BECKER Y LENDL BUSCAN LA CÚSPIDE

BECKER Y LENDL BUSCAN LA CÚSPIDE

Lanzado en busca de su quinta victoria en un torneo de Grand Slam pero, por encima de todo del número 1 mundial, el tenista alemán Boris Becker saldrá como favorito este domingo para jugar la final del Abierto de Australia ante el checoslovaco Iván Lendl. Relativamente aventajado por su menor esfuerzo ayer viernes, porque Patrick McEnroe solo le presentó batalla en el primer set --que ganó en tie-break, dicho sea de paso--, el alemán tendrá un obstáculo mayor en Lendl que, después de perder pie en 1990, aspira a regresar a la cúspide mundial.

26 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Lendl debió batallar a fondo para eliminar al sueco Stefan Edberg, tras cinco sets encarnizados y 4 horas, 2 minutos de combate que lo vieron, inclusive, salvar dos pelotas de match en su contra.

Por su parte Edberg, que daba la impresión de disputar algo más que una semifinal --una polémica lo opone a Lendl al que se adjudicó el título mundial 1990, pese a su flojo desempeño--, pareció excesivamente descontrolado durante casi toda la partida y en especial en el quinto set.

Después de desperdiciar la doble ocasión de ganar el set final al aplastar en la red una volea de revés y cometer una doble falta, Edberg dio la impresión de haberse dejado invadir por el desaliento, como pocas veces le ha ocurrido.

Imperturbable, después de recordar, sin la menor inflexión, que su rival hizo nada menos que 11 dobles faltas, Lendl aseguró que todavía tengo trabajo por delante, no vine a Melbourne solo para vencer a Edberg en la semifinal y presentarme sin más en la final sino para ganar el Abierto de Australia .

Vencedor en las dos últimas ediciones del torneo, en el umbral de los 31 años --que cumple en marzo próximo--, Lendl mostró sobre el court que perdió poco y nada de su velocidad, de su fuerza y de su ambición ganadora.

Para poner en caja a ese Lendl hará falta un Boris Becker en su mejor forma y, sobre todo, más sereno que al comenzar la semifinal de este viernes donde desperdició el primer set después de haber estado al frente por 3-0 y cometer faltas, que no le son habituales, por exceso de nerviosismo.

Pero la pérdida del tie-break23 aces obtenidos a lo largo de todo el match.

Con algo más de calma, al concluir Becker recordó que mis últimos partidos con Lendl fueron terriblemente parejos, casi siempre de muy buen nivel. Pienso tener una ligera ventaja sobre Lendl, porque este viernes tuvo que trabajar como un forzado para dar vuelta y ganar un match indeciso hasta el último set .

Para Becker la fórmula de la victoria pasa por una conjunción de factores: entre ellos sacar bien, mantener la concentración y conservar la frescura física .

Los dos primeros corresponden, sin duda, a su comportamiento; el tercero, a la temperatura que reine en Melbourne este domingo. Nadie ignora que el alemán teme la canícula; y el fuerte aumento de temperatura, que pronostican los meteorólogos, puede ser un precioso aliado para Lendl.

Cuando toda Melbourne siente llegado el momento de los pronósticos entre la yugoslava Mónica Seles y la checoslovaca Jana Novotna en la final femenina, el alemán Boris Becker y el checoslovaco Iván Lendl en la masculina, pocos advirtieron que una vez más son los tenistas europeos quienes se quedarán con el premio mayor.

Estadísticamente, en tanto Jana Novotna lleva ínfima ventaja a Seles por el simple hecho de haber ganado hace dos años el único partido que las enfrentó, la final Becker-Lendl desemboca en la perplejidad absoluta porque cada uno ganó 9 de los 18 partidos que los enfrentaron en su campaña profesional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.