Secciones
Síguenos en:
ARDIÓ LA ALCALDÍA DE BUCARAMANGA

ARDIÓ LA ALCALDÍA DE BUCARAMANGA

Los pisos 3,4,5 y 6 de la alcaldía de Bucaramanga se quemaron en su totalidad tras la propagación de un incendio que se inició a las 12 de la noche del viernes y que se prolongó hasta las 6 de la mañana de ayer.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de junio 2002 , 12:00 a. m.

Los pisos 3,4,5 y 6 de la alcaldía de Bucaramanga se quemaron en su totalidad tras la propagación de un incendio que se inició a las 12 de la noche del viernes y que se prolongó hasta las 6 de la mañana de ayer.

En esos pisos quedaban las oficinas de Planeación, la Personería, Prensa y las secretarías de Infraestructura y Medio ambiente, entre otras.

La oficina donde despacha el alcalde se salvo, ya que está en un edificio contiguo al que se incendió.

Al parecer, un corto circuito en el tercer piso habría sido la causa del incendio que se expandió con rapidez debido a que las llamas se alimentaron de los archivos y de centenares de documentos que estaban en las oficinas.

Hasta el momento, las pérdidas por la conflagración, que no dejó víctimas, se calculan en unos 10.000 millones de pesos.

Por eso un dejo de tristeza se dibujaba en el rostro de los primeros empleados de la alcaldía de Bucaramanga que ayer madrugaron a observar las ruinas que dejó el incendio.

Tomas González, funcionario de Planeación municipal, era uno de ellos. Llegó a las 6:00 de la mañana del sábado a mirar lo que quedó del edificio de la fase Uno de la alcaldía donde laboró los últimos 11 años.

Desde el parque García Rovira, miró los pisos tercero, cuarto y quinto totalmente destruidos por las llamas " Este era prácticamente mi hogar y estoy muy compungido y me produce tristeza", dijo.

A esa hora, 35 unidades del Cuerpo de Bomberos de Bucaramanga y 8 maquinas sofocaban las ultimas llamaradas de los pisos quinto y sexto. El trabajo había sido arduo durante toda la madrugada.

La emergencia se inició a las 12:00 de la noche cuando recibieron la voz de alerta de un funcionario que a esa hora todavía trabajaba en el edificio.

La gran cantidad de elementos de fácil combustión, sumado la falta de un sistema de detector de humo y de un sistema hidrante de regaderas automáticas, facilitaron la expansión de las llamas hasta el cuarto, quinto y sexto piso del Palacio Administrativo.

"Los elementos con que está hecho el edificio son altamente inflamables como tapetes, cortinas, papelería, redes eléctricas, madera e icopor. Todo eso es material inflamable", dijo Martha Lucia Vega Cárdenas, alcaldesa encargada.

Se quemaron archivos.

Algunas oficinas habían sido recientemente dotadas con muebles nuevos como la de Infraestructura en el piso cuarto.

Los archivos de todas las dependencias quedaron convertidas en cenizas. Nancy Ojeda, funcionaria de la oficina de Salud, estaba preocupada. " No sabemos que va a pasar con todos nosotros", dijo.

Ayer mismo, los directores de las dependencias de la administración municipal, que fueron afectadas por el incendio, se reunieron en las oficinas del edifico fase Dos para implementar un plan de contingencia y evaluar por cada dependencia las perdidas materiales que ocasionó el siniestro.

El capital Wilson Pineda, del Cuerpo de Bomberos, corroboró que el desarrollo del incendio fue muy rápido. " Nuestras unidades las concentramos en hacer un ataque defensivo para no dejar pasar las llamas a la segunda fase de la alcaldía, y tratar de proteger los pisos inferiores".

La dificultad que tuvo el cuerpo de Bomberos se presentó en el trabajo de altura, debido a que la maquina de bomberos numero seis no se encontraba disponible, por eso se vieron obligados a utilizar vehículos canasta de la Electrificadora de Santander para atacar el incendio desde arriba.

Un grupo de ingenieros también realizaba ayer una evaluación estructural de la edificación, debido a las altas temperaturas a que se sometió por el incendio. La evaluación permitirá determinar si es necesario demoler algunas partes del edificio o reacondicionar nuevamente la estructura.

Lo cierto de todo es que el cielo se cubrió de gris durante la madrugada del sábado en Bucaramanga porque el edifico mas visitado en esta ciudad, fue destruido por el poder del fuego.

FOTO/Edgar Vargas.

Se quemaron las oficinas de Planeación, la Personería y las secretarías de Infraestructura y Medio ambiente, entre otras.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.