Secciones
Síguenos en:
PODER EN LA PUNTA DE LOS DEDOS

PODER EN LA PUNTA DE LOS DEDOS

Piense en el teléfono. Se usa constantemente para comunicarse, enviar fax y actividades como el telemercadeo. Ahora, si se une el teléfono a un computador, con su capacidad para procesar, administrar y almacenar información, las posibilidades se disparan. Actualmente, esa tecnología es real y se está expandiendo rápidamente por el mercado. En los hogares estadounidenses, se están reemplazando los limitados contestadores automáticos por los avanzados servicios de llamada/respuesta que ofrecen las compañías telefónicas locales.

Y los bancos están permitiendo a sus clientes pagar recibos y manejar otras transacciones de rutina utilizando su teclado telefónico.

Una de las soluciones de telecomunicaciones que hacen posible este tipo de aplicaciones es NAP (Network Application Platform), de la compañía Unisys, que actualmente tiene instalaciones bastante grandes en Estados Unidos y Europa.

NAP es un complemento de la serie A de Unisys, con aplicativos. Allí, el computador almacena mensajes para hacer llamadas. Posee una unidad inteligente para comunicarse, no a través de impresoras, cables ni periféricos, sino a través de un simple teléfono de teclado.

Las compañías tienen sus computadores, en los que almacenan y procesan la información de sus clientes y de la empresa misma; y Unisys se encarga de conectar las bases de datos a NAP y entregarlas a una empresa telefónica. En ese momento, todo se puede manejar desde un teléfono. Los clientes pueden tener la información que necesitan, pues el computador se encarga de suministrarla a una gran velocidad y sin errores.

NAP es una gran central de conmutación inteligente, un sistema multiprocesador flexible, con capacidad de almacenamiento de voz. El sistema está diseñado para integrar características tradicionales de conmutación de llamadas, con la capacidad de procesamiento y almacenamiento de datos de un mainframe.

NAP tiene aplicaciones en muchos campos. Un ejemplo: en agosto de 1990, el departamento de policía de Clovis (Nuevo México) recibió una extraña llamada de emergencia por su número 911. El que llamaba nunca dijo una palabra, pero tampoco colgó. A pesar del silencio, el sistema computarizado de emergencia de la policía pudo rastrear enseguida la llamada, ubicar la dirección y despachar una patrulla.

La persona que llamaba había sufrido un ataque cardíaco y había logrado llamar al 911 instantes antes de perder el conocimiento. La policía lo llevó al hospital y se salvó de morir.

La compañía telefónica rural (ENMR) de Eastern, Nuevo México, desarrolló el sistema 911 después de haber instalado NAP. El sistema es tan sencillo que cada operadora de emergencia sólo necesita un computador personal y un teléfono. Cuando entra una llamada, NAP usa un número de identificación automático programado para determinar su procedencia, desplegarla en la pantalla y reportarla a la operadora más cercana de quien llama (ya sea de policía, bomberos o emergencia de salud).

Como este, hay muchos ejemplos de aplicaciones de NAP. En telemercadeo, un computador con NAP es capaz de realizar 10.000 llamadas en una hora, mientras que el número promedio de una persona es 19.

Además, el coordinador de la encuesta puede saber simultáneamente el número y tiempo de llamadas, determinar el éxito de las mismas y obtener resultados instantáneos. NAP ahorra tiempo, operadoras, papelería...

Enorme mercado En 1988, en Estados Unidos, las regulaciones federales permitieron a las compañías de teléfonos ofrecer servicios de mensajes de voz. Con ello, nació un mercado de aproximadamente 125 millones de suscriptores telefónicos en el país.

Para proveer mensajes de voz a gran escala, las compañías necesitaban grandes sistemas de computadores. Y a comienzos de 1989, Unisys reveló su NAP, que básicamente convierte un poderoso computador de la serie A en parte integral de la red telefónica.

Desde entonces, las compañías telefónicas pueden operar múltiples servicios de mensaje desde un único computador de fácil manejo, en vez de una compleja colección de sistemas más pequeños , dice Unisys.

Doug Morgan, vicepresidente de plataformas de servicios agregados de Unisys, dice que con NAP, las compañías pueden crear nuevos servicios a medida que surgen las necesidades. Y con la variedad de sofisticadas herramientas de desarrollo de software, que incluyen software LINC de Unisys y corren en NAP, nuevas aplicaciones cuyo desarrollo habría tomado meses pueden ser creadas en cuestión de semanas .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.