CEREBROS EN ACCIÓN

CEREBROS EN ACCIÓN

Cuando a la estudiante de ingeniería de Diseño de Productos de la Universidad Esfit Isabel Cristina Restrepo le dijeron que debería construir un carro para repartir correo, pensó que no iba a ser capaz.

02 de junio 2002 , 12:00 a. m.

Cuando a la estudiante de ingeniería de Diseño de Productos de la Universidad Esfit Isabel Cristina Restrepo le dijeron que debería construir un carro para repartir correo, pensó que no iba a ser capaz.

" Uno en quinto semestre, y meterse a hacer un carro", pero después pensé que era un reto y entonces me metí de lleno", dice la joven de 24 años.

Seis meses después, ella y otros compañeros de su equipo tenían un engonómico vehículo repartidor, parqueado dentro de la sala de exposiciones de Eafit.

La sala es compartida por otros 21 inventos y mejoraas, hechas por cerca de 90 estudiates del primer al sexto semestre.

"Proyecto final capítulo uno, premios A3OE" es la primera muestra hecha por la Organización Estudiantil de la universidad y la carrera de ingeniería de Diseño de Productos, como parte de las actividades académicas.

"De lo crudo a lo cicido" "Espacio doméstico", "Sistemas de transporte", "La producción" y "Máquinas" fueron las categorías que buscan solucionar problemas, con elementos funcionales.

Imaginación y trabajo.

"Todos los trabajos tenía que cumplir con criterios estéticos, de ergonomía, tener posiblidad de ser comercializados e integrar un componente social o cultural", explica Juan Diego Ramos, jefe del Departamento de Ingenieria de Diseño de Productos.

Pero entre la idea y la realidad hay mucha distancia. "Para construir el carro hubo que investigar de todo. Desde materiales para el chasis hasta la forma en que se desenvuelve un repartidor de correo", dice Isabel Cristina.

Encontraron que los servicios de entrega utilizan grandes camiones, poco prácticos para las ciudades, o motos con repartidores que apenas pueden llevar una mochila.

Por eso fabricacion un carro pequeño, sin puertas (para el fácil movimiento del repartidor), de una plaza, con un amplio panorámico, espacios para paquetes pequeños al lado del conductor y un compartimento para los más grandes atrás. Es capaz de cargar el equivalente a ocho mochilas.

Otros estudiantes diseñaron el Sity. Un auto cuyo vidrio frontal se eleva y al frente se convierte en una rampa por donde un discapacitado puede subir en silla de ruedas y, luego de asegurarla, desplazarse con manubrios, como los de una moto.

Alcanza 35 kilómetros por hora, tiene barras en el techo y tres ruedas que aeguran la estabilidad.

Esteban Aristizábal quien participó en la creación del Farmer, un carro multifuncional con un volco sostenido por cerchas (iguales a las que usan para los techos), explica que para ellos el reto resultó totalmente productivo.

"Es muy satisfactorio diseñar elementos que puedan salir al mercado, de acuerdo con nuestras necesidades. Este auto está hecho par allevar cosas de la finca, como canecas de leche, o bultos de café, y puede ser usado como motor para un generador de energía", dice.

Coincide con su compañera en que conseguir las piezas en los almacenes y talleres de la ciudad, soldar o ayudar a hacerlo, doblar pintar y terminar el vehículo le dio una dimensión distinta a su trabajo y sirvió para acumular conocimiento.

Hubo otras propuestas creativas. Entre otras una liviana mochila para caminantes que se convierte en litera, una sanduchera de tres puestos para cocinar y comer en ella, una grapadora que no usa resorte para mover las grapas, sino imán y hasta un sitio para vender café en el cementerioo San Pedro, especial para sus ya conocidas lunadas.

También diseñaron máquinas que se mueven con pedales o con presión y explican como funciona una lavadora de burbujas o una aspiradora. Estos probablemente terminen en el futuro parque Explora.

Los ganadores en cada categoría recibieron las estatuilla Indi (ingeniero de diseño) y 200 mil pesos en prendas de Girbaud. Antes la empresa privada ya se había vinculado a los proyectos, lo que redujo los costos.

Pintuco puso la pintura, Manufacturas Muñoz, donó algunas sillas y Briggs & Stratton los motore sde los vehículos.

Aun cuando seguramente son susceptibles de ser mejorados estos prototipos son innovadores, prácticos y hasta sorprendentes y divertidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.