GAVIRIA: UN INCIDENTE DE LA MAYOR GRAVEDAD

GAVIRIA: UN INCIDENTE DE LA MAYOR GRAVEDAD

El presidente César Gaviria rechazó ayer la actuación irregular del juez Especializado de Manizales que otorgó la condena de ejecución condicional (libertad) al narcotraficante Gonzalo Mejía Sanín, y anunció que el Ministerio de Justicia se prepara para frenar esta clase de anomalías. En carta al procurador General de la Nación, Carlos Gustavo Arrieta, el presidente Gaviria sostiene que Es la voluntad del Gobierno que la política de sometimiento a la Justicia establecida en los Decretos 2047 y 3030 de 1990 se fundamente en la confesión del delito y el cumplimiento de la condena sin que pueda soslayarse esta consecuencia utilizando ardides de apariencia jurídica .

24 de enero 1991 , 12:00 a. m.

El Gobierno añade Gaviria considera de la mayor gravedad este incidente y ha indicado al Ministerio de Justicia que estudie los correctivos pertinentes a los Decretos 2047 y 3030 .

En su carta, Gaviria solicita del Procurador una especial atención y apoyo para que de manera conjunta corrijamos esta situación y logremos prevenir que estas desviaciones irregulares en la política se presenten de nuevo en el futuro .

Tras confiar en que la Procuraduría apelará la decisión del juez, el Presidente señala: Lo invitó a que hagamos todo cuanto esté a nuestro alcance para que esta política tenga éxito y no permitamos que lo que ha sido diseñado para fortalecer la justicia sirva para debilitarla y para eludir el restablecimiento del derecho .

En su carta de respuesta a la misiva del Jefe de Estado, el jefe del Ministerio Público sostiene que las irregularidades son ciertamente graves y por eso se ha ordenado una investigación disciplinaria y se elevó denuncia penal contra el juez Aristides Betancur Ciuffetelli, que dispuso la condena de ejecución condicional en favor de Mejían Sanín.

La Procuraduría añade Arrieta es plenamente consciente de la responsabilidad fundamental que desde su perspectiva le corresponde en desarrollo de los decretos 2047 y 3030 de 1990, así como de la necesidad de ejercer una permanente y exahustiva vigilancia sobre todas las facetas del proceso .

Considero que solamente a través del fortalecimiento de la Justicia y de un riguroso cumplimiento de la legalidad y de los principios últimos en que ella se fundamenta, podremos lograr los objetivos propuestos , puntualiza Arrieta.

Mejía fue puesto en libertad tras permanecer 44 días detenido en un proceso que, a juicio de la Procuraduría, estuvo plagado de irregularidades. El juez lo absolvió pese a que confesó su delito, luego de convocar la audiencia antes de que se agotaran los términos legales y, además, no esperó el recaudo de pruebas que habían sido solicitadas al exterior.

La decisión del juez quien ejercía de manera temporal ante la ausencia del titular ya fue objetada por el fiscal quien apeló ante el Tribunal Superior.

Mejía se declaró confeso de narcotráfico y aseguró que había trabajado para Carlos Ledher Rivas, en el trasiego de cocaína por el corredor establecido a través de Norman s Cay, en Las Bahamas.

Tras su presentación al juez,devolvió 60 mil dólares y un vehículo que, según dijo, eran producto de su actividad ilícita.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.