baja, al contrario de Cartagena, donde sus habitantes consideran que su alcalde, Gabriel A. García, está inclinado en favor de la clase alta.

El contraste entre las dos principales ciudades del país en materia de respaldo para su alcalde es bastante notorio. Por ejemplo, sólo el 4 por ciento de los habitantes de la capital de Antioquia calificó a su alcalde con notas entre 1 y 2 sobre cinco, mientras en Bogotá fue el 43 por ciento el que le dio esa calificación.

Es claro, por su puesto, que la capital del país tiene problemas inmensos y que puede ser perfectamente tres veces Medellín. Pero esas consideraciones no las hace la gente cuando evalúa a un alcalde. La comunidad pide eficiencia en la administración local y si reconoce mejorías, así lo dice; si no las ve, su crítica es implacable.

Por ejemplo, en Bogotá sus habitantes le reconocen a su alcalde, Jaime Castro, que ha mejorado el aseo de la ciudad, pero la gran mayoría considera que el estado de las vías ha desmejorado. Paradójicamente, en el tema de la inseguridad no le va tan mal.

Al de Medellín, por su parte, le fue muy bien cuando a sus gobernados se les preguntó por el estado de las vías, pero la gente no está contenta con la lucha contra la corrupción. El de Cali obtuvo su mejor calificación en materia de aseo, pero le fue mal en lo que tiene que ver con servicios públicos. Mientras tanto, al de Barranquilla le reconocen su gestión en aseo y servicios públicos, pero le reprochan la realizada en frentes como el mantenimiento de vías y la preservación del ambiente.

Al alcalde de Bucaramanga, Jaime Rodríguez Ballesteros, le fue bien en lo que tiene que ver con aseo y vías, pero no tanto en materia de lucha contra la corrupción. De todas maneras, es diciente el hecho de que en ciudades como ésta, el área de cubrimiento de energía y acueducto sea del 98 por ciento, mientras en Medellín es del ciento por ciento, en contraste muy marcado con otras localidades del país, como Pasto, donde el problema de servicios públicos es la prioridad para sus habitantes.

Una reflexión que deja esta encuesta entre los pobladores de las principales ciudades del país es la de que, en la mayoría de ellas, sus habitantes estarían dispuestos a reelegir a su alcalde. Aun en Bogotá, donde las respuesta estuvieron parejas frente a esta pregunta.

Respecto al polémico cura Hoyos, hay resultados soprendentes. Entre las clases altas y medias una considerable mayoría (60 por ciento) lo reelegiría. Entre los estratos bajos, en cambio, las opiniones están divididas: la mitad lo reelegiría y la otra mitad no.

De todas formas, el mandato popular de los alcaldes ha servido para que cada vez exista mayor participación de las gentes en los problemas de su ciudad y, como contrapartida, para que haya una mayor sensibilidad de los gobernantes a las necesidades ciudadanas.

MEDELLIN El alcalde Ramos constestó también la encuesta. Cree que los medellinenses le dan una buena calificación. Piensa que bajo su gestión la seguridad sigue igual y los servicios públicos han mejorado. Afirma que el estado de las vías es lo que más ha mejorado. Ramos dice que su prioridad es mejorar la seguridad en la ciudad, que es la responsabilidad del Gobierno nacional . No le gustaría ser reelegido. Estar aquí tres años será un aporte importante para la sociedad , dijo.

No sería exagerado decir que los medellinenses quieren mucho a su alcalde, Luis Alfredo Ramos. El 85 por ciento tiene una buena opinión de él. De 1 a 5, el 72 por ciento califica su gestión con 4 ó 5 y apenas un 4 por ciento lo raja.

Más de la mitad de la gente de la capital antioqueña dice que la seguridad, los servicios públicos, la protección del medio ambiente y el aseo están mejor que hace un año cuando Ramos entró. Y el 71 por ciento opina que las vías están en mejor estado que antes. Quizás en lo único en lo que la gente percibe una gestión menos exitosa es en la lucha contra la corrupción: el 43 por ciento opina que ha mejorado; el 33 por ciento que sigue igual. Cuando lo comparan con su antecesor, Omar Flórez Vélez, el 43 por ciento opina que Ramos es mejor; el 35 por ciento que es igual. Para una mayoría (45 por ciento) de los habitantes de Medellín, la prioridad del Alcalde debería ser la seguridad; una tercera parte afirma que la corrupción; y un 10 por ciento, la protección del medio ambiente; un 5 por ciento el transporte, vías y servicios públicos.

Al 74 por ciento de los habitantes de esta capital le gustaría poder reelegir a Ramos. MANIZALEZ Germán Cardona Gutiérrez, alcalde de Manizales Germán Cardona Gutiérrez puede darse por bien servido en su primer año como alcalde de Manizales. El 81 por ciento de la población tiene una imagen favorable de él, y apenas el 8 por ciento considera que es mala. En términos generales, los manizalitas consideran que la seguridad ha mejorado, al igual que los servicios públicos, la preservación del medio ambiente y la conservación y ampliación de las vías.

Pero no sólo en esos renglones le fue bien al alcalde de Manizales. Sus paisanos también consideraron, en un 66 por ciento, que la ciudad es ahora más aseada. Y al compararlo con su antecesor, el 57 por ciento de la gente consideró que es mejor; que es igual, el 33 por ciento, y sólo el 4 por ciento cree que es peor.

Su popularidad no se limita al momento actual. El 70 por ciento de los manizalitas está dispuesto a reelegirlo. Los habitantes de la capital de Caldas, al definir las prioridades en las que debe ocuparse su mandatario en el año y medio que resta de su gestión, precisaron: primero, seguridad; después, lucha contra la corrupción, preservación de las calles y mejoramiento del transporte.

La clase alta consideró que la prioridad del alcalde debe ser la lucha contra la corrupción.

El alcalde dijo que no autocalifica su gestión. Cardona consideró que la seguridad en su ciudad ha mejorado. A su juicio, los servicios públicos se mantienen igual a como los recibió. La protección del medio ambiente no ha mejorado, pues existe el problema de la contaminación de la quebrada Manizales. El estado de las vías ha mejorado, dice, pues acaba de inaugurar la Avenida del Rio. No se quiso comparar con su antecesor, y descartó de plano la posibilidad de buscar la reelección. CUCUTA Luis Enrique Cuadros, alcalde de Cúcuta, consideró que la población de su ciudad lo calificaría con un 4 sobre 5. Dijo que la seguridad ha mejorado, y que los servicios públicos también están mejorando, pues en breve se inaugurará un acueducto. En materia de corrupción dijo que sólo falta erradicar el 10 por ciento , cuando se entreguen en fiducia los recursos de la Secretaría de Hacienda y de la Tesorería. Prometió que este año se pavimentarán las rutas de los buses. El alcalde de Cúcuta, Luis Enrique Cuadros, tiene una imagen favorable para el 52 por ciento de los cucuteños, y desfavorable para el 41 por ciento. Esa línea media que se observa en la opinión de la gente frente a su alcalde, es decir, que ni lo rajan del todo ni lo pasan del todo, se aprecia en los porcentajes de población que lo calificaron. Por ejemplo, el 44%, casi la mitad de la población, le puso un insípido 3.0, y el 26% lo calificó con notas entre uno y dos. El 33 por ciento le dio notas de cuatro y cinco.

En cuanto a servicios públicos, la descalificación es preocupante. El 49 por ciento dice que está peor que antes; el 33% igual, y el 17 por ciento, mejor Frente a su antecesor, el 46% cree que Cuadros es igual que el anterior mandatario; el 36% dice que es mejor. Los cucuteños, al señalar las prioridades de la ciudad a las que se debe aplicar el alcalde en lo que resta de su mandato, consideraron en primer lugar la lucha contra la corrupción, y luego la seguridad, los servicios públicos, la preservación del medio ambiente y las vías.

BOGOTA Uno de cada tres bogotanos dice que tiene una buena opinión del alcalde Jaime Castro. El 58 por ciento, en cambio, tiene una mala imagen de él. Al calificar su gestión, el 42 por ciento lo raja con 1 ó 2 (sobre 5); el 37 por ciento le da 3, y el 19 por ciento, 4 ó 5.

Con relación a como han variado los principales problemas de la ciudad, el 80 por ciento dice que la inseguridad, los servicios públicos y el manejo del medio ambiente están iguales o peores que antes. La vías es lo que un mayor número de personas cree que está peor durante el mando de Castro. Para un tercio de los capitalinos, la corrupción de la administración ha empeorado. Al compararlo con su antecesor, Juan Martín Caicedo, la gente está dividida: 32 por ciento dice que es mejor Castro, 39 por ciento que son iguales. Si el alcalde se pudiera dedicar a resolver solo un problema, el 35 por ciento de los bogotanos dice que éste debería ser la inseguridad; 28 por ciento, la corrupción de la administración; le siguen las calles, el medio ambiente y, sorprendentemente, el transporte y los servicios sólo son prioridad para el 5 por ciento.

Los bogotanos están divididos sobre el tema de la reelección.

CALI Los caleños tienen una buena imagen de su alcalde, Rodrigo Guerrero. El 68 por ciento dice tener una opinión positiva de él; 14 por ciento tiene una mala opinión, y el 18 por ciento dice que aún no sabe. La calificación de su gestión es también buena: el 59 por ciento le asigna 4 o 5 (en escala de 1 a 5); el 31 por ciento le da 3, y sólo el 10 por ciento lo raja.

Cuando se le pregunta a los caleños como percibe los cambios en algunos temas prioritarios, por lo general responden que éstos están mejor o igual. En seguridad, por ejemplo, el 40 por ciento dice que está mejor y otro tanto que igual. Sólo el 22 por ciento siente que los servicios públicos han mejorado. En donde más ven mejoría los caleños es en el aseo.

El antecesor de Guerrero fue aún más popular: el 43 por ciento considera que fue mejor alcalde y el 32 por ciento que fue igual.

Las prioridades del Alcalde para los habitantes de la capital vallecaucana deben ser la seguridad y la lucha contra la corrupción (36 por ciento); le siguen los servicios públicos (16 por ciento).

Si pudiera, el 63 por ciento de los caleños reelegiría a Guerrero. Curiosamente, más hombres (72 por ciento) que mujeres (52 por ciento) lo reelegirían. CARTAGENA Un poco menos de la mitad de los cartageneros tiene una buena opinión de su alcalde Gabriel A. García. El 33 por ciento tiene una mala imagen suya. En cuanto a su gestión, el 37 por ciento la califica entre 4 y 5 sobre cinco. El 28 por ciento le da 3, y un 36 por ciento lo raja.

Sin embargo, su gobierno es mejor visto por las clases bajas. En materia de servicios públicos, el 55 por ciento de los ciudadanos considera que está peor hoy que hace un año. Algo similar sucede con el aseo de la ciudad. Y en cuanto a seguridad, medio ambiente y lucha contra la corrupción, la gran mayoría cree que está igual o mejor que cuando el alcalde recibió el mandato. Sólo en lo que tiene que ver con las vías, una mayoría (40 por ciento) reconoce que ha habido mejoría.

Frente a su antecesor, el 56 por ciento de los habitantes de Cartagena piensa que García es peor, y sólo el 16, que es mejor.

Como en otras ciudades costeñas, la prioridad para los cartageneros es la lucha contra la corrupción; le sigue, en ese orden, los servicios públicos, la seguridad y la protección del medio ambiente.

La gente percibe que su alcalde se preocupa más por resolver los problemas de la clase alta. Es por esto que al 53 por ciento no le gustaría reelegirlo.

B/MANGA Al alcalde de Bucaramanga, Jaime Rodríguez Ballesteros, su ciudad lo tiene en buen concepto. El 71 por ciento tiene buena imagen de él, y sólo el 11 la tiene negativa. Es significativo que el 55 por ciento de las personas consultadas le dio una calificación entre 4 y 5 sobre 5, y el 33 por ciento lo calificó con un 3 raspado. La ciudad es ahora mejor en seguridad, servicios públicos, vías y aseo, de acuerdo con el resultado de la encuesta, aunque en materia de preservación del medio ambiente la mayoría contestó (el 41 por ciento), que sigue igual.

Al ser comparado con el anterior alcalde, la ciudadanía considera que es igual, 44 por ciento, mientras el 27 por ciento cree que es mejor. Frente a su antecesor salió bien librado. El 39 por ciento considera que es mejor, y el 38 por ciento respondió que su gestión es igual.

Eso sí, el 53 por ciento está dispuesto a reelegirlo, y las prioridades en las que debe ocuparse en lo que resta de su mandato son las siguientes: en primer término, la lucha contra la corrupción, y luego, en ese orden, la seguridad, los servicios públicos, la preservación del medio ambiente, el mejoramiento del transporte y la preservación y ampliación de las vías.

PEREIRA La mayoría de los pereiranos tiene una buena opinión de su alcalde Ernesto Zuluaga. El 60 por ciento tiene una buena imagen de él; el 17 por ciento una mala, y el 23 no sabe evaluarla. La mitad de los ciudadanos le da una buena calficación a su gestión (4 ó 5); el 30 por ciento le da 3, y el 17 por ciento lo raja.

Los ciudadanos de la capital risaraldense perciben, en general, que los problemas están igual o mejor bajo la gestión de Zuluaga. Alrededor del 70 por ciento considera que la seguridad, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción están igual o mejor que antes.

En materia de vías y de aseo, la mayoría ve una mejoría. En cambio, para un 36 por ciento de la gente (sobre todo en los estratos bajos) los servicios públicos están peor. Para un 25 por ciento están igual. Frente a la labor de su antecesor, 31 por ciento de los pereiranos opina que Zuluaga es mejor; 37 por ciento que es igual, y 21 por ciento que es peor.

La corrupción en la administración debería ser la prioridad del Alcalde para el 35 por ciento de los habitantes de Pereira; para el 30 por ciento debería ser la seguridad, y para el 10 por ciento el cuidado del medio ambiente y el arreglo de vías.

A la mitad de los habitantes de Pereira le gustaría reelegir a su alcalde.

PASTO Los pastusos tienen una imagen medianamente buena de su alcalde, Eduardo Romo. El 16 por ciento dice tener una buena opinión de él. La mitad de los ciudadanos le dan a su gestión la calificación de 4 ó 5 (sobre 5); el 24 por ciento le da 3, y el 19 por ciento lo raja.

EN la evaluación de su laboro frente a los principales problemas de la ciudad, la absoluta mayoría cree que los servicios públicos y el aseo están peor que hace un año. Alrededor del 70 por ciento considera qu3 en seguridad, medio ambiente y lucha contra la corrupción las cosas están igual o mejor que antes. En relación con el estado de las vías, más de la mitad opina que están mejor.

Al compararlo con el anterior alcalde popular, el 28 por ciento cree que ROmo es peor; el 30 por ciento que es igual, y el 38 por ciento que es mejor.

Un mayoría (35 por ciento) de los habitantes de Pasto considera que la prioridad de su Alcalde en el futuro debe ser mejorar los servicios públicos. Le sigue la lucha contra la corrupción (29 por ciento), la seguridad(14 por ciento) y las calles (11 por ciento).

Las opiniones sobre si los reelegirían están divididas: la mitad dice que sí, la mitad que no. No obstante, entre las personas de 26 a 35 años años, una gran mayoría lo reeligiría.

B/QUILLA Uno de los más controvertidos alcaldes del país, Bernardo Hoyos, de Barraquilla, conserva la buena imagen con que llegó a ese cargo. Así lo confirma la población de su ciudad. El 56 por ciento considera que tiene buena imagen, mientras el 38 por ciento dice que es negativa. Es significativo el hecho de que su imagen es principalmente favorable entre las personas de la clase media y baja(57 por ciento).

Tiene una ventaja adicional: un año después de iniciar su mandato, la gente considera, en términos generales, uie le ha ido bien en varios renglores de su administración. Concretamente en dos, que en Barranquilla han sido motivo histórico de protestas. Son ellos los servicios públicos y el aseo. En el primero, el 56 por ciento considera que están mejor que antes, y en el segunbdo, el 60 por ciento declaró ue ha mejorado sensiblemente.

La corrupción, uno de los asuntos más polémicos en la capital del Atlántico, es tema en el que los barranquilleros reconocen alguna mejoría. El 41 por ciento de la población considera que la lucha contra ese flagelo es más resuelta ahora que antes. Sin embargo, el 42 por ciento cree que la corrupción sigue igual.

La mayoría de los barranquilleros, el 57 por ciento, considera que Hoyos es mejor que su antecesor, y ese mismo porcentaje está dispuesto a reelegirlo. La prioridad en Barranquilla, según los encuestados, sigue siendo la lucha contra la corrupción.

COMO SE HIZO LA ENCUESTA Un total de 1.547 encuestas sirvieron de base a este estudio de opinión pública.

Entre los encuestados hay personas de los tres estratos socioeconómicos: 224 del estrato alto, 863 del medio y 355 del bajo. Las encuestas aplicadas en Pasto no fueron discriminadas por clases, debido a dificultades para conocer la estratificación allí. En Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga fueron realizadas alrededor de 200 encuestas por ciudad. En Bucaramanga, Cartagena, Manizales, Cúcuta, Pereira y Pasto se hicieron 100 en cada una. Los encuestadores utilizaron el sistema de marcación telefónica digital al azar.

El sondeo fue realizado entre los días 20 y 26 de mayo.

El margen general de error es del 2.5 por ciento. Este margen de error es mayor en los resultados parciales de cada ciudad. El cuestionario fue diseñado de acuerdo con objetivos propuestos por EL TIEMPO.

NOTA: Como complemento a la encuesta, los redactores de EL TIEMPO hicieron algunas preguntas contenidas en ésta a los alcaldes. Cuando fueron entrevistados, los alcaldes no conocían aún los resultados de la encuesta de opinión. (RECUADROS MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.