EN EL PEÑOL, SE VISLUMBRA OTRO FUTURO

EN EL PEÑOL, SE VISLUMBRA OTRO FUTURO

En el oriente medio antioqueño el agua sepultó una cultura pero dio origen a una nueva forma de vivir. Campesinos que habían generado sus ingresos del cultivo del maiz un día vieron inundadas sus tierras para lo que sería una de las más grandes represas de Suramérica.

24 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Pero sus gentes, emprendedoras, supieron cambiar la mula por la lancha, y el azadón por las redes de pescar.

Atrás quedaron los campesinos. De la masa de agua surgió una nueva cultura que supo medir el valor de su nuevo paisaje y generó incipientes empresarios del turismo.

Allí, en torno a la Represa de El Peñol, surgió entonces uno de los más solicitados sitios turísticos de Antioquia.

El agua, atrapada en medio de laberínticas montañas, atrajo a deportistas naúticos, amantes de la pesca recreativa, veleristas y paseantes en busca de un poco de solaz.

Y mientras propios y extraños aprendieron a sacar provecho de las aguas, la represa cumplió su labor de alimentar la Central Hidroeléctrica de Santa Rita.

Para los más regionalistas se convirtió en el pequeño Mediterráneo , dotado además de verdes montañas, la piedra más grande del mundo --El Peñol-- y dos pueblos que llevan en sí la idiosincrasia paisa: Guatapé y su arquitectura colonial, de calles estrechas y retorcidas; y El Peñol, moderno, de calles espaciosas bordeadas de cómodas casas y jardines, construido hace diez años cuando la represa inundó al Viejo Peñol.

El cambio de historia se asumió y llegó la hora de diseñar un Plan de Desarrollo Turístico para la región. Se busca que, en realidad, se pueda cumplir el viejo lema que tenía el primer municipio: El Peñol, paraíso turístico de Antioquia .

La iniciativa surgió con la reciente ampliación y pavimentación de los 62 kilómetros que unen a Medellín con la región. Como están las cosas es fácil preveer para el futuro inmediato un gran aumento del turismo. Por eso urge un ordenamiento del territorio turístico, desarrollo de la infraestructura turística básica, como alojamiento, alimentación, transporte y equipamento para recreación y esparcimiento.

El Plan se realizó por convenio entre la Corporación Autónoma Regional del Nare (Cornare) y el Colegio Mayor de Antioquia.

Propone incrementar el uso del Embalse de El Peñol en actividades recreativas y deportivas, lo que generará además empleo e ingresos para los 50 mil habitantes de la zona.

Contempla también la parte ecológica. Se debe armonizar el desarrollo del proyecto, con la protección de los recursos naturales, sacando el máximo provecho a las condiciones físicas de flora, fauna, agua y suelos, sin perjudicarlas. Sugiere también crear una entidad institucional, para que se encargue de todos los aspectos turísticos de la región, y coordine el proceso.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.