RETOQUES A LAS PREGUNTAS

RETOQUES A LAS PREGUNTAS

La ampliación de las causales de pérdida de investidura para los congresistas, diputados y concejales y una reforma a fondo de la Organización Electoral fueron, entre otros, los temas que trataron el Gobierno y los 20 legisladores ponentes del proyecto de referendo.

01 de septiembre 2002 , 12:00 a.m.

La ampliación de las causales de pérdida de investidura para los congresistas, diputados y concejales y una reforma a fondo de la Organización Electoral fueron, entre otros, los temas que trataron el Gobierno y los 20 legisladores ponentes del proyecto de referendo.

En dos jornadas de trabajo que se cumplieron el jueves y viernes pasado, el ministro del Interior y de Justicia (e), Fernando Londoño, y los 11 ponentes del Senado y los nueve de la Cámara discutieron una a una las 16 preguntas del referendo. El sitio de encuentro fue el Club El Nogal.

En la primera reunión se avanzó en los primeros cinco puntos del referendo. El segundo encuentro se logró un consenso sobre otros ocho temas. Tres aspectos: la reducción del tamaño del Congreso, el anticipo de las elecciones y el desmonte del servicio militar obligatorio pasaron a consulta del presidente Alvaro Uribe.

En medio de las discusiones se propuso incluir dos temas nuevos: una reforma integral a la Organización Electoral y consultar al constituyente primario sobre la eliminación de la Comisión Nacional de Televisión. Los dos temas quedaron planteados, pero no hubo un acuerdo final.

Uno de los primeros puntos a revisión fue el del voto nominal. El proyecto de referendo contempla que el sufragio de los congresistas sea público y cantado en el momento en que se les llame a lista.

En la reunión del jueves pasado se mencionó que no todos los proyectos que se discuten tienen el mismo grado de trascendencia y se invocó el caso de temas como el de la seguridad nacional. Por eso se propuso que se mantuviera para esas situaciones el voto secreto. Al final de la discusión no hubo consenso y es factible que en la próxima reunión, que se cumplirá el jueves, se retome la discusión.

Frente a las suplencias, el senador Roberto Gerlein muy a su estilo de anécdotas y frases cargadas de fino humor, defendió esa figura. Sin embargo, fue derrotado por sus compañeros, quienes pidieron acabar con el controvertido carrusel de las suplencias.

Como el punto de las facultades de las corporaciones de elección popular en la dirección de control y de la hacienda pública originó discusión por sus alcances, ya que podrían revivir los auxilios parlamentarios, a través de la distribución del presupuesto, se decidió mejorar la redacción de esa propuesta para hacerla más eficaz y estricta , dijo el senador Antonio Navarro.

Para cumplir esa misión se designó una comisión integrada por Navarro, Rafael Pardo, Andrés González y tres representantes a la Cámara.

Al llegar a la iniciativa de quitarle las funciones administrativas al Congreso, los ponentes le dijeron a Londoño que el Gobierno se había quedado corto en el alcance de ese tema. Fue en ese momento en que el ministro permitió que le introdujeran modificaciones más sustanciales al referendo. Por ejemplo, se propuso desmontar la potestad que tendrían las mesas directivas del Congreso para ejercer vigilancia sobre el administrador de esa corporación. Esa tarea se dejaría a otro organismo estatal. La próxima semana se presentará la redacción de un nuevo artículo.

Seguidamente se discutió el punto de reducción del Congreso. Sobre el particular, Gerlein comentó que el Legislativo se ha venido reduciendo, ya que todos los días crece la tasa poblacional, pero el número de parlamentarios está congelado . Inclusive se dijo que si se aplicara el último censo de población, el número de representantes podría superar los 240 y hoy tiene 166.

Los ponentes, a excepción de Darío Martínez, se mostraron amigos del bicameralismo. Al no existir consenso se propuso presentar una propuesta alternativa y, además, consultar a Uribe sobre ese tema.

Lo mismo aconteció con la propuesta de anticipar las elecciones. Se dijo que si el Congreso realiza las reformas que el país requiere no habría necesidad de revocarlo. A pesar de los argumentos a favor y en contra se decidió dejar el tema en manos del Jefe del Estado.

Respecto al tema de la pérdida de investidura se ampliaron las causales de la desinvestidura para los congresistas y esa figura se hizo extensiva a los concejales y diputados.

Tras considerarse que la Ley 617 había disminuido de manera sustancial los excesos que tenían los diputados y concejales, decidimos retirar ese punto del referendo , comentaron Navarro y el representante Armando Benedetti.

Sobre la eliminación del servicio militar obligatorio no hubo consenso. Los senadores Germán Vargas y Rafael Pardo recordaron que podría presentarse un problema de déficit fiscal por cuanto no hay dinero suficiente para aumentar el número de soldados profesionales. Ante la división existente frente al tema se optó por elevar la consulta a Uribe.

Foto:.

En manos del presidente Alvaro Uribe quedó la propuesta del referendo de eliminar el servicio militar obligatorio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.