Secciones
Síguenos en:
LOS PEUGEOT SE LLEVARON TODO

LOS PEUGEOT SE LLEVARON TODO

Un año después de su primera victoria, la marca francesa Peugeot consiguió una nueva hazaña al copar ayer en el circuito de la Sarthe, para sorpresa de todos, las tres primeras posiciones en las 24 Horas de Le Mans. Nadie esperaba esta hegemonía de la marca francesa que esta noche abandonará las competencias deportivas sobre todo cuando Toyota se anunciaba como un temible adversario.

Nadie esperaba tampoco la victoria de un equipo de neófitos compuesto por el australiano Geoffrey Brabham dos participaciones y dos abandonos y dos debutantes franceses, Christophe Bouchut y Eric Helary, frente a la experiencia de sus compañeros de escuadra Yannick Dalmas (ganador el año pasado) de Thierry Boutsen y Teo Fabi (segundos a una vuelta), por un lado, y Jean Pierre Jabouille, Philippe Alliot y Mauro Baldi (terceros, a ocho), por otro.

Incluso Peugeot parecía estar en posición delicada. El anuncio del rechazo de la dirección de la empresa de pasar a Fórmula 1, a principios de abril, podía provocar un traumatismo irreparable, desmotivar al equipo francés.

Cuando se tomó la decisión, cada cual quiso vivir el momento presente , dijo el director técnico de Peugeot, Andre de Cortanze. El equipo se centró en Le Mans, y sólo en Le Mans.

El anuncio de la partida el primero de julio del general , Jean Todt, a Ferrari era otro elemento de posible frustración para la escudería. Pero el resultado fue lo contrario, cada miembro del equipo lucho al máximo por vencer en Le Mans.

Antes de partir de Peugeot quiero decirles que estoy orgulloso de haber dirigido este equipo, que todavía tiene muchas cosas que realizar y espero que Peugeot le dé la posibilidad de hacerlas , dijo Todt en alusión al anunciado abandono de la marca del deporte de alto nivel.

Miles de kilómetros, siete sesiones de simulación, el esfuerzo de ingenieros y mecánicos. Esta ha sido la receta de la victoria de Peugeot frente a Toyota, el adversario nipón que trató de domar al León (símbolo de Peugeot) este fin de semana.

Pero Toyota no preparó la carrera tan bien como los franceses.

Lo esencial del presupuesto fue destinado a mejorar el coche, en detrimento de las pruebas , explicó el francés Pierre-Henri Raphanel, que al volante del auto japonés número 37 figuró como favorito junto a sus compañeros británicos Kenny Acheson y Andy Wallace.

Sólo realizamos tres simulaciones, demasiado poco , reconoció. Los problemas de Toyota fueron la prueba de ello.

Los bólidos del constructor japonés eran sin duda los más potentes. Pero Toyota cometió un error táctico. No integramos suficientemente el parámetro del tráfico, indicó Raphanel. Con los autos lentos nunca pudimos marcar nuestro ritmo .

Toyota perdió la batalla de Le Mans. Peugeot ganó brillantemente con un ritmo infernal a pesar de un calor peligroso para las mecánicas. El León y Jean Todt deseaban despedirse con un buen resultado. Ahora se pueden retirar satisfechos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.