RAFAEL FORERO TODO POR EL CICLISMO

RAFAEL FORERO TODO POR EL CICLISMO

Su lema parece ser donde hay deporte ahí estamos y no es de ahora, pues a los 15 años en una bicicleta Biaucci, que le costó 35 pesos, compitió en varios certámenes incluso en uno con Pajarito Buitrago. A esa edad le fascinaban también el boxeo y la lucha libre. Sinembargo, el deporte de las bielas fue el que lo atrapó. A sus 52 años, Rafael Forero le dedica un 90 por ciento de su tiempo. El restante lo llena en su taller de reparación de bicicletas, leyendo las biografías de Napoleón, Bolívar y Julio César. También ve películas sobre las grandes guerras de la humanidad y se empapa de los últimos descubrimientos del cosmos. El día no lo empieza sin leer su horóscopo.

23 de enero 1991 , 12:00 a. m.

Lo único que lo entristece un poquito es que, de pronto, no esté vivo en el año 2.040 para poder viajar en alguna nave espacial y ver, ahí sí de bien cerca, las estrellas que le anuncian diariamente su futuro.

Vive enamorado de la isla de San Andrés en donde descansa cada vez que puede. Aunque eso es relativo, pues, desde 1964 organiza competencias ciclísticas en la región. Fue fundador de algunas ya desaparecidas o que acapararon otros departamentos como la Vuelta al Sur. De ellas tiene grandes recuerdos como cuando trajo un equipo español a pedalear en Girardot.

Cuando se dedica a realizar cualquier clásica, deja a un lado biografías, horóscopo, sus discos de Julio Iglesias y Carlos Julio Ramírez, y se entrega de lleno a la organización.

Entonces mide el trayecto, hace antesala donde sea pidiendo colaboración; habla con sus amigos de la federación; preside reuniones; envía invitaciones; organiza las salidas y llegadas; cronometra, suda y ordena. Lo hace desde la silla de ruedas donde se desplaza desde el año 54, debido a una lesión sufrida cuando estaba en el Ejército.

Su recio temperamento le ayudó a salir adelante y continuó con el deporte. Fue campeón de lanzamiento de jabalina en varias competencias especiales realizadas en el país.

Hace tres años, después de mucho batallar, logró la creación de la Clásica Ciudad de Girardot que se corre en noviembre. También logró crear la escuela de ciclismo Atanasio Gitardot, cuyo equipo lanzará por estos días, con patrocinio de una embotelladora local.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.