MASTERCARD Y VISA, ANTE PAGO DE ALTA INDEMNIZACIÓN

MASTERCARD Y VISA, ANTE PAGO DE ALTA INDEMNIZACIÓN

Los gigantes de las tarjetas de crédito, Visa USA Inc. y MasterCard International Inc. podrían enfrentar daños por más de US$39.000 millones si los minoristas estadounidenses ganan una demanda antimonopolio ante la Corte Suprema, según nuevos documentos.

06 de junio 2002 , 12:00 a. m.

Los gigantes de las tarjetas de crédito, Visa USA Inc. y MasterCard International Inc. podrían enfrentar daños por más de US$39.000 millones si los minoristas estadounidenses ganan una demanda antimonopolio ante la Corte Suprema, según nuevos documentos.

El caso enfrenta a los principales minoristas de Estados Unidos, incluyendo a Wal-Mart Stores Inc., Sears Roebuck & Co. y Safeway Inc., con los bancos más importantes que, en conjunto, son dueños de las principales asociaciones de tarjetas de crédito.

En juego está la cuestión de que si Visa y MasterCard pueden obligar a los comercios minoristas a aceptar sus tarjetas de débito, que implican comisiones de procesamiento de operaciones mucho más altas que las de las tarjetas de crédito convencionales.

Visa y MasterCard han solicitado a la corte suprema rechazar una resolución de hace un año que calificó el caso como una demanda colectiva, lo que significa que, de ganar la demanda, prácticamente cada comercio de EE.UU. tendría derecho a recibir indemnización.

Visa y MasterCard introdujeron hace una década sus tarjetas de débito, diseñándolas de modo que pareciesen de crédito y funcionasen de manera idéntica en las tiendas. Las tarjetas de débito descuentan efectivo directamente de una cuenta de cheques, mientras que las compras a crédito se facturan más tarde, en la forma de deuda.

A los bancos les gustan las tarjetas de débito Visa y MasterCard porque ganan más dinero con ellas. Pero los minoristas aseguran que procesar las tarjetas de débito de Visa y MasterCard como si fueran de crédito les cuesta US$1,49 por cada US$100, frente a los US$0,09 por las tarjetas de débito en línea.

Para asegurarse de que sus tarjetas de débito tomaran vuelo, Visa y MasterCard impusieron la regla de se aceptan todas las tarjetas en los establecimientos minoristas, forzándolos a aceptar las nuevas tarjetas de débito si querían seguir recibiendo las omnipresentes tarjetas de crédito Visa y MasterCard.

Es poco probable que la demanda concluya con Visa y MasterCard pagando US$39.000 millones. Si los comerciantes se imponen en la corte, las compañías de tarjetas de crédito podrían declararse en bancarrota o, lo que es más factible, buscar un arreglo que podría incluir cambios ordenados por la justicia a las reglas que imponen a los minoristas, y posiblemente un acuerdo de varios miles de millones de dólares.

Pero la trascendencia del caso va más allá del dinero.

Una victoria de los minoristas podría darle nueva forma al sistema de pagos electrónicos en un futuro, ampliando la competencia y mermando seriamente la cuota combinada de un 70% del mercado tradicional de las dos compañías de tarjetas de crédito.

Si, por otro lado, ganan las empresas de tarjetas de crédito, podrían usar su dominio del mercado para mudarse hacia nuevos sistemas de pagos por Internet, justo cuando muchas de las transacciones de consumidores y empresas ya se están moviendo en línea.

Las tarjetas de débito de Visa y MasterCard representan un volumen anual de transacciones de US$263.000 millones.

La Corte Suprema anunciará el lunes si acepta el caso.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.