Secciones
Síguenos en:
DE LA CALLE DE LA RANA A LA FAMOSA AVENIDA 19

DE LA CALLE DE LA RANA A LA FAMOSA AVENIDA 19

A principios del siglo pasado tuvo más de un nombre: La Calle del Afán, La Calle Verde, La Calle Tapada de las Nieves y los más folclóricos se atrevieron a darle el más curioso de todos: La Rana. Para los bogotanos de hoy es simplemente la 19 o Ciudad de Lima. También ha sido famosa por las actividades: durante muchos años fue la calle de los libreros, quienes en diciembre compartían acera con los vendedores de juguetes. Y ni qué decir de las batallas de los pregoneros electorales a lo largo de sus cuatro carriles.

Hoy la Avenida 19 sigue conservando ese olor a feria que por muchos años la ha caracterizado.

A principios de siglo, la callecita, que nadie imaginó sería una gran avenida, medía tan solo ocho metros de ancho y se extendía desde la carrera 5a. hasta la carrera 13. Después con motivo de la visita del Papa en 1968 y con la apertura de dos nuevos carriles se inauguró oficialmente la Avenida 19.

Pero sin lugar a dudas lo más importante en la historia de la calle ocurrió en 1974. Fueron horas de tensión frente al televisor cuando ingenieros contratados por el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) trasladaron 28 metros hacia el sur el edificio Cudecom de cinco mil toneladas de peso, para darle paso a la expansión de la avenida.

La estatua de Miguel Antonio Caro no se escapó al desplazamiento. La figura del poeta y ex presidente de Colombia que se hallaba en la carrera 7a. con calle 19, encontró una mejor morada en el edificio de la Academia Colombiana de la Lengua.

En la actualidad, la Avenida 19 nace en la iglesia de Las Aguas en la carrera 3a. y empalma con las avenidas de las Américas y de la Esperanza, rumbo al occidente.

Los caminantes que diariamente circulan por esta vía, no saben que detrás de la contaminación visual, ambiental y de las grandes congestiones de tránsito, se esconde el lugar que combina muchos estilos de vida.

La diversidad de establecimientos ponen a saltar a los compradores de un sitio a otro: ópticas, restaurantes, almacenes de ropa, calzado, joyerías, repuestos para carros, bancos y corporaciones de ahorro.

Gracias a este despliegue comercial la avenida 19 se convirtió en un mercado persa difícil de organizar. La gente y los carros que transitan diariamente por sus calles, contribuyen a que este sector sea considerado como uno de los más congestionados de la ciudad.

Por esto comerciantes y residentes de la Avenida 19 decidieron crear una corporación cívica denominada Corem-19 para dar solución a uno de sus más graves problemas: la invasión del espacio público. Entre sus otros objetivos esperan promover el desarrollo social, cultural, industrial y comercial de la zona.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.