Secciones
Síguenos en:
LOS ERRORES DE UNA MALA FORMACIÓN SEXUAL

LOS ERRORES DE UNA MALA FORMACIÓN SEXUAL

Cuando los estudiantes reciben por vez primera su clase de Comportamiento y Salud ya es bastante tarde. Muchos han tenido que afrontar graves problemas: han quedado embarazadas, han abortado, tienen alguna enfermedad venérea o han sido víctimas de abusos sexuales. En sexto grado, el 6 por ciento de ellas ha tenido su primera experiencia sexual; y en el grado 11, el 9 por ciento. La proporción en los muchachos es mayor. El 35 por ciento se ha aventurado a experimentar en el mundo de las relaciones sexuales durante su sexto grado y el 63 por ciento en el grado 11.

Y no de la mejor manera. Hace tres años, por ejemplo, el primer motivo de consulta hospitalaria en mujeres entre los 15 y los 19 años correspondió al control de embarazos; y la tercera, a enfermedades de los órganos genitales.

En esa misma investigación del Ministerio de Salud se determinó que el 5.1 por ciento de la atención hospitalaria de mujeres entre 15 y 19 años constituyó en embarazos terminados en abortos.

Datos que no incluyen las elevadas demandas de jóvenes en lugares clandestinos y de mala reputación.

Cuando las jóvenes deciden continuar con su embarazo tienen, en la mayoría de los casos, que abandonar sus actividades escolares, presionadas por las directivas de los planteles educativos para que no den mal ejemplo al resto de sus compañeras. Un rechazo que repercute, tarde o temprano, en un distanciamiento hacia el hijo y posiblemente en su abandono.

Pero ese no es el único riesgo de una actividad sexual prematura y sin una correcta orientación. También genera un incremento en la propagación del sida y de las enfermedades de transmisión sexual.

El grupo más afectado, según el Ministerio de Educación, está en la franja entre los 25 y los 34 años. Le sigue el grupo de 15 a 24 años.

De acuerdo con una encuesta realizada por el Ministerio de Educación con el fin de conocer qué tanto se espera y necesita en esta área de formación, se encontró que los conocimientos de los alumnos sobre sexualidad se limitan a la parte biológica.

Aunque los jóvenes entienden de qué se tratan las enfermedades de tansmisión sexual no tiene claridad sobre las formas de transmisión y prevención: el 83 por ciento de las niñas y el 63 por ciento de los muchachos creen que la forma de evitar el contagio es no teniendo relaciones sexuales con desconocidos.

De acuerdo con los resultados, son pocos los jóvenes que confían en sus profesores y padres para tratar aspectos relacionados con el sexo porque los adultos manejan sus inquietudes con negativas o represión, esquivando respuestas para no comprometerse con temas engorrosos o tratándolos de manera superficial.

De ahí, que los jóvenes recurren a otras fuentes de consulta para el aprendizaje de la sexualidad como películas, revistas y libros pornográficos.

Ante la desinformación, por consejos de amigos, muchos jóvenes hombres son iniciados sexualmente en los prostíbulos.

Ese es otro problema. Un estudio auspiciado por la Cámara de Comercio de Bogotá determinó que el 28 por ciento de las mujeres que ejercen la prostitución en Bogotá son menores de 20 años y que un 2.6 son niñas entre los 9 y 10 años.

El Ministerio de Educación confirma que gran parte del problema en la formación sexual de los jóvenes está en la ausencia de orientaciones claras y de una política educativa que incluya parámetros de una educación sexual efectiva. Es decir, sin tapujos y a tiempo.

Uno de los aspectos que preocupa para lograrlo es la ausencia de docentes verdaderamente capacitados que inculquen una adecuada formación sexual. Sólo en algunos colegios se desarrolla, por iniciativa propia, programas de este tipo donde participan sicólogos, orientadores, médicos, docentes, padres de familia y alumnos.

Es por eso que el Ministerio de Educación organizó la semana pasada, y durante dos días, la Primera Consulta Nacional sobre Sexualidad con la participación de ochenta expertos. Cada uno de ellos ofrecieron sus puntos de vista, críticas y consejos para que el Ministerio diseñe, lo más pronto posible, una política sobre el tema, estructure programas y formule recomendaciones a las instituciones educativas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.