Secciones
Síguenos en:
CÁMARA ACUSA AL SENADO POR EL ESTATUTO

CÁMARA ACUSA AL SENADO POR EL ESTATUTO

Los senadores ponentes del proyecto de estatuto de Bogotá fueron acusados por sus colegas de la capital en la Cámara como reponsables de que ese proyecto no se haya convertido en ley. La acusación se endereza principalmente contra el senador Rafael Amador, quien propuso algunas modificaciones al proyecto aprobado en la Cámara. Pero también figuraron como ponentes Julio César Turbay Quintero, Gabriel Melo Guevara, Ricaurte Losada Valderrama y Vera Grabe.

El proyecto estuvo en la Cámara desde el 20 de julio de 1992, hasta fines de mayo de 1993. En el Senado permaneció 33 días.

Los miembros de la Cámara dicen en uno de los apartes de su declaración: Desde ya queremos indicar el peligro de que el impuesto de valorización por beneficio general que había sido negado por la Cámara en pleno, sea revivido por decisión del Ejecutito, ante lo cual, la responsabilidad política tendrá que ser asumida por quienes permitieron la pérdida de la iniciativa de parte del Parlamento .

La declaración está firmada por Melquiades Carrizosa, vicepresidente de la Cámara; Marco Tulio Gutiérrez, Mario Rincón Pérez, Roberto Camacho W., Jaime Arias Ramírez, Telésforo Pedraza Ortega, Ramiro Lucio Escobar, José Fernando Castro Caycedo, Gillermo Martínezguerra, Manuel Cepeda Vargas, Edmundo Guevara Herrera y José Narciso Jamoiy. También aparecen los nombres de Viviane Morales Hoyos, Jairo Clopatofsky, Carlos Julio Gaitán, Jesús Artunduaga e Iván Name Vásquez, pero no están las firmas.

Tras recalcar el interés que ellos pusieron en el estudio del proyecto, los representantes dicen que por decisión de los senadores ponentes del proyecto este se hundió con el pretexto de que no había tiempo para su trámite . Alegan de que en caso de declaratoria de urgencia el proyecto puede tramitarse en treinta días, no solo en una de las Cámaras sino en las dos.

Al insistir contra sus colegas de Congreso, los representantes recuerdan lo que hicieron a favor de la Ley 1a. de 1992 (ley de las JAL) y dicen que eso lo hicieron a pesar de que algunos senadores pretendieron pelechar del esfuerzo aquí realizado que permitió contra viento y marea la primera elección de ediles en mayo de 1992 .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.