CÍRCULOS DE LA DISCORDIA

CÍRCULOS DE LA DISCORDIA

La declaración de guerra lanzada el martes por los Comacates contra los Círculos Bolivarianos que atenten contra la propiedad y la vida de los venezolanos puso de nuevo en el paredón a estos grupos creados por el presidente Hugo Chávez.

06 de junio 2002 , 12:00 a. m.

La declaración de guerra lanzada el martes por los Comacates contra los Círculos Bolivarianos que atenten contra la propiedad y la vida de los venezolanos puso de nuevo en el paredón a estos grupos creados por el presidente Hugo Chávez.

El hecho de que los Comacates -según ellos, coroneles, mayores, capitanes y tenientes activos de las Fuerza Armada , opuestos al régimen chavista- hayan enfilado sus baterías contra los círculos es apenas una prueba de la gran preocupación que existe en ciertos sectores de Venezuela sobre el tema.

Los Círculos Bolivarianos nacieron hace poco más de dos años, bajo el mando del hoy ministro del Interior y Justicia y ex vicepresidente, Diosdado Cabello, en teoría, como grupos de vecinos para hacer trabajo comunitario y promover la política revolucionaria del gobierno chavista.

El Gobierno parece hoy más entusiasmado que nunca con ellos. Cabello sostiene con orgullo que ya son más de 100.000 círculos (de un millón de personas, a un promedio de 10 por grupo) y el presidente Chávez, el 14 de mayo, negó rotundamente que fueran grupos parapoliciales o armados y anunció que por su utilidad como redes sociales serían repotenciados .

De qué se les acusa.

Sin embargo, y a pesar del discurso social, se han visto enredados en situaciones polémicas que han tendido un manto de duda sobre sus verdaderas intenciones. Como la del pasado 11 de abril, cuando uno de sus integrantes fue grabado en video mientras disparaba a la multitud que se dirigía hacia el palacio de Miraflores.

Ya habían sido blanco de críticas por estar supuestamente involucrados en los ataques a medios de comunicación y a opositores en la Universidad Central. Y luego se dijo que, tras el fallido golpe de Estado del 12 de abril, atacaron tiendas y supermercados para facilitar el regreso de Chávez.

Según el diario The New York Times, su semejanza con los comités socialistas de Cuba es indiscutible. Médicos y entrenadores deportivos cubanos han llegado a Venezuela para trabajar en las barriadas donde funcionan los Círculos Bolivarianos .

Y la oposición, los compara también con los congresos populares libios y los comités civiles que respaldaron a Manuel Antonio Noriega antes de que Estados Unidos invadiera Panamá.

Dos o tres tareas.

De acuerdo con toda la información que se ha podido recopilar sobre los Círculos cabría decir que cumplen dos tipos de tarea, fundamentalmente.

Una primera, la de los círculos buenos (ver página 1-3). Los que hacen trabajo cívico, presentan propuestas al gobierno para proyectos de mejoras en su comunidad como tapar huecos, organizar grupos de jóvenes o construir campos deportivos.

En el 2001, el Gobierno invirtió por lo menos 23 millones de dólares (unos 53.000 millones de pesos) del Fondo de Desarrollo Intergubernamental, según dijo a la prensa Aurora Morales, directora de doctrina del Movimiento V República (MVR), que respalda a Chávez.

Y el propio presidente anunció recientemente 140.000 millones de bolívares (unos 250.000 millones de pesos) más, para ellos.

En segundo lugar, en una función más de orden político, adoctrinan a la población de estratos populares. Los grupos se encuentran en azoteas o garajes, una o dos veces por semana, a recibir clases de economía solidaria, historia de Venezuela, cooperativismo y sociología. Pero también -según le contaron a EL TIEMPO varios miembros de círculos- les dan clase de marxismo, se promueven tesis antineoliberales y mecanismos para enfrentar la dominación transnacional .

Ambos escenarios preocupan a la oposición, pues consideran inaceptable que la creación, financiación y dirección de los círculos se promuevan directamente desde el Palacio de Miraflores.

Un partido puede organizarse, pero no desde el gobierno ni con los recursos financieros y logísticos del Estado , dice Teodoro Petkoff, director del vespertino Tal Cual.

Y es que pocos dudan que los círculos son garantía para el control del Gobierno en las barriadas urbanas. No en vano, documentos del MVR consignan: la oligarquía está bien organizada y ejecuta una campaña contrarrevolucionaria constante y efectiva", e instan a que cada barrio popular responda con "una comisión de defensa revolucionaria". Así como, un manual de los Círculos en su página 10 plantea: "Los Círculos Bolivarianos atenderán las directivas políticas del presidente Hugo Chávez Frías y del Comando Supremo Revolucionario Bolivariano".

Armados?.

También existe, según muchos de sus críticos, una tercera tarea: la de armarse para una eventual confrontación en defensa de la revolución. Algunos testimonios lo confirman (ver nota anexa).

Aunque no hay pruebas de ello, uno de sus miembros, que vive en el barrio 23 de enero, dice que habrían por lo menos 400 personas de Círculos que tienen algún tipo de arma en su poder y que están dispuestos a salir a defender la revolución .

El general Manuel Rosendo, ex jefe del Comando Unificado de la Fuerza Armada Nacional y aún presidente de la Fundación Proyecto País, a través de la cual se administra el Plan Bolívar 2000, admitió hace un par de semanas que en el despacho que ocupó hasta el 11 de abril cursan averiguaciones sobre la existencia de Círculos Bolivarianos armados.

"No hemos producido todavía la inteligencia, pero hay bastantes indicios y elementos que respaldan esa presunción", dijo Rosendo durante su interpelación ante la Asamblea Nacional.

Personas cercanas al gobierno reconocen que un buen número de sus seguidores puede estar preparados para la violencia. Pero desmienten que sea parte del gran plan del presidente Chávez.

"No tengo la menor duda de que en estos Círculos Bolivarianos hay personas armadas, pero no creo que tengamos unas fuerzas armadas paralelas", dijo a la prensa Rafael Simón Jiménez, un aliado crítico de Chávez que ocupa la primera vicepresidencia de la Asamblea Nacional.

A todas estas, el Gobierno sigue defendiendo a capa y espada sus Círculos. Tanto Cabello como el Presidente alegan que existe una labor de desinformación con el objeto de satanizar a los círculos.

En su última intervención ante un grupo de diputados el viernes, Chávez dijo que es tal el nombre que han ganado los Círculos que ahora lo conforman sindicatos, ambientalistas, ancianos, niños y hasta personas que se encuentran en el exterior como los del Bolivarian Circle of Houston.

Una dirigente comunitaria y miembro de un círculo de la zona de Catia sostiene que no se les puede considerar como una parte del MVR sino que son de naturaleza autónoma y que además de pretender el desarrollo comunitario buscan reivindicar los valores de la patria y sus máximos representantes, como Simón Bolívar.

Un miembro de un Círculo en una zona popular denominada la Dolorita sostiene que ellos están armados de valor, ganas de trabajar y una esperanza que nunca nadie les había dado. Esas son nuestras verdaderas armas . Otros, de Maracaibo mostraron en la televisión sus machetes para enseñar sus armas y dijeron que las utilizan para sembrar y no para pelear.

Lo cierto es que a pesar de todas estas explicaciones, cuando se le pregunta en la calle a un transeúnte su opinión sobre los círculos, gran parte de ellos los ven con recelo, porque consideran que por lo menos un importante número están armados y dispuestos a dar la batalla cuando sean requeridos.

FOTO/El Nacional. Venezuela - GDA.

El gobierno dice que hay unos 100.000 Circulos Bolivarianos en Venezuela. Cada uno tiene un promedio de 10 miembros. Se reúnen en azoteas y garajes de barrios populares.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.